En directo
    Logo de Odebrecht

    Investigador: la trama Odebrecht es un bumerán en el debate electoral mexicano

    © REUTERS / Mariana Bazo
    América Latina
    URL corto
    0 10

    CIUDAD DE MÉXICO (Sputnik) — El ataque del candidato oficialista mexicano José Antonio Meade al aspirante izquierdista Andrés Manuel López Obrador, a quien vinculó en el debate presidencial con la trama Odebrecht, puede volverse un bumerán, dijo a Sputnik el investigador del caso Raúl Olmos.

    "Es un bumerán o cinismo, porque Meade dirigió la Unidad de Inteligencia Financiara cuando fue secretario de Hacienda del Gobierno de Felipe Calderón (2006-2012), en la época en la que se transfirieron los sobornos de Odebrecht a la campaña presidencial de Enrique Peña Nieto", dijo Olmos, jefe de las pesquisas sobre el caso en la organización independiente Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI).

    Olmos se refería a las confesiones de los gerentes de la compañía Odebrecht ante la fiscalía de Brasil.

    Meade, candidato presidencial del gobernante Partido Revolucionario Institucional (PRI) reveló en el tercer y último debate entre los aspirantes a la presidencia, celebrado la noche del 12 de junio, el vínculo de la constructora brasileña con el empresario Javier Jiménez Espriú, designado por López Obrador para la cartera de Comunicaciones y Transportes, en caso de que gane las elecciones.

    Jiménez Espriú, integrante del gabinete provisional del favorito López Obrador, fue hasta mayo de 2018 miembro del consejo de administración de la firma mexicana Idesa y es cuñado de sus dueños.

    Más: Elecciones en América Latina 2018: México vota en medio de la violencia

    La empresa está asociada en México con Braskem, la filial petroquímica de Odebrecht.

    "Idesa aportó el 25% para crear en 2010 un consorcio con Braskem y crear Etileno XXI, con 75% de las acciones en poder de la firma brasileña", relató Olmos, quien acaba de recibir el premio internacional Trace, como parte del equipo de 20 periodistas latinoamericanos de la red Investiga Lava Jato, nombre de esa trama en Brasil.

    El consorcio Idesa-Braskem es dueño de la planta Etileno XXI que procesa etano, materia prima para producir etileno, el insumo básico para industria del plástico que se origina en la industria petrolera.

    Tema relacionado: El fundador de PRD: López Obrador sería un autócrata en México

    Idesa-Braskem logró un contrato leonino con la estatal Petróleos Mexicanos (Pemex), a favor del consorcio.

    "Pemex le vende ese gas, materia prima del proceso de etileno, con un costo que es 38% menor al costo real", lo que causó a la petrolera mexicana un daño patrimonial por unos 100 millones de dólares en los primeros 10 meses del contrato, reveló Olmos.

    Los hilos conducen a Peña Nieto

    El ataque podría regresar con más daños para Meade, porque antes de dirigir la cartera de Hacienda fue titular de Energía en el Gobierno de Calderón, "que avaló el contrato ventajoso para Etileno XXI", prosigue el relato.

    Meade se sumó al siguiente Gobierno de Peña Nieto como canciller y después como titular Finanzas y Desarrollo Social, lo que facilitó que el presidente empujara su actual candidatura presidencial por el PRI.

    "Peña Nieto ratificó ese contrato a tres días de tomar protesta [asumir su cargo], en diciembre de 2012", afirmó Olmos.

    El jefe de relaciones internacionales de la campaña de Peña Nieto, Emilio Lozoya, sostuvo contactos con Odebrecht y Braskem antes de convertirse en director general de Pemex, cargo que ejerció entre diciembre de 2012 y febrero 2016.

    "No estoy afirmando que él haya estado enterado de la trama con Etileno XXI, a Braskem aún no se le ha comprobado que haya pagado sobornos en México, como sí es el caso de la matriz Odebrecht", cuyos gerentes revelaron a la fiscalía de Brasil las transferencias a la campaña oficialista mexicana en 2012, precisó Olmos.

    Odebrecht reconoció en 2016 que estaba en el centro de un escándalo de sobornos pagados paga obtener contratos en 12 países del continente americano y en África, mediante un acuerdo por 3.500 millones de dólares con el Departamento de Justicia de EEUU para atenuar las sanciones.

    No te lo pierdas: Caravana de gobernador opositor es "un hito contra la corrupción" en México

    Según las confesiones de los gerentes de Odebrecht a la fiscalía de Brasil, "al menos 3,1 millones de dólares entraron a la campaña presidencial de Peña Nieto" prosiguió el experto.

    Sin embargo, el investigador advirtió que "Braskem asegura que no tiene relación con los sobornos pagados con la campaña de Peña Nieto".

    La firma petroquímica brasileña desmintió horas antes del debate presidencial que existiera un "precio preferencial" que le suministra Pemex.

    "La fórmula de precio propuesta y aprobada por la Comisión Reguladora de Energía [de México], aplica para todos los consumidores de etano en el país, inclusive para Pemex Etileno, desde 2013", dijo Braskem en un comunicado.

    Sin embargo, Olmos encontró un contrato de Pemex, que deberá comprar 720.000 toneladas de etano por unos 225 millones de dólares en los próximos dos años, para mantener el suministro comprometido en el contrato y evitar sanciones.

    Braskem reconoce que firmó un acuerdo con las autoridades de EEUU, al admitir que pagó sobornos de más de 250 millones de dólares a funcionarios extranjeros, partidos políticos y candidatos en Brasil a través de paraísos fiscales.

    Pero al mismo tiempo aseveró que, en ese mismo acuerdo signado en diciembre de 2016, afirmó que "no reporta irregularidad alguna en sus actividades en México", como indican una "serie de notas mal informadas" publicadas recientemente.

    Sin embargo, documentos que el experto de MCCI obtuvo en octubre de 2017 revelaron una pista sobre la relación de Braskem con la campaña de Peña Nieto.

    Además: Moody's: corrupción y promesas de cambios influirán en elecciones de México

    El exdirector de la filial petroquímica brasileña, Carlos Fadigas, procesado en Brasil por corrupción, confesó su cercanía con la campaña electoral del ahora mandatario, según uno de esos documentos.

    En febrero de 2013, tres meses después de la asunción presidencial, Fadigas dijo que "acompañamos de tiempo completo toda la campaña del PRI y del actual presidente Enrique Peña Nieto".

    El acompañamiento fue "no solo a él, sino también a su equipo", según la transcripción de una reunión de la cual la organización independiente obtuvo una copia que ha compartido con esta agencia.

    Los documentos  en los expedientes de la justicia en Brasil "revelan que Peña Nieto se reunió tres veces, antes de asumir como presidente de México, con Marcelo Odebrecht", dueño de la compañía homónima sentenciado en 2016 a 19 años de prisión por pagos internacionales de sobornos, dijo Olmos.

    Más información: Gastos de campañas políticas superan hasta 10 veces el tope legal en México

    El 14 de agosto pasado, MCCI publicó estados de cuenta del Meinl Bank en la isla caribeña de Antigua sobre transferencias de 3,14 millones de dólares a la firma Latin American Asian Capital Holding.

    Según los delatores en Brasil, esa cuenta estaba ligada al exdirector de Pemex, Lozoya, que niega tajantemente los señalamientos. 

    Además:

    Lucha anticorrupción centra estrategia de López Obrador por Presidencia de México
    Consultora: López Obrador tiene tres veces más chances de ganar que Anaya en México
    Magnates se movilizan contra López Obrador en campaña presidencial de México
    Etiquetas:
    corrupción, Odebrecht, México
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik