15:27 GMT +316 Noviembre 2018
En directo
    Un soborno

    Importante empresario argentino negó sobornos durante el Gobierno anterior

    CC BY 2.0 / Chris Potter
    América Latina
    URL corto
    0 01

    BUENOS AIRES (Sputnik) — Uno de los empresarios argentinos más importantes del país, vinculado al sector energético, Marcelo Mindlin, aseguró en declaración indagatoria que nunca le fue sugerido un pago ilegal durante el Gobierno anterior, según confiaron a Sputnik fuentes judiciales.

    Dueño de la petrolera Pampa Energía y de la constructora Iecsa, Mindlin presentó en su defensa un escrito ante el juez instructor de la causa, Claudio Bonadío, en el que negó las acusaciones sobre una supuesta asociación ilícita, motivo por el que está procesada la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner (2007-2015), actual senadora.

    El empresario, cercano al presidente Mauricio Macri, sí reconoció haberse reunido ocasionalmente con el exministro de Planificación, Julio de Vido, en prisión acusado de fraude al Estado, y con quien fue su mano derecha, Roberto Baratta.

    La oficina de Mindlin aparece en los cuadernos de Oscar Centeno, un chófer que dejó constancia de los viajes que hacía para Baratta y en los que supuestamente hubo intercambio de valijas y bolsos con dinero entre altos empresarios argentinos y funcionarios de las administraciones de Néstor Kirchner (2003-2007) y de Fernández.

    El empresario negó que hubieran pasado por su oficina para pedir una coima, por lo que "hubo al menos una equivocación de Centeno".

    Durante la gestión anterior, las empresas del sector eléctrico atravesaban un mal momento económico, y además no estaban subsidiadas, por lo que no había sobornos que reclamar, según alegó Mindlin ante el juez.

    Temas relacionados: Juez argentino rechaza pedido de detención de poderoso sindicalista acusado de corrupción

    En 2017 el empresario compró Iecsa, empresa de la familia Macri, a Angelo Calcaterra, primo del presidente y procesado en la causa.

    Una veintena de empresarios declararon hasta ahora como arrepentidos en el marco de esta causa y reconocieron que pagaban sobornos para conseguir contratos de obra pública durante las tres administraciones de los Kirchner.

    Bonadío los procesó por los delitos de asociación ilícita, dádivas y cohecho en base a las anotaciones que hizo Centeno.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik
    Etiquetas:
    sobornos, corrupción, Marcelo Mindlin, Argentina