21:50 GMT +323 Octubre 2018
En directo
    La bandera de Brasil

    Próximo presidente de Brasil deberá lidiar con una cámara de Diputados más conservadora

    © REUTERS / Ueslei Marcelino
    América Latina
    URL corto
    Elecciones presidenciales en Brasil (2018) (182)
    1 0 0

    RÍO DE JANEIRO (Sputnik) — La reducción de la bancada de centro y el crecimiento de la extrema derecha en la Cámara de Diputados de Brasil será un desafío para el próximo presidente, dijo en entrevista con Sputnik la profesora de Ciencia Política de la Universidad de Brasilia, Flávia Biroli.

    "El Congreso Nacional salió bastante conservador; no porque la izquierda haya perdido mucho espacio, sino por la reducción del tamaño y la fuerza del centro; esas sillas migraron a una derecha diferente, a partidos más conectados con la extrema derecha", comentó la especialista.

    Partidos que siempre fueron clave en la gobernabilidad brasileña sufrieron un importante desgaste: el oficialista Movimiento Democrático de Brasil (MDB), del presidente Michel Temer, que históricamente apoyó tanto a gobiernos de izquierda como de derecha, pasó de los 65 diputados de 2014 a 34 en los comicios del 7 de octubre.

    La derecha moderada del Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB), pasó de tener la tercera mayor bancada a la novena, quedándose con 29 diputados.

    A cambio, se consolidaron los extremos: el partido de Bolsonaro, el PSL, pasó de uno a 52 diputados, y también subieron ligeramente algunas formaciones a la izquierda del Partido de los Trabajadores (PT), como el Partido Socialismo y Libertad (PSOL).

    Además: Bolsonaro: "útil para los sectores dominantes aunque no lo ven como totalmente confiable"

    Los partidos bisagra, que decantaban la balanza de un lado u otro y ayudaban a la gobernabilidad, han perdido peso, reflejando la polarización que vive la sociedad brasileña.

    En opinión de Biroli, Bolsonaro lo tendría difícil para gobernar porque no contará con mucho espacio para buscar apoyo fuera de la base de partidos más conservadores que previsiblemente le apoyarían.

    Ampliar la base sería más difícil, si cabe, para un eventual Gobierno de Haddad, cree la especialista, y no porque no haya suficientes diputados de izquierda, sino porque faltan diputados en el centro.

    Tema relacionado: 5 claves para entender el éxito de Bolsonaro en las elecciones de Brasil

    "La izquierda perdió menos diputados de lo que se pensaba; se indicaba que el PT podría salir más debilitado de estas elecciones y no fue así (conservó 56 de los 69 diputados) que tenía, además, el PSOL, aumentó, pasó de seis a diez; en resumen, la izquierda está prácticamente igual, el problema es que el centro desapareció", remarcó la docente.

    La enorme fragmentación de la Cámara de Diputados será otra dificultad añadida para el próximo presidente; para conseguir apoyos tendrá que negociar con 30 partidos, un récord desde la redemocratización del país.

    El próximo presidente de Brasil saldrá de las urnas el próximo 28 de octubre, cuando se celebra la segunda vuelta: Bolsonaro, que consiguió 46% de los apoyos en la primera vuelta, parte como favorito.

    Haddad (29,2% de los votos) tendrá que conquistar el voto de electores de otros partidos y de quienes votaron blanco o nulo para poder vencer al líder de la ultraderecha.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik
    Tema:
    Elecciones presidenciales en Brasil (2018) (182)
    Etiquetas:
    presidente, Elecciones en Brasil (2018), Brasil