08:14 GMT +317 Noviembre 2018
En directo
    Niños (imagen referencial)

    Escuelas con menús saludables: un niño gordito no es más sanito

    CC0 / Pixabay
    América Latina
    URL corto
    0 10

    La vieja creencia de que un niño rellenito rebosa de salud cada vez pierde más adeptos. Desde hace al menos 15 años la evidencia científica indica que la obesidad infantil es un problema creciente y con un panorama poco alentador. Sputnik te cuenta cuál es la situación en el país con más niños gordos en Latinoamérica: Uruguay.

    Aunque en América Latina el sobrepeso infantil en niños de entre 0 y 5 años es de 7,1% y no representa la región con el índice más alto del mundo (África meridional tiene 13,7%), Uruguay sobrepasa el promedio: el 10,5% de los niños uruguayos tienen sobrepeso. Ellos y los niños chilenos (9,4%) son los que sufren más de obesidad.

    "Cada vez es más frecuente el sobrepeso y obesidad en niños. Las estimaciones a nivel mundial dicen que va a ir cada vez más en aumento. En Uruguay uno de cada tres" niños las sufre, dijo a Sputnik la nutricionista Elizabeth Barcia.

    La Organización Mundial de la Salud (OMS) advierte que el sobrepeso y la obesidad en niños son unos de los principales problemas de este siglo, y que deben ser encarados cambiando hábitos alimenticios.

    Barcia señaló que la alimentación tiene un impacto directo en el desarrollo físico e intelectual de los niños, y que es imprescindible que se alimenten bien en la escuela: allí pasan extensas jornadas. Es "un ambiente propicio para promocionar buenos hábitos de alimentación", aclaró Barcia.

    Promover una mejora de la dieta y la nutrición a través de las escuelas puede generar beneficios en materia de salud y bienestar que se extienden más allá de las aulas y llegan a los hogares y las comunidades, asegura la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO, por sus siglas en inglés), en su página web.

    Más información: Los científicos encuentran otro mal causado por la obesidad

    Hay niños que desayunan, almuerzan y meriendan en las escuelas, por ello es un buen ámbito para transmitir "muchos mensajes" de buenas prácticas alimenticias no solamente en el aula, sino también "a la hora de ofrecer determinado tipo de menú, en las cantinas y quioscos", en los tipos de alimentos que son promovidos para consumir, aseguró Barcia.

    Desde 2013 en Uruguay rige la ley Alimentación Saludable en los Centros Educativos, cuyo fin es proteger la salud de los niños y adolescentes que asisten a escuelas y liceos, públicos y privados, "contribuyendo en la prevención del sobrepeso y la obesidad, y así en las enfermedades que se derivan de esos factores de riesgo".

    Sin embargo, Barcia señaló que se trata de una norma que recomienda pero no fiscaliza, y por ende no siempre se cumple.

    En ese sentido, indicó que en Uruguay se dan dos situaciones. Por un lado hay una "bastante uniforme" en las escuelas públicas, donde la institución a veces provee el desayuno, almuerzo y merienda, pero está pensado por nutricionistas del Consejo de Educación Inicial y Primaria.

    Por otro, hay un "abanico más amplio de opciones" en los colegios privados. Hay algunos centros educativos que ofrecen el menú, otros que lo tercerizan, otros que no lo ofrecen pero animan a los padres a que preparen menús balanceados y a los niños a que se habitúen a comer sano, incitándolos a que en la merienda un día lleven frutas, otro comidas caseras, etcétera.

    "Son buenas iniciativas a la hora de promover lo que es una merienda saludable. Así los niños también se contagian de buenos hábitos de sus compañeros, porque por ahí es el día en que todos tienen que consumir una fruta, y a uno no le gusta mucho la fruta, pero como todos la consumen se anima un poco más, o por ahi prueba la fruta de su compañero, que no sabía que le gustaba", explicó.

    No obstante, Barcia también hizo hincapié en que "es importante que no sean sólo iniciativas aisladas, sino que partan de una política de la institución […] porque a veces pasa que se promueve el día de la fruta pero después el niño lo come enfrente a la cantina que vende snacks, alfajores, alimentos ultraprocesados. Todo lo contrario a lo que se le está pidiendo; debería haber una armonía entre las dos cosas".

    Además: FAO: situación de Venezuela explica crecimiento del hambre en América del Sur

    Según la nutricionista consultada, el menú saludable debería contener alimentos que aporten proteínas de alto valor biológico (como la carne, pescado, huevo y leche), que sean de buena calidad, alimentos ricos en fibras (frutas y verduras), energéticos (carbohidratos y grasas). "Estamos hablando de que son niños que están en crecimiento y necesitan energía tanto para su actividad física como para aprender", puntualizó la experta.

    "Sea que se le ofrezca o se promocione para la venta en las escuelas, siempre es mejor preferir los alimentos naturales (como frutas y lácteos), o los que tengan la menor cantidad de procesamiento posible (leche o yogures naturales, jugo de fruta natural, frutos secos), o preparaciones caseras que sean hechas con aceites en lugar de con manteca o grasa, o alimentos que son industrializados pero fueron modificados o diseñados para que tengan una adecuada calidad nutricional y sea la más saludable posible, como alguna barra de cereal, algún postre lácteo", ejemplificó.

    Te puede interesar: Emergencia: esta enfermedad matará 100.000 personas en México en 2018

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik
    Etiquetas:
    sobrepeso, alimentos saludables, escuela, obesidad, niños, América Latina, Uruguay