03:25 GMT +318 Noviembre 2018
En directo
    Una mujer pide aborto legal ya en Argentina

    Misoprostol, la droga para abortar recomendada por la OMS

    © REUTERS / Marcos Brindicci
    América Latina
    URL corto
    0 32

    Tomar una decena de pastillas es suficiente para generar contracciones en el útero y abortar de manera segura y ambulatoria: en la casa, en casa de amigas, acompañada o sola. El misoprostol es la droga recomendada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) para interrumpir el embarazo. Sputnik te cuenta cuáles son sus efectos y cómo se consigue.

    El 2 de julio la Autoridad Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología (ANMAT) de Argentina autorizó la producción de misoprostol para fines gineco-obstétricos. El Laboratorio Domínguez desarrollará los comprimidos vaginales, en una concentración de 200 mcg, bajo la condición de venta bajo receta y uso hospitalario exclusivo.    

    El misoprostol es parte de la lista de medicamentos esenciales para garantizar un mínimo de buena salud a la población. En el "Manual de práctica clínica para un aborto seguro" de la OMS, y en el librillo "Aborto sin riesgos: guía técnica y de políticas para sistemas de salud", también de la OMS, se recomienda su utilización.

    Se trata de un fármaco que sirve para abortar, aunque no fue desarrollado con ese fin, sino para regular la acidez gástrica. Uno de los efectos secundarios es que produce contracciones uterinas, por eso su uso está desaconsejado en embarazadas.

    Según la Revista Anfibia, a mediados de la década de 1980, Brasil aprobó la fabricación y comercialización del fármaco para problemas gástricos. "En el prospecto decía que no debían usarlo las embarazadas y el dato sirvió para que las mujeres probaran"; el saber se diseminó de boca en boca en toda América Latina. Años después la venta libre quedó prohibida en el país carioca pero el uso ya había sido comprobado.

    Además: El socorrismo, la red que acompaña a las argentinas que abortan en la clandestinidad

    El empleo de la droga y la aspiración manual endouterina son los métodos más recomendados por la OMS; pero el misoprostol tiene la ventaja de que es no quirúrgico, no necesita anestesia y se puede realizar donde elija la persona gestante.

    De todas formas, aunque la píldora es considerada un métodos abortivo seguro, cuando los administra una persona sin la formación adecuada pueden suponer un riesgo, por ello deben utilizarse con conocimiento médico y con controles posteriores.

    Dónde se busca

    En junio de 2018 la BBC publicó un análisis de datos de búsquedas en Google, la investigación revela que en los países con las leyes más estrictas se realizan 10 veces más búsquedas de productos para interrumpir el embarazo, entre ellas del misoprostol.

    Mientras que en lugares como Uruguay las mujeres pueden obtener de su médico una receta para comprar legalmente la droga, quienes la adquieren de manera ilegal en el mercado clandestino muchos otros países se enfrentan a severos castigos, además de a los riesgos de consumir un medicamento sin garantías de salubridad.

    Según los datos de Google que publicó la BBC, de los países con mayor interés en el fármaco en el mundo, 11 están en África y 14 en América Latina y el Caribe.

    Ghana y Nigeria son los países en los que hay más búsquedas de misoprostol en Google. En Ghana el aborto solo está permitido en los casos de violación, incesto, malformación fetal o para proteger la salud mental de la embarazada. En Nigeria solo se autoriza si la vida de la madre corre riesgo por el embarazo.

    En América Latina y el Caribe los países que más interesados están en conseguir información sobre medicamentos para interrumpir el embarazo son (de mayor a menor): Honduras, Haití, Bolivia, Ecuador, Nicaragua, Paraguay, Perú, México, Panamá, República Dominicana, Venezuela, Guatemala, Colombia y El Salvador.

    Todos son países donde el aborto está penado totalmente o con excepciones; los únicos países que garantizan el acceso legal, seguro y gratuito son: Cuba, Uruguay, Ciudad de México, Guyana, Guayana Francesa y Puerto Rico.

    Más información: Aborto seguro en Hispanoamérica: una lucha que aún no encuentra reflejo en las leyes

    La OMS estima en 25 millones los abortos no seguros que se practican al año en el mundo, lo que supone un 45% del total.

    Un caso loco en América Latina

    En Argentina, a pesar de que el 8 de agosto de 2018 la cámara de Senadores no aprobó el proyecto de ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo y denegó el acceso a nivel nacional del misoprostol, desde 2012 en la provincia de Santa Fe existe un protocolo para la atención a mujeres que deseen realizarse un aborto, y desde 2017 el Laboratorio Industrial Farmacéutico Sociedad del Estado (LIF) empezó el proceso de producción del misoprostol.

    Según Página 12, el laboratorio santafesino está en la última etapa de prueba del medicamento de uso obstétrico, se espera que en marzo se comience a producir y distribuirlo en todo el país.

    Por ahora la producción de la droga en el país es casi monopólica. Hasta la aprobación de la ANMAT, estaba prohibida la venta de la droga misoprostol sola, por eso se comercializaba combinada con diclofenaco sódico bajo el nombre Oxaprost 50.

    Te puede interesar: El peligroso tabú del aborto en Brasil

    El Laboratorio Beta es el único que hasta ahora tenía la autorización para elaborar el producto en Argentina para la venta al público. La caja de 16 pastillas de 200 mcg tiene un valor de 2.803,41 pesos argentinos (94 dólares) según figura en la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica, recoge Perfil.

    Otro caso interesante es el de Colombia, que a pesar de que el aborto es sólo legal bajo ciertas causales, el misoprostol es de venta libre. En Bogotá 12 pastillas de 200 mcg cuestan alrededor de 120.000 pesos colombianos (40 dólares).

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik

    Además:

    "Nadie está a favor de la muerte en el debate por el aborto legal"
    "La legalización del aborto se volverá a discutir en Argentina"
    Etiquetas:
    misoprostol, aborto, Organización Mundial de Salud (OMS), Caribe, América Latina