03:48 GMT +320 Noviembre 2018
En directo
    Palacio de Gobierno en La Paz, Bolivia (imagen referencial)

    Gobierno de Bolivia ratifica el pago del segundo aguinaldo

    CC BY-SA 3.0 / Caleidoscopic / Palacio de Gobierno en La Paz, Bolivia.
    América Latina
    URL corto
    0 0 0

    LA PAZ (Sputnik) — El Gobierno de Bolivia ratificó que la administración pública y el sector privado deberán pagar a fin de año un segundo aguinaldo, o sueldo extra, considerado desestabilizador e injusto por la Confederación de Empresarios Privados (CEPB).

    "El pago del doble aguinaldo es irrevisable, sustentado en cifras oficiales de crecimiento, y ratificamos nuestra convocatoria al empresariado a dialogar sobre medidas que faciliten el cumplimiento de esta obligación", dijo el ministro de Economía, Mario Guillén.

    La autoridad hizo la declaración, divulgada por su oficina de prensa, al día siguiente de que la CPEB rechazó pagar el bono extraordinario, advirtiendo que se reuniría con el Gobierno sólo para pedir la revisión de la medida.

    El segundo aguinaldo es un sueldo extraordinario creado hace cinco años por el Gobierno izquierdista de Evo Morales, pagadero a fin de año si el crecimiento económico anualizado, medido a junio, es de al menos 4,5%.

    El beneficio, llamado "esfuerzo por Bolivia", se pagó de 2013 a 2015, pero no los dos años siguientes, y fue repuesto en 2018 debido a que el crecimiento anualizado del Producto Interno Bruto (PIB) a junio pasado llegó a 4,61%, según el Instituto Nacional de Estadística.

    El pronóstico oficial de crecimiento del PIB para este año es 4,7%,

    Respondiendo a críticas empresariales, Guillén dijo que el bono no tendrá efectos negativos, sino todo lo contrario.

    "El doble aguinaldo inyectará el equivalente de 1.000 millones de dólares a la economía nacional, que en gran parte costearán un aumento de la demanda interna, con beneficio para la gran industria y particularmente para las empresas medianas y pequeñas, que tendrán una mayor demanda", aseguró.

    Agregó que el Gobierno escuchará las preocupaciones de los empresarios, para facilitar el pago del bono extraordinario, pero descartó la posibilidad de anularlo porque es una política de redistribución de la riqueza de la que forman parte también otros bonos y subsidios para escolares, madres y ancianos.

    La posición gubernamental fue respaldada por la Central Obrera Boliviana (COB), que agrupa a todos los sindicatos del país.

    "Sí o sí se paga el doble aguinaldo, los empresarios mienten al decir que están enfrentando problemas", dijo a reporteros el líder de la COB, el minero Juan Carlos Guarachi.

    La CEPB, en su declaración emitida en la noche del 17 de octubre, dijo que Morales y su vicepresidente Álvaro García actuaban en acuerdo con la COB y deberían asumir "la responsabilidad de hacer un análisis minucioso del mal que se está causando con esta medida, y que consideren su ajuste o incluso su anulación".

    Más aquí: El Gobierno de Bolivia confirma el pago doble de aguinaldo debido al crecimiento económico

    La organización advirtió sobre "los graves riesgos que se está generando sobre la economía de las personas más vulnerables", en alusión a anuncios de diversas empresas de que harían despidos de personal para compensar el alza de sus costos laborales.

    La CEPB cuestionó también el "índice inadecuado de crecimiento interanual" que sirve de base para decretar el pago extraordinario, porque no consideraría las diferencias entre empresas y regiones.

    El segundo aguinaldo, agregó, "constituye una severa amenaza a la estabilidad, sostenibilidad y crecimiento" del sector privado, el empleo formal y las inversiones.

    Te puede interesar: Evo Morales: Bolivia es el país más fuerte y el que más creció de América del Sur

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik
    Etiquetas:
    salarios, economía, pago, CEPB, Bolivia