08:43 GMT +316 Octubre 2018
En directo
    Homenaje a  Marielle Franco, consejala brasileña asesinada en Río de Janeiro

    Asesinato de Marielle Franco lanza a la política brasileña a mujeres negras y de la favela

    © AFP 2018 / Diego Herculano
    América Latina
    URL corto
    Joan Royo Gual
    0 0 0

    RÍO DE JANEIRO (Sputnik) — El asesinato en marzo de la concejala de Río de Janeiro Marielle Franco causó conmoción en Brasil, pero al mismo tiempo fue un revulsivo para que otras mujeres como ella, negras y nacidas en las favelas, se lanzaran a la política y se presentaran como candidatas a las elecciones del 7 de octubre.

    Una de ellas es Monica Francisco, que formaba parte del equipo de Franco en la alcaldía de Rio y decidió dar el salto a la política institucional en abril, poco después de perder a su amiga, como una manera de continuar con su legado.

    "Ella hablaba mucho de la soledad; ser alguien que tiene que defender tantas causas es muy agotador (…) Marielle era la única mujer negra en la alcaldía que se reivindicaba como tal, que daba visibilidad a su condición de negra, de lesbiana, de "favelada" [habitante de los barrios marginados llamados favelas]; por eso se convirtió en la voz de los invisibles", dijo Francisco en entrevista con Sputnik.

    Francisco se postula para ocupar un escaño en la Asamblea Legislativa del estado de Río de Janeiro.

    Franco pertenecía al izquierdista Partido Socialismo y Libertad (PSOL) y fue asesinada de varios tiros en la cabeza en el centro de Río, junto al conductor del vehículo en el que viajaba, Anderson Gomes.

    Más de seis meses después, el crimen no se ha resuelto y la investigación no parece avanzar.

    Tras unos meses asimilando la tragedia, el PSOL reaccionó lanzando en Río de Janeiro las candidaturas de 37 mujeres, de las cuales 17 son negras.

    Tres de ellas trabajaron directamente con Franco; además de Francisco, también se presentan como candidatas a la Asamblea Legislativa de Río, Renata Souza y Dani Monteiro.

    "Es urgente que las mujeres negras estemos en los espacios de poder, la representatividad es extremadamente importante para abrir la posibilidad de que otras estén en este lugar", argumentó Francisco.

    En opinión de la dirigente política, "no es posible que hombres blancos, de las franjas medias y altas de la sociedad brasileña, que no tienen ninguna relación con nuestra realidad, produzcan las políticas que nos afectan".

    En la agenda de urgencias de estas candidatas está el fin del exterminio de la población negra en las favelas y periferias a manos de las fuerzas de seguridad.

    Asimismo, enarbolan las políticas de igualdad para el colectivo LGTB y la atención a las mujeres, junto con reclamos tradicionales en el campo progresista como la despenalización del aborto o el debate sobre la legalización de las drogas.

    Más: "El sistema político corrupto de Brasil es responsable de la violencia en Río"

    Francisco, que creció en la favela de Borel, en la zona norte de Río de Janeiro, es pastora evangélica y militante desde hace muchos años.

    Cree esencial hablar como hablan las personas de la calle para conectar con un electorado que muchas veces no entiende a quienes dicen defender sus intereses.

    "Una cosa es teorizar, otra cosa es haberlo vivido, conocer la realidad. Hay buena voluntad en los partidos de izquierda, teorizan, producen, pero nada sustituye la experiencia vivida", dice, explicando que partidos como el PSOL, aun minoritario en la escena nacional, están haciendo un esfuerzo por abrirse a otro tipo de perfiles.

    Apenas 10% de los escaños del Congreso brasileño están ocupados por mujeres, según datos de ONU Mujeres.

    El país es el penúltimo en América Latina en representación femenina parlamentaria, tan solo Belice tiene una proporción peor (3,1%).

    Aún más difícil resulta encontrar en el Poder Legislativo a mujeres negras, si bien el censo oficial indica que son más del 25% de la población de este país, que supera los 200 millones de habitantes.

    En la Asamblea Legislativa de Río apenas hay dos mujeres negras en 70 escaños; en la Cámara de Diputados federal cuatro de 513, y en el Senado una mujer negra entre 81 parlamentarios.

    Además: Políticos del partido gobernante de Brasil, investigados por asesinato de concejala Franco

    Análisis políticos indican que el movimiento negro y feminista recientemente revitalizado puede contribuir a la entrada de más mujeres negras en el más alto escalafón de la política, pero advierten diversos obstáculos.

    El profesor Michael Mohallem, de la Fundación Getúlio Vargas de Río de Janeiro, dijo a Sputnik que en estas elecciones el porcentaje de renovación de los parlamentarios podría ser más bajo de lo normal.

    Uno de los principales factores es una nueva cláusula que obliga a los partidos a reunir al menos un 1,5% de los votos para acceder a la Cámara de Diputados.

    "Esto hace que los partidos concentren los recursos financieros de la campaña en candidatos más famosos, que ya están en el Congreso y tienen más posibilidades de ser reelegidos; el juego de renovación supone un riesgo para los partidos", explicó.

    Tema relacionado: Cinco latinoamericanas que han inspirado a las mujeres de su región

    El domingo 7 de octubre se celebran elecciones para elegir presidente y para renovar las dos cámaras del Congreso, las gobernaciones de los 27 estados del país y sus respectivas Asambleas Legislativas.

    Si ningún postulante presidencial obtiene la mitad más uno del total de votos, los dos candidatos más votados irán a segunda vuelta el 28 de octubre.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik
    Etiquetas:
    mujeres, asesinato, Marielle Franco, Brasil