03:31 GMT +313 Noviembre 2018
En directo
    Presidente de Bolivia, Evo Morales

    Evo Morales y empresarios de Bolivia hacen las paces tras largo distanciamiento

    © REUTERS / Marcos Brindicci
    América Latina
    URL corto
    0 10

    LA PAZ (Sputnik) — El presidente Evo Morales y la cúpula de los empresarios privados de Bolivia restablecieron el diálogo, luego de seis meses de un distanciamiento causado por la política salarial del gobierno izquierdista.

    "Quiero decirles que hemos retornado nuevamente a reuniones con la Confederación de Empresarios, tenemos temas pendientes y es siempre importante escuchar al sector privado así como a los movimiento sociales", dijo Morales en una declaración en la ciudad de Cochabamba (centro), transmitida por la televisión estatal.

    Fue el segundo encuentro en dos días del presidente indígena con el sector empresarial, luego de que el 10 de septiembre recibiera a la Asociación de Bancos Privados para debatir el posible impacto en Bolivia de la crisis económica de Argentina.

    El gobernante indígena habló este 11 de septiembre acompañado por el presidente de la Confederación de Empresarios Privados de Bolivia (CEPB), Ronald Nostas, luego de la reunión en la madrugada en la que acordaron la modificación de un proyecto de ley de "perdonazo" o anulación de multas por deudas tributarias.

    Morales y la CEPB no se reunían desde marzo pasado, cuando la cúpula empresarial protestó por haber sido excluida de las negociaciones sobre el aumento salarial general, que el Gobierno realizaba directamente con la Central Obrera Boliviana (COB).

    Aunque en realidad los empresarios habían quedado fuera de todas las negociaciones salariales en la última década, este año llevaron su protesta ante la Organización Internacional del Trabajo, que instó infructuosamente al Gobierno a realizar un diálogo tripartito.

    Además: Empresarios bolivianos en "emergencia" tras incremento salarial decretado por el Gobierno

    El sector privado también había cuestionado al Gobierno los reiterados anuncios de un eventual doble aguinaldo de fin de año, poniendo inclusive en duda la confiabilidad de las cifras que elabora del Instituto Nacional de Estadística.

    Morales, quien buscará en 2019 ser electo para un cuarto mandato consecutivo, dijo que acogió positivamente las "demandas y preocupaciones" del sector privado, con el que dijo que espera volver a reunirse a fin de mes.

    "Me alegra mucho que hay grupos de empresarios que tienen toda la razón de cuidar a su sector pero también piensan en la querida Bolivia. Ha sido una buena reunión después de mucho tiempo", añadió el gobernante en un raro elogio.

    Nostas saludó el "reinicio del diálogo", que consideró "necesario porque para avanzar la única forma es trabajando juntos, porque el sector privado no puede avanzar sin apoyo del Estado".

    Señaló que para la reunión de fin de mes quedaron varios temas pendientes que requieren decisiones políticas y sobre los cuales no dio más señas.

    El dirigente empresarial evitó volver a polemizar con ministros que denunciaron falta de solidaridad en el rechazo de algunos sectores empresariales al aumento salarial del 5,5% decretado en mayo, junto con un alza de 3% en el salario mínimo, que lo ubicó en el equivalente de 296 dólares mensuales.

    Más aquí: Foro sobre gas y ambiente reunirá a empresas y organismos en Bolivia

    En mayo, cuando la CEPB rechazó en un duro pronunciamiento la "política salarial sin rumbo" del Gobierno de Morales, el ministro de la Presidencia, Alfredo Rada, respondió que el actual "es un Gobierno de los trabajadores".

    "Cuestionan este bilateralismo en la definición salarial (…), pero hace más de una década que los incrementos salariales se definen entre el Gobierno y los trabajadores representados por la COB, y esta política no ha causado recesión sino todo lo contrario", afirmó el ministro, calificando al alza salarial decretada como un acto de "justicia social" y "redistribución de riqueza".

    Otro tema de tensión en la agenda Gobierno-empresarios es el doble aguinaldo de fin de año, cuya confirmación en octubre depende de que el crecimiento anual medido al 30 de junio sea al menos de 4,5 %.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik
    Etiquetas:
    sector privado, empresas, economía, CEPB, Central Obrera Boliviana (COB), Ronald Nostas, Evo Morales, Bolivia