18:03 GMT +317 Octubre 2018
En directo
    Cocaína

    "Política antidroga de Duque es irresponsable y supone volver al Plan Colombia"

    © AFP 2018 / Carlos Julio Martinez
    América Latina
    URL corto
    0 20

    MONTEVIDEO (Sputnik) — La política de combate a las drogas que impulsa el presidente Iván Duque es ingenua, retrógrada e irresponsable, y marca un retroceso a la lógica de la "guerra a las drogas" que se aplicó en el llamado Plan Colombia, dijo en entrevista con Sputnik la especialista Sonia Eljach.

    "Una tendría que calificar esta política con varios calificativos, como ingenua, tonta, retrógrada o irresponsable; yo me quedo con el término "irresponsable", explicó a esta agencia quien fuera asesora de la Cancillería para la revisión de las políticas internacionales de drogas durante el gobierno de Juan Manuel Santos (2010-2018).

    El 1 de octubre, en el marco de una nueva política de combate a las drogas, Duque firmó un decreto que habilita a la policía a decomisar la dosis mínima de drogas a las personas que porten sustancias en la vía pública.

    Para Eljach, esta medida apunta al "eslabón más frágil de la cadena del narcotráfico", y lejos está de solucionar el problema del consumo y del tráfico de drogas.

    La especialista dijo además que no es cierto, como afirma el presidente, que la iniciativa no busca penalizar el consumo.

    "Es una medida irresponsable y un poco tramposa, porque no se puede (decir) que no se va a penalizar el consumo cuando es lo que se busca hacer", afirmó Eljach, quien añadió que los de Duque "son argumentos falaces, porque en realidad aquí el tema de prevención y de reducción del daño no existe".

    De acuerdo a la Corte Constitucional de Colombia, la dosis mínima que puede portar un ciudadano es de 20 gramos de marihuana y un gramo de cocaína; cualquier monto mayor habilita a las fuerzas de seguridad a detener a la persona, que puede ser judicializada.

    Con la nueva legislación, a quien se le incauten drogas recibirá una multa de 208.000 pesos colombianos (unos 69 dólares), monto que puede reducirse con cursos pedagógicos.

    De acuerdo a la exrepresentante diplomática del Gobierno colombiano en el tema drogas, con la experiencia del país en esta materia se hace muy difícil volver a creer que una política enfocada en la penalización del consumo, sin atacar a quienes transportan la droga hacia el exterior, pueda ser una solución al problema.

    Además: Delegados de EEUU viajan a Colombia para aumentar cooperación en lucha antidrogas

    "La única medida del Gobierno es esta, por eso es lamentable la precariedad que está detrás de la argumentación, porque si fuéramos novatos en el asunto de abordar el consumo y el narcotráfico, si no se hubieran probado todas las consecuencias que ha tenido para el país la represión al máximo, uno podría decir: "se está ensayando una nueva vía"; pero no hay nada nuevo, está probado que no sirve, por lo tanto es realmente un titular, que ni el mismo presidente se cree", aseguró Eljach.

    Plan Colombia

    Para la especialista, esta nueva política supone una vuelta a la lógica del Plan Colombia, estrategia financiada por Washington para combatir al narcotráfico y prevenir el ingreso de drogas –especialmente cocaína-, a territorio estadounidense.

    El plan, centrado en la fumigación de los cultivos de coca, fungió como un espacio de intercambio en materia militar entre ambos países que habilitaron una influencia y una presencia cada vez más importante de EEUU en la nación sudamericana.

    "Lamentablemente Colombia ha sido un país demasiado obediente y temeroso de EEUU", afirmó Eljach.

    Ante los nuevos datos que revelan un incremento en el área destinada a los cultivos ilícitos en Colombia, el anuncio de Duque de que retomará la práctica de la erradicación forzosa es para la especialista "un retroceso" que acerca nuevamente al país a los intereses de Washington.

    Eljach dijo que "lo más lamentable" de esta política es que aun cuando EEUU "ha dado pasos de avanzada" en al menos ocho estados con diferentes regulaciones para el uso de la marihuana con fines recreativos y sanitarios, un Gobierno "tan deslegitimado" en este aspecto como el estadounidense exija a Colombia que solucione el tema de los cultivos ilícitos.

    Radio: ¿Fracasó la guerra contra las drogas en Colombia?

    Según la especialista, a juzgar por los "resultados pírricos" del Plan Colombia, el país debe preguntarse "¿por qué?" abrir la puerta a la posibilidad de que Washington vuelva a dirigir la política antidrogas de la nación sudamericana.

    "Son los costos de ser aliados, y de sentirnos orgullosos, entre comillas, de ser aliados de EEUU y de no tener la vocación de independencia, la vocación de autonomía, de soberanía nacional, que es lo que se requeriría de Colombia y de muchos otros países para que una política distinta que acabe con la falsedad de la guerra contra las drogas pueda ser próspera en el mundo", expresó.

    Según el más reciente reporte de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito, publicado a fines de septiembre de este año, el área neta con cultivos de coca se incrementó 17% entre 2017 y 2016.

    El área cultivada pasó de 146.000 hectáreas a 171.000 hectáreas en todo el país.

    Te puede interesar: Narcos colombianos ponen precio a la cabeza de un perro (fotos)

    Según este mismo reporte, el crecimiento promedio anual entre 2013 y 2016 fue de 45%.

    De acuerdo a un informe de la organización Dejusticia, publicado en 2017, entre 2000 y 2015 la población carcelaria en Colombia aumentó, en términos generales, 141,8%; en el mismo periodo de tiempo, los encarcelados por delitos vinculados a las drogas se incrementaron 289,2%. 

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik
    Etiquetas:
    política antidrogas, Iván Duque, Colombia