00:47 GMT +316 Octubre 2018
En directo
    Militares mexicanos (imagen referencial)

    Nuevo presidente del Congreso: la ley que avala militarizar a México es "insostenible"

    © AFP 2018 / Ronaldo Schemidt
    América Latina
    URL corto
    Víctor Flores García
    0 10

    CIUDAD DE MÉXICO (Sputnik) — La controvertida ley de Seguridad Interior, que autoriza los despliegues militares en las calles, en tareas de seguridad pública, para combatir al crimen organizado y al narcotráfico es "insostenible", dijo a Sputnik el presidente del nuevo Congreso de México, Porfirio Muñoz Ledo.

    Esa ley "es insostenible, tiene que haber un regreso gradual del Ejército a sus funciones normales, porque el país no puede vivir siempre en un Estado de excepción y se necesita tomar todas las providencias para eso", respondió el titular del flamante Poder Legislativo, que iniciará sus función este sábado con su primera sesión plenaria.

    El legislador por el Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) del presidente electo Andrés Manuel López Obrador, que tendrá mayoría absoluta, dijo que "una nueva política de seguridad debe estar basada en estrategias como las recomendadas por la Organización de Naciones Unidas (ONU) y los organismos internacionales han establecido para reducir la inseguridad".

    A sus 85 años, el experimentado dirigente que fue representante permanente de México ante la ONU (1979-1985), periodo en que llegó a presidir del Consejo de Seguridad, dijo que "una nueva política tiene considerar el tema de la despenalización de las drogas y el embargo del tráfico armas, entre otros elementos".

    Muñoz Ledo no sabe si el López Obrador promoverá la reversión de la impopular ley de Seguridad y aclaró que eso depende de los proyectos que se presenten; "yo tengo mis puntos de vista, cada fracción parlamentaria tiene el suyo", dijo el parlamentario que aclaró que "consenso" será la "palabra clave".

    Temas relacionados: Las consecuencias de la militarización en México que debes conocer

    Otro tema espinoso es el nombramiento de los titulares de tres fiscalías, general de la República, anticorrupción, y contra delitos electorales, tema en el que organismos de la sociedad civil exigen una reforma de la Constitución, que despoliticen los nombramientos, para que sean autónomos e independientes de la presidencia.

    "Los fiscales tienen que ser nombrados en términos de la ley", respondió, descartando así una reforma constitucional que trasladaría la decisión al Congreso, en vez de ser nominados mediante una terna de candidatos que López Obrador designará y enviará a los legisladores.

    Esos asuntos han causado la primera polémica importante entre el mandatario con 300 de las principales organizaciones civiles y expertos del colectivo "Seguridad sin guerra", que señaló el 28 de agosto que "la militarización nunca permitirá la paz y la reconciliación", y que "las señales son confusas", de parte del próximo Gobierno.

    Te puede interesar: La militarización de la seguridad nacional: una tendencia que va más allá de los signos políticos

    Lo cierto es que una reforma de la ley de Seguridad Interior no está incluida en los 12 proyectos legislativos que anunció López Obrador el 11 de julio, diez días después de ganar las elecciones con más de 53% de votos.

    Más que leyes para contra la inseguridad

    El experimentado dirigente esbozó su proyecto legislativo en su regreso al Congreso, donde fue líder de las bancadas del Senado y la Cámara de Diputados por el Partido de la Revolución Democrática (PRD, centroizquierda).

    "Con el último dictamen sobre la ley de Seguridad Interior muchos no estamos de acuerdo", expuso Muñoz Ledo.

    Sin embargo, detalló que "el tema de la seguridad va más allá de la leyes, desde luego ha habido negligencia y omisión legislativa, porque se han presentado muchos proyectos y no se ha aprobado ninguno", indicó.

    López Obrador reconoció tras una reunión con altos jefes castrenses, el 24 de agosto pasado, que la Policía Federal "no está preparada para enfrentar al crimen organizado", y por esa razón los militares seguirían en las calles.

    Pero el futuro secretario de Seguridad Pública, Alfonso Durazo, dijo en otra entrevista con Sputnik que en el transcurso de tres años, la nueva estrategia podría reducir hasta 50% los indicadores de violencia extrema, que permita el retiro paulatino del ejército a sus cuarteles y dejar un país en paz en 2024.

    "Se necesita cubrir las lagunas legislativas, no es solo un problema de leyes, sino de estrategias y políticas públicas de mediano y largo plazo; pero sí debemos y podemos contribuir a ese proceso", prosiguió Muñoz Ledo.

    Asuntos relacionados: Plan de López Obrador contra narcos en México se basará en "paz y reconciliación"

    El político fue el primer integrante del PRD en desprenderse de las tres candidaturas presidenciales de Cuahtémoc Cárdenas y apoyar el "voto útil" por Vicente Fox, para lograr la primera derrota del Partido Revolucionario Institucional (PRI) en el año 2000.

    Luego de romper con ese Gobierno sumó su apoyo a López Obrador en su primera candidatura en 2006.

    Con esa trayectoria, regresa al Congreso "con entusiasmo, porque tenemos la tarea de reconstruir a México, nada menos", dijo a esta agencia el parlamentario que además tiene una carrera de funcionario federal, que comenzó siendo titular del Seguro Social (1966-1970) y de las carteras de Trabajo y Educación (1972-1977).

    Según Muñoz Ledo, el contundente triunfo de Morena y sus aliados, ocurre "luego de 30 años de inmenso deterioro social y económico, una crisis de inseguridad, y de dependencia económica".

    Acerca de la dimensión de los retos del futuro Gobierno, que llega con la mayor fuerza de un Congreso en 21 años, definió: "tenemos la tarea de reconstruir el Estado mexicano, nada menos".

    Los ejes de esa reforma deben permitir "fundar un verdadero Estado de derecho, una renovación del texto de la Constitución Política, con el fortalecimiento de la descentralización política", enfatizó.

    Además: López Obrador plantea acabar con "política coercitiva" en lucha contra el crimen en México

    El propósito último es "cumplir con firmeza el mandato popular, para lograr una democracia más participativa de la gente, no solo representativa, sino que transforme muchos aspectos de la realidad nacional".

    Entre los primeros proyectos que promoverá, anticipó "una nueva ley del Congreso para un Gobierno austero, que evite dispendios, redundancias, obesidades del gasto y abusos".

    Asimismo dijo que el país requiere "una nueva ley de la administración pública federal, para primero los órganos de Gobierno, que a su vez se hagan responsables del cambio social sustantivo", que prometió López Obrador.

    En referencia a su experiencia como legislador contestó que su bancada hizo muchos cambios en 1997 cuando el PRI perdió la mayoría legislativa por primera vez en su historia.

    "Pero esas reformas se revirtieron porque el PRI volvió al poder (con Enrique Peña Nieto, en 2012), y le dio marcha atrás a todo lo que habíamos avanzado", reseñó.

    Finalmente dijo que López Obrador "es un personaje histórico de los que se dan muy de vez en cuando en un país" y que su proyecto de convertir su mandato en la "cuarta transformación de la historia mexicana" va a ser una gran salto adelante para el país, enfatizó.

    La docena de proyectos de reforma legislativa de López Obrador incluyen leyes para que ningún funcionario gane más que el presidente; crear la secretaría de Seguridad Pública; eliminar la inmunidad presidencial y el fuero de los funcionarios públicos, para que un mandatario pueda ser enjuiciado por corrupción y delitos electorales, sin derecho a libertad bajo fianza.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik
    Etiquetas:
    militarización, seguridad, Porfirio Muñoz Ledo, México