09:32 GMT +318 Noviembre 2018
En directo
    Julian Assange con su gato (archivo)

    Ecuador pide a Assange que limpie el baño y cuide mejor a su gato

    © REUTERS / Courtesy of WikiLeaks
    América Latina
    URL corto
    112

    La embajada de Ecuador en Londres decidió restablecerle parcialmente el acceso a internet al fundador de WikiLeaks, Julian Assange. Sin embargo, la misión diplomática le exige a cambio no solo que no se pronuncie sobre temas que podrían afectar a otros Estados sino también que cuide a su gato y mantenga limpio el baño.

    Estas normas de convivencia fueron divulgadas por el medio ecuatoriano Código Vidrio, que publicó un "protocolo especial de visitas, comunicaciones y atención médica al señor Julian Paul Assange".

    El documento, emitido por la embajada del país suramericano en el Reino Unido, enumera las condiciones que el ciberactivista necesita observar para mantener su estatus de asilado.

    El documento de nueve páginas establece un riguroso procedimiento que debe seguir Assange para recibir visitas o atención médica, pero también establece ciertas condiciones relacionadas con los motivos que lo han llevado a vivir en la misión diplomática.

    Principalmente, indica que el australiano deberá "acatar escrupulosamente las normas convencionales y consuetudinarias del asilo diplomático, entre otras, especialmente, la prohibición de realizar actividades que pudieran ser consideradas como políticas y de interferencia con otros Estados, o que pudieran causar perjuicio a las buenas relaciones del Ecuador con cualquier otro Estado".

    Además: Barcelona acoge un simposio internacional sobre soberanía digital

    Al final del documento, se establece que "a fin de precautelar las condiciones de salubridad de las instalaciones de la embajada, el señor Julian Assange y sus visitantes conservarán la limpieza e higiene del cuarto de baño y otros espacios que utilicen" dentro del edificio.

    "Por las mismas razones, el señor Julian Assange se encargará del bienestar, alimentación, aseo y cuidado adecuado de su mascota. Si no se prestara la atención debida a la mascota, el Jefe de Misión solicitará al señor Assange que entregue la mascota a otra persona o a un refugio de animales fuera de la Misión Diplomática", abunda el protocolo.

    Por la violación de cualquiera de los puntos previstos en el documento podría dar lugar a "la terminación del asilo político por parte del Estado ecuatoriano, con arreglo a los instrumentos internacionales pertinentes".

    Además, se establece que por cuestiones presupuestarias, a partir del 1 de diciembre de 2018, la misión no podrá hacerse cargo de los gastos médicos, de alimentación y de lavandería y mantendrá solamente los costos de funcionamiento básicos de la casa.

    Assange se refugió en la sede de la embajada ecuatoriana en Londres en junio de 2012, tras perder todas las apelaciones contra la extradición que Reino Unido se aprestaba a cumplir, accediendo al pedido de la fiscalía sueca que lo requería para juzgarlo por presuntos delitos sexuales.

    Más información: Assange nombra a un nuevo redactor jefe de WikiLeaks

    Su defensa aduce que si fuese derivado al país escandinavo, podría ser luego deportado a EEUU, donde podría enfrentar hasta la pena de muerte por filtrar documentos clasificados de Washington. En marzo de 2018, el Gobierno ecuatoriano cortó sus comunicaciones, ya que Assange incumplió con un acuerdo para no emitir mensajes que supusieran una injerencia en relación a otros Estados".

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik
    Etiquetas:
    protocolo, diplomacia, ciberseguridad, Julian Assange, Ecuador