05:58 GMT +319 Noviembre 2018
En directo
    Médico venezolano, Oscar Noya, considera necesario que atención a comunidades indígenas sea menos intermitente

    Médico venezolano: indígenas requieren más atención que la de los equipos itinerantes

    © Foto : Miguel López
    América Latina
    URL corto
    0 0 0

    CARACAS (Sputnik) — La ausencia de atención de salud en las comunidades indígenas venezolanas preocupa al grupo de médicos que trabaja en las zonas que habitan, dijo a Sputnik el especialista en parasitología Oscar Noya.

    "Me preocupa también que nuestros equipos son itinerantes, tienen sus potencialidades, porque no hay un proceso de transculturización mediados por los equipos de salud, pero sí, debería haber, cada cierta zona geográfica, un ambulatorio donde los Yanomamis (etnia indígena) en el momento que tengan problemas de salud, se puedan acercar", indicó Noya en entrevista con esta agencia.

    El equipo con el que Noya viaja frecuentemente selva adentro para atender a diversas comunidades indígenas venezolanas, está integrado por unas treinta personas, entre ellas, cuatro médicos, que también forman parte del Programa para la Eliminación de la Oncocercosis en las Américas, y trabajan junto a los Agentes Comunitarios Yanomami de Salud (ACYAPS).

    Las visitas que realizan las poblaciones indígenas duran entre uno y tres días.

    "Hacemos lo que se llama la fotografía de la salud, vamos atendemos máximo 3 días y nos vamos, y atajamos los problemas que hay en ese instante, pero de resto no los volvemos a ver en tres meses o más, un instante cada año, y deberíamos poder hacer un video de la salud en la zona, donde cualquier problema que ellos puedan tener, puedan acudir al médico", expuso.

    Grupo médico venezolano se dedica a la atención de indígenas en comunidades remotas
    © Foto : Miguel López
    Grupo médico venezolano se dedica a la atención de indígenas en comunidades remotas
    Además, destacó la importancia de reforzar en comunidades remotas la vacunación para prevención de enfermedades y el control de la malaria.

    En tal sentido, Noya hizo énfasis en la necesidad de incrementar la cantidad de ambulatorios e incrementar la presencia de médicos y las condiciones de los centros existentes, para evitar que las comunidades indígenas queden desasistidas.

    "Nosotros somos un grupo muy pequeñito y nos estamos esparciendo por territorios geográficos muy grandes, y la cantidad de servicio de calidad que podamos estar dando se reduce, porque cada vez vamos a más comunidades, necesitamos más gente para este trabajo, son más de 16.000 Yanomamis, son más de 4.000 Yekuanas, entre otros pueblos, y los equipos de salud que hay para atender estas comunidades son cada vez más pequeños y con menos equipos", añadió.

    En sus recorridos por poblaciones indígenas, Noya ha percibido que la crisis económica y la escasez de alimentos, que afecta al país caribeño, no golpea igual a las comunidades indígenas más remotas.

    Te puede interesar: Estreno mundial: una tribu indígena aislada es vista por primera vez en la Amazonia brasileña (fotos)

    Sin embargo, impacta "fuertemente" en la salud y nutrición de los pueblos que han tenido procesos de transculturización más avanzados, y que perdieron la costumbre de tener cultivos, cazar o pescar, e incluso, comentó con sorpresa, buscan leche para sus hijos recién nacidos.

    El programa que integra Noya, y que trabaja por la eliminación de la oncocercosis, también conocida como "ceguera de los ríos", se realiza con la cooperación de la Organización Panamericana para la Salud (OPS) en Venezuela y Brasil, donde están los últimos dos focos de esta enfermedad en América Latina.

    Para acceder a comunidades remotas, el personal de salud que trabaja en colaboración con el Ministerio venezolano, depende de las Fuerzas Armadas Nacional Bolivariana, en la mayoría de las ocasiones, para emprender un recorrido.

    Por ello, Noya adelantó a Sputnik, que se estudia junto al Ministerio de Salud, la posibilidad de que se abran espacios para que también puedan trabajar, especialmente en el Amazonas, con helicópteros civiles.

    Te puede interesar: Tres voces, tres realidades: ¿cómo viven los pueblos originarios su día en América Latina?

    La "ceguera de los ríos" es causada por el parásito Onchocerca volvulus y se transmite al ser humano por la repetida picadura de la mosca negra.

    Entre sus principales síntomas se encuentran el prurito intenso, afecciones cutáneas desfigurantes y discapacidad visual que puede llegar a la ceguera permanente, según la Organización Mundial de la Salud. 

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik

    Además:

    Los Wayú de Colombia denuncian abandono por muerte de niños desnutridos
    Corte Constitucional: derechos de niños de La Guajira colombiana son vulnerados
    Presidente de Ecuador anuncia que cederá edificio de Unasur a universidad indígena
    Etiquetas:
    pueblos indígenas, atención médica, Venezuela