19:01 GMT +313 Noviembre 2018
En directo
    Logo del Foro Económico Oriental

    El Salvador: "Es el momento de iniciar el despegue"

    © Sputnik / Alexéi Filíppov
    América Latina
    URL corto
    Foro Económico Oriental 2018 (76)
    0 60

    Hace casi 10 años que El Salvador está implementando una política de puertas abiertas al mundo con el fin de incentivar su desarrollo económico y social. Tanto así, que el país centroamericano ha sido el único de Latinoamérica y uno de los tres del hemisferio occidental —junto a EEUU y Canadá— en llegar al Foro Económico Oriental.

    Se trata del encuentro anual que se celebra por cuarta vez consecutiva en la ciudad de Vladivostok, Lejano Oriente ruso. Este año, el foro se realiza entre el 11 y el 13 de septiembre y ya ha tiene varios récords en cuanto a la cantidad de países y entidades participantes.

    A pesar de que, como lo dice su nombre, el foro reúne a los principales jugadores del hemisferio oriental, El Salvador ha hecho acto de presencia, siendo el único país Latinoamericano en tener una participación diplomática y comercial en el encuentro. Sputnik ha tenido la oportunidad de conversar con su embajador en Rusia, Efrén Arnoldo Bernal Chévez, para compartir algunos detalles sobre los logros y las ambiciones del país centroamericano.

    Puertas abiertas

    Desde 2009, El Salvador está implementando una política que el entonces presidente electo Mauricio Funes definió como "progresista y pluralista". A partir de esa fecha, agregó el embajador, el país viene desarrollando "una política de puertas abiertas, de relaciones con todos los países del mundo, independientemente de su idiosincrasia y, por supuesto, respetando los principios internacionales de independencia y autodeterminación de los pueblos". Es bajo ese principio que El Salvador ha comenzado a reabrir sus relaciones con algunos países.

    El primer decreto que el Gobierno de Mauricio Funes realizó tras llegar al poder en 2009 fue el de reapertura de las relaciones con Cuba. Estas permanecían suspendidas desde 1961, cuando varios países del hemisferio cerraron sus misiones diplomáticas en la isla, siguiendo el ejemplo de EEUU. En 2018, El Salvador estableció relaciones con la República Popular China, reconociendo a Pekín, y no a Taipéi, como principal representante del pueblo chino.

    "Desde 2016 no teníamos embajador en Rusia, yo he llagado este año. También este año se ha enviado a un embajador a la India. Y, por supuesto, en este momento se ha enviado a un encargado de negocios para que vaya a abrir la embajada a China y, antes de que culmine el año, va a estar plenamente instalada una Embajada", adelantó Bernal.

    Según el diplomático, el reconocimiento de la República Popular de China ha abierto un sinfín de oportunidades no solo para El Salvador, sino para toda la región. Recientemente, lo mismo lo han hecho países como Costa Rica, Panamá y la República Dominicana. De esta manera, de los ocho países que forman el Sistema de Integración Centroamericana (SICA), cuatro ya han establecido contactos diplomáticos con Pekín.

    "Nosotros nos sentimos contentos de tener presencia aquí. Para desarrollar la amistad, tenemos que hacer negocios. En este momento, las exportaciones que hacemos los salvadoreños a Rusia son pequeñas —es mayor el volumen de exportaciones de Rusia hacia El Salvador— pero cada año van creciendo".

    Los principales artículos que hoy día Rusia ofrece a El Salvador son productos químicos como los abonos y tecnologías para el desarrollo de la matriz energética. En particular, la empresa rusa TyazhMash es la encargada de montar los equipos generadores del proyecto hidroeléctrico El Chaparral. Por su parte, El Salvador ofrece al mercado ruso café y materia prima para la industria farmacéutica.

    "Este año nos hemos dedicado a intensificar las relaciones, participando en distintos foros. Tanto para el Foro Económico de San Petersburgo, como el de ahora en Vladivostok, hemos traído una importante delegación. En la primera semana de octubre se va a realizar la semana de la energía y entonces va a venir también el presidente del Grupo CEL para tratar proyectos energéticos", subrayó el diplomático.

    Más: Cancillería rusa: América Latina puede resolver sus problemas sin injerencia externa

    Además del comercio, El Salvador busca intensificar sus intercambios humanitarios con Rusia. El embajador adelantó que en los próximos días un grupo de 30 estudiantes salvadoreños llegarán a Rusia para cursar sus estudios. De esta manera, para el final del año sumarán un centenar de jóvenes capacitándose en centros educativos rusos.

    El embajador de El Salvador en Rusia, Efrén Arnoldo Bernal Chévez (centro), durante la presentación de cartas credenciales en el Kremlin, Moscú, 11 de abril de 2018
    © Sputnik / Alexéi Druzhinin
    El embajador de El Salvador en Rusia, Efrén Arnoldo Bernal Chévez (centro), durante la presentación de cartas credenciales en el Kremlin, Moscú, 11 de abril de 2018

    "Es el momento de iniciar el despegue"

    El Salvador vivió 12 años de guerra civil entre 1980 y 1992. La paz alcanzada ha sido uno de los procesos más exitosos facilitados por las Naciones Unidas y "ahora, que se ha consolidado, ha llegado el momento de iniciar el despegue de El Salvador en todos los sentidos", señaló Bernal.

    De acuerdo con el diplomático, se trata de dos puntos esenciales. En primer lugar, recordó que antes de la guerra, El Salvador era el país más industrializado de la región. "Ahora ha llegado el momento de retomar eso. Por supuesto, con nuevas tecnologías".

    En segundo lugar, el embajador destacó que ha llegado el momento de profundizar el proceso de integración regional.

    "Nosotros somos países pequeños. Solos tenemos una perspectiva limitada, pero juntos somos 50 millones de habitantes. Entonces nuestro desarrollo pasa por la integración y acabamos de dar un paso importante al firmar la Unión Aduanera entre los países del triángulo del norte".

    Bernal se refiere al proceso de integración que reúne a Guatemala, Honduras y El Salvador en una zona aduanera común. "Hemos invitado también a que se unan Nicaragua, Costa Rica y, eventualmente, Panamá", señaló el embajador.

    Más: Presidentes del triángulo norte de Centroamérica analizan avances de la unión aduanera

    Desde el fin de la guerra civil en 1992, El Salvador ha hecho un gran esfuerzo por lograr un desarrollo económico estable y sostenible. Según el índice de libertad económica de la Fundación Heritage, en 2017 la nación centroamericana se posicionó en el lugar 66 de 180 países, siendo el 7o en América Latina y el 2o en Centroamérica.

    El ranking Doing Business del Banco Mundial, le otorga a El Salvador 66,42 puntos, lo que lo coloca por encima del promedio regional de América Latina y el Caribe (58.66) y de sus vecinos más cercanos Guatemala (61,18) y Honduras (58,46). La dolarización de la economía le ha permitido a la nación centroamericana mantener una inflación promedio en tan solo el 0,7% en los últimos cinco años.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik
    Tema:
    Foro Económico Oriental 2018 (76)
    Etiquetas:
    desarrollo económico, cooperación económica, embajador, relaciones diplomáticas, Foro Económico Oriental, El Salvador, Rusia