18:58 GMT +315 Octubre 2018
En directo
    Nicaragua

    Reserva nicaragüense Indio Maíz en riesgo seis meses después del incendio

    © Sputnik / Yuri Nikolaev
    América Latina
    URL corto
    0 01

    MONTEVIDEO (Sputnik) — La reserva biológica Indio Maíz, en el sureste de Nicaragua, tiene una situación de riesgo tras los daños del huracán Otto en 2016 y el incendio de 10 días que estalló el 3 de abril pasado, indicó a Sputnik el oficial de industrias extractivas del no gubernamental Centro Humboldt, Jurgen Guevara.

    "La condición de la reserva (sureste) es de bastante riesgo porque el huracán Otto, en 2016, impactó gran parte de la reserva y eso generó una alta pérdida de cobertura vegetal, y a poco más de un año pasa el incendio de abril, entonces la condición de fragilidad de la reserva es bastante sensible", dijo el experto de la organización no gubernamental (ONG) que trabaja en la gestión ambiental.

    Guevara dijo no saber si el Gobierno está trabajando para recuperar las zonas afectadas.

    "En teoría se había dicho que iba a haber restauración, pero hasta el momento nosotros no tenemos información al respecto y tampoco se ha visto que se esté haciendo alguna labor de restauración específica", dijo.

    Por su parte, la responsable de comunicación del Ministerio del Ambiente y los Recursos Naturales, Jaross Calix, dijo a Sputnik que en la reserva "hay una campaña permanente de reforestación, es un lugar casi inaccesible, pero se está trabajando con los (habitantes) comunitarios, con los jóvenes, eso se ha hecho siempre, pero se intensificó aún más a raíz del incendio".

    Te puede interesar: Incendio quema 64.000 hectáreas de parque nacional en Brasil

    La entrevista solicitada por Sputnik con la ministra del Ambiente, María José Corea, para hablar sobre los seis meses del incendio no fue posible porque la funcionaria no se encontraba en el país, según indicó Calix.

    El Centro Humboldt estima que el incendio afectó 5.553 hectáreas de ecosistemas de bosque de palma, latifoliado cerrado y de otros menores como arbustos.

    El ejército informó que el incendio afectó 5.484 hectáreas de la reserva.

    Guevara explicó que el ecosistema más dañado por las llamas es "único y endémico de esa zona del país que es el de palma natural, que es una asociación de bosque enano con una especie de palma muy similar a la africana, pero más baja".

    La destrucción de ese ecosistema se vincula también a la pérdida de especies de fauna silvestre como mamíferos medianos, entre ellos perezosos y jaguares.

    El Centro Humboldt recopiló esos datos mediante imágenes satelitales, testimonios de habitantes locales y pueblos indígenas que presenciaron el incendio, ya que el acceso a la reserva está restringido a instituciones gubernamentales.

    Por esa razón, agregó Guevara, se carece de información de la cifra exacta de animales y vegetación que se perdió.

    Etapas de restauración

    El experto del Centro Humboldt dijo que para efectuar tareas de recuperación es necesario primero hacer una "evaluación ecológica extensiva de los daños; hay que ir al terreno".

    Luego habría que efectuar "la limpieza completa de la zona quemada, después labores de enriquecimiento forestal y evaluación del suelo, porque debido a las altas temperaturas sus macronutrientes podrían haberse perdido", describió.

    "Si hay un suelo que se ha vuelto infértil, es algo que hay que buscar cómo tratar para que puedan sostener las plantas que puedan ir creciendo en esa zona", añadió.

    Cuando estalló el incendio, el ecosistema estaba en proceso de recuperación de los daños del huracán Otto.

    "Los ecosistemas de este tipo tienen una capacidad de resiliencia bastante fuerte, siempre y cuando no se les dé una perturbación antrópica, es decir que la gente empiece a extraer madera de manera ilegal; eso va a generar una doble perturbación del sistema y va a provocar que la capacidad de resiliencia sea mucho más difícil, más lenta", explicó.

    Te puede interesar: Los koalas podrían desaparecer totalmente en 20 años

    Guevara cree importante saber qué desató el fuego.

    "No se conoce el origen del incendio, oficialmente se presentó a una persona, pero no tenemos 100% claro qué pasó", dijo.

    El experto de la ONG cree que el incendio debió ser controlado antes por el Gobierno, ya que el fuego se propagó por 10 días.

    La vicepresidenta de Nicaragua, Rosario Murillo, dijo el 13 de abril que el incendio fue controlado y apagado con el trabajo de 1.500 efectivos del ejército y de 16 brigadistas voluntarios.

    Además, Murillo agradeció el respaldo recibido por México, El Salvador, Honduras, EEUU, Colombia y Rusia, que "pusieron a nuestra disposición sus equipos para apagar el incendio", según cita del Nuevo Diario.

    Te puede interesar: Rusia y la UE estudian crear una escuadrilla contra los desastres naturales

    Indio Maíz es una de las tres reservas de biosfera de Nicaragua reconocidas por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco).

    Además, "representa un refugio y un santuario para las comunidades indígenas de la zona", dijo Guevara.

    En los últimos 10 años "los ecosistemas y los bosques (de Nicaragua) han estado seriamente comprometidos por la tala indiscriminada, y la reserva Indio Maíz junto a la reserva de biosfera de Bosawás (norte) han sido los remanentes que nos han quedado de los bosques y de ahí la importancia de su conservación", explicó.

    Bosawás fue declarada reserva de biosfera por la Unesco en 1997, e Indio Maíz recibió esa distinción en 2003.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik
    Etiquetas:
    incendio, reservas naturales, Nicaragua