En directo
    Petróleo (archivo)

    La explotación en Brasil de los yacimientos de petróleo del presal cumple diez años

    CC0 / Pixabay
    América Latina
    URL corto
    0 10

    RÍO DE JANEIRO (Sputnik) — La explotación de los yacimientos petrolíferos del "presal" en Brasil (situados en las profundidades marinas bajo la capa de sal) cumplen estos días diez años, y el Partido de los Trabajadores (PT) del expresidente Luiz Inácio Lula da Silva (2003-2011) aprovechó para reivindicarlos como un bien brasileño.

    "Pasados diez años la producción de "presal" bate récords, sobrepasando los 1,7 millones de barriles por día; sin embargo, esa riqueza, que debería servir a los Intereses de la nación, siendo dirigida a áreas como educación e infraestructura, está siendo entregada a precios irrisorios a multinacionales extranjeras", criticó el PT en un comunicado.

    La empresa semiestatal Petrobras empezó a extraer petróleo del "presal" en 2008, y dos años después se inició la producción comercial, en el pozo de Baleia Franca, frente a la costa del estado de Espírito Santo (sureste).

    El PT y otros partidos de izquierda critican los intentos del actual Gobierno del presidente Michel Temer de privatizar segmentos de la empresa semiestatal Petrobras y renunciar al petróleo brasileño.

    Temas relacionados: ¿Qué opinan los brasileños de la privatización de Petrobras?

    En sus primeros meses el Gobierno Temer aprobó una ley que acababa con la obligatoriedad de que Petrobras estuviera presente con una participación mínima de 30% en todos los consorcios de explotación del "presal", permitiendo que empresas extranjeras ocuparan ese lugar.

    Además:

    Estado brasileño de Sao Paulo recauda 40% más que en 2017 con las regalías del petróleo
    Petrobras: huelga de petroleros en Brasil no afecta al abastecimiento
    La brasileña Petrobras aumenta 56% sus beneficios en el primer trimestre de 2018
    Etiquetas:
    petróleo, presal, Partido de los Trabajadores, Brasil
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik