01:50 GMT +323 Octubre 2018
En directo
    Silueta de una mujer

    Políticos conservadores paraguayos temen que ley de paridad de lugar a otras reformas

    CC0 / Unsplash
    América Latina
    URL corto
    0 0 0

    MONTEVIDEO (Sputnik) — Los partidos políticos más conservadores de Paraguay, como el oficialista Partido Colorado, temen que la aprobación de la Ley de Paridad Democrática, que se vota en la Cámara de Diputados, abra la discusión a temas como la legalización del aborto o el matrimonio igualitario, dijo a Sputnik la dirigente política Lilián Soto.

    "Los sectores fundamentalistas y conservadores tienen mucho temor a que a partir de ahí pueda discutirse en Paraguay la legalización del aborto o la unión de personas del mismo sexo y otras cuestiones que están en juego desde hace mucho tiempo", señaló a esta agencia la presidenta del partido Kuña Pyrenda (izquierda), Lilián Soto.

    Si bien leyes como la que propone eliminar toda forma de discriminación o la de salud sexual están presentes hace varios años, su debate no ha sido muy expandido en la sociedad paraguaya debido a que "los sectores conservadores y fundamentalistas tienen mucho peso político" en el país, explicó la dirigente.

    El fin de esta la ley es la paridad democrática en el ámbito político como en el social, tanto en las listas primigenias de los partidos políticos, como en otros organismos del Estado y en las organizaciones intermedias que eligen sus autoridades por votación.

    "El objetivo es apuntar a una democracia paritaria en el país y por supuesto esto tiene un alcance importante para la presencia de mujeres en una mejor representación, dado que los datos son muy disminuidos con relación a la presencia de mujeres en los espacios de poder político", afirmó Soto.

    En marzo, el Senado le otorgó media sanción a este proyecto de ley que busca que 50% de los cargos públicos sean ocupados por mujeres.

    "La cuota por la paridad es una de las apuestas principales que en Paraguay impulsan a la presencia de mujeres y hombres en igualdad en el poder político y social", dijo la exministra de la Secretaría de la Función Pública (2008-2012).

    Temas relacionados: Estos son los parlamentos con más y menos mujeres en América

    Paraguay se encuentra entre los cuatro países más desiguales del mundo respecto a la distribución de cargos entre hombres y mujeres con solo 16% de puestos ocupados por mujeres, según datos de la Comisión Económica para América Latina y Caribe (Cepal).

    A pesar que desde 1996 en Paraguay está establecido en el Código Electoral que las mujeres deben ocupar al menos 20% de los cargos de poder político, nunca se ha llegado a ese porcentaje.

    "Hay un estancamiento en el lento ritmo de aumento de presencia de mujeres: cuando acabó la dictadura stronista (en referencia a Alfredo Stroessner, quien gobernó el país entre 1954 y 1989) teníamos apenas dos mujeres en el Parlamento Nacional, eso era menos de un 4%, luego de que logramos la cuota del 20% fue aumentando paulatinamente, pero siempre a un ritmo muy lento de dos o tres puntos porcentuales", explicó quien fuera candidata a la Presidencia de la República para el período 2013-2018.

    Soto afirmó que en las dos últimas elecciones realizadas en su país hubo un estancamiento en el aumento de la presencia de mujeres en cargos políticos y que esta ley abrió un debate sobre la reconceptualización de la democracia, ya que supone la ampliación de la democracia representativa.

    Miedo, hombres y paridad

    Más de 80% de los paraguayos apoya esta ley, según una reciente encuesta sobre igualdad y no discriminación realizada en base a más de 140 preguntas que creó el Centro de Documentación y Estudios, con una muestra de la Dirección de Estadísticas y Censos como consecuencia de una encuesta representativa de toda la población.

    Soto afirma que entre quienes se oponen a la ley hay distintos factores que influyen, pero que un factor determinante es el miedo de los hombres a perder el poder que hasta el momento tuvieron.

    "Indudablemente los hombres están peleando por mantener el poder que está en juego, debido a que si esta ley es aprobada son sus lugares los que van a estar en entredicho desde el momento en que las listas tengan que ser paritarias", señaló la líder feminista.

    La dirigente agregó que "hay varios hombres de los partidos políticos tradicionales, sobre todo el Partido Colorado, que están siendo los impulsores de este debate en contra (de la ley de paridad)".

    "En las últimas elecciones tuvimos una baja de un 1% en la representación a nivel del parlamento nacional en general; teníamos 16,8% y ahora vamos a tener alrededor del 15% porque hemos tenido la disminución de una senadora: teníamos nueve y ahora vamos a tener ocho", contó.

    Te puede interesar: Este es el país de América Latina con menor brecha salarial entre hombres y mujeres

    Además, afirmó que en la Cámara de Diputados se mantuvo la cantidad de 12 mujeres que había en el periodo anterior, mientras que en las juntas departamentales los datos anteriores daban 16,67% de mujeres en cargos y al parecer esto subió a 17 o a 18%, aunque "todavía estamos analizando los datos", dijo Soto.

    Respecto a las juntas municipales dijo que los números se mantuvieron con una pequeña disminución pero sigue en el orden del 20% aproximadamente y los resultados electorales relativos a las gobernaciones indican que en este período no va a haber ni una sola gobernadora de los 17 departamentos, mientras que en el Parlamento del Mercado Común del Sur se mantuvo el 16, 67% de mujeres.

    Umbral

    En 2014 un grupo de mujeres de distintos partidos políticos de Paraguay comenzaron a conversar acerca de un posible proyecto de ley de paridad democrática; fue así que comenzó un proceso de debate en el que se analizaron las posibilidades de volver a presentar un proyecto de ley referido a este tema en el país.

    Años atrás hubo dos intentos y fallaron.

    En 2004 la Comisión de Reforma Electoral de Paraguay estaba debatiendo algunos aspectos del Código Electoral y fue entonces que el Defensor del Pueblo y la Comisión Interpartidaria de Mujeres hicieron llegar una propuesta de reforma que estableciera la paridad.

    Este proyecto pasó desapercibido sin pena ni gloria.

    Otros sectores plantearon en el mismo momento que la cuota de representatividad aumentara de 20 a 33%.

    Pero este proyecto tampoco fue considerado.

    En 2008 el partido Patria Querida (centro) presentó en solitario otro proyecto de ley de paridad, que tuvo el mismo destino que los dos anteriores.

    Fue entonces en 2014 cuando mujeres de distintos partidos políticos se dieron cuenta de que para que el intento esta vez fuera exitoso debían unirse y armar un proyecto conjunto.

    Asuntos relacionados: Argentina aprueba ley de paridad de género en listas electorales

    Ese debate luego se abrió a mujeres de todo el país y así socializó el primer proyecto de Ley de Paridad Democrática.

    En 2016 se formó el grupo encargado de impulsar la iniciativa, que estaba integrado por mujeres de distintos sectores políticos, apoyadas además por organizaciones no gubernamentales como Decidamos y el Centro de Documentación y Estudios y por organizaciones de la Organización de Naciones Unidas como ONU Mujeres.

    Finalmente, ese mismo año se presentó el proyecto de ley al parlamento con la firma de todas las senadoras (nueve) y de cuatro senadores hombres.

    Camino

    El pasado miércoles la cámara baja no obtuvo el quórum para aprobar esta ley debido a que la bancada del Partido Liberal Radical Auténtico (PLRA) se retiró de la sala, por lo que la votación se pospuso para el 12 de junio en una sesión extraordinaria.

    Si el 13 de junio no se obtiene quórum habrá sanción ficta, esto quiere decir que la ley terminará su tratamiento en el parlamento nacional, volverá al Senado y allí deberá ser ratificada por mayoría absoluta de votos.

    Si no hay quórum nuevamente hay sanción ficta, eso quiere decir que la ley termina su tratamiento en el parlamento nacional y pasa por la promulgación de la Presidencia de la República.

    Allí la ley o queda desechada o pasa a la presidencia para su promulgación; el presidente tendrá dos opciones: vetar la ley o promulgarla.

    En el caso de que decidiera vetarla se necesitará luego una mayoría calificada en el parlamento para poder levantar ese veto.

    Según datos de ONU Mujeres los dos países con mayor paridad en sus parlamentos del mundo son Ruanda con 63.8% y Bolivia con 53,1% de escaños ocupados por mujeres.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik

    Además:

    La Ley de Paridad cambia la historia de las mujeres argentinas
    Aborto seguro en Hispanoamérica: una lucha que aún no encuentra reflejo en las leyes
    Expertos de la ONU volverán a evaluar la discriminación de las mujeres en Chile
    Etiquetas:
    reformas, paridad género, mujeres, Paraguay