03:48 GMT +320 Noviembre 2018
En directo
    Henri Falcón, candidato presidencial venezolano

    Falcón busca la presidencia de Venezuela prometiendo dolarizar la economía

    © REUTERS / Carlos Garcia Rawlins
    América Latina
    URL corto
    203

    CARACAS (Sputnik) — El candidato Henri Falcón se lanza a la pelea por la presidencia de Venezuela acumulando polémicas: desde su promesa de dolarizar la economía hasta su carrera que comenzó en el oficialismo y siguió en la oposición, de la que volvió a alejarse para postularse en los comicios de 20 de mayo.

    "La dolarización es un freno para la hiperinflación, evita que los corruptos impriman billetes a placer y será el mecanismo para recuperar el valor del trabajo venezolano", dijo Falcón el pasado 23 de abril en la presentación a los medios de su programa de Gobierno.

    Nacido el 19 de junio de 1961 en Nirgua, estado Yaracuy (oeste), Falcón se graduó en 1988 de abogado en la Universidad Santa María de Caracas.

    Formó parte de la izquierda, al militar en el Movimiento Bolivariano Revolucionario 200 (MBR-200) fundado en 1982 por el entonces teniente Hugo Chávez (presidente de Venezuela desde 1999 hasta su muerte en 2013).

    En 1999 participó en la redacción de una nueva Constitución y posteriormente fue gobernador del estado Lara (oeste) por dos periodos consecutivos (2008-2012 y 2013-2017).

    Te puede interesar: Elecciones en América Latina 2018: Venezuela sorprende y adelanta los comicios

    Su primer mandato de gobernador lo ganó por el gobernante Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), pero para el segundo hizo campaña como opositor.

    El 22 de febrero de 2010, publicó una carta dirigida al entonces presidente Chávez en la que cuestionaba la "burocracia" del oficialismo y pedía espacios de diálogo con el mandatario.

    Esa carta crítica del proceso revolucionario le costó su permanencia en las filas del chavismo, pues de inmediato fue tildado de "traidor".

    Ya fuera del oficialismo, en 2012 fue reelegido gobernador de Lara con el 53,87% de los votos, apoyado por su partido Avanzada Progresista y por otras fuerzas opositoras como Primero Justicia, Acción Democrática, Voluntad Popular, Un Nuevo Tiempo y Copei.

    ​Tras la muerte de Chávez en 2013, y ante la inminencia de nuevas elecciones presidenciales, Falcón fue el jefe de campaña del candidato único de la oposición, Henrique Capriles, quien obtuvo 7,3 millones de sufragios, apenas detrás de los 7,5 millones de votos que dieron el triunfo al actual presidente Nicolás Maduro.

    No te lo pierdas: Venezolanos entre apatía, incertidumbre y fidelidad a Maduro de cara a las presidenciales

    En 2017, Falcón perdió un nuevo intento de reelección en Lara, derrotado por la candidata del oficialismo, Carmen Meléndez.

    Nuevamente "traidor"

    Por su gestión en Lara y sus polémicas con el oficialismo, Falcón se convirtió en una figura pública nacional, llegó a ser vocero de la oposición para los diálogos con el Gobierno e hizo públicas sus aspiraciones de ser presidente.

    Pero su decisión de postularse generó fuertes polémicas cuando la mayoría de los partidos de la coalición opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD), a la cual pertenecía, decidieron llamar a la abstención.

    Ocho años después de ser expulsado del PSUV, también la MUD le cerró la puerta y sus dirigentes vuelven a llamarlo "traidor".

    La MUD, después de numerosos debates y pugnas internas, resolvió no participar en las elecciones del 20 de mayo como una estrategia para restar legitimidad internacional a unos comicios que considera fraudulentos y presionar a Maduro para que cediera a sus demandas.

    Más aquí: Candidato presidencial venezolano Reinaldo Quijada cree que Maduro es "derrotable"

    Falcón, en cambio, valoró esta postura como un error y, pese a los reiterados llamados de la MUD, inscribió igualmente su candidatura, respaldada por Avanzada Progresista, Movimiento Al Socialismo y una fracción de Copei.

    Además, firmó el 2 de marzo el Acuerdo de Garantías entre el Consejo Nacional Electoral (CNE) junto a los también candidatos presidenciales Maduro y Javier Bertucci.

    Por haber militado en el oficialismo, su candidatura es considerada por algunos opositores que lo apoyan como una oportunidad para captar "votos de chavistas" descontentos, mientras otros lo acusan de hacer el "juego" al Gobierno por participar en unas elecciones que ven como un "fraude".

    Falcón asegura que derrotará con votos a Maduro, quien ha perdido apoyos por la grave crisis económica que atraviesa el país.

    "Ningún gobierno en una crisis de hiperinflación ha logrado una victoria electoral", dijo Falcón.

    Campaña electoral

    El arranque de la campaña en el este de Caracas atrajo apenas a 20 personas, pero el candidato sostuvo que eso iría cambiando con el paso de las semanas.

    En los primeros días, una caravana en la que se trasladaba en Catia (oeste de Caracas) fue atacada supuestamente por oficialistas.

    Falcón intentó sumar detrás de sí candidaturas presidenciales menores para fortalecer sus chances frente a Maduro, pero solo consiguió el respaldo del candidato independiente Luis Alejandro Ratti.

    El expastor evangélico Javier Bertucci, de Esperanza por el Cambio, dobló la apuesta y le propuso a Falcón que declinara en su favor, y Reinaldo Quijada, del partido Unidad Política Popular 89 (izquierda) insistió en continuar con su postulación, a pesar de contar con menos de 3% de la intención de voto, según las encuestas.

    Más: Candidato venezolano Javier Bertucci pide a Falcón que decline a su favor

    Falcón insiste en que los sondeos lo favorecen, y asegura que ganará el 20 de mayo si la ciudadanía descontenta con el Gobierno de Maduro sale a votar en lugar de quedarse en casa.

    La última encuesta publicada por la Datincorp lo ubica como ganador, con 34% de las preferencias, mientras el sondeo de International Consulting Services (ICS) indica que está segundo después de Maduro, con 25,4% de la intención de voto.

    Salvación nacional

    Su plan de Gobierno "Salvación nacional" plantea reactivar la economía de su país teniendo como clave la dolarización y eliminando el control cambiario que rige en Venezuela desde 2003.

    Para armar su proyecto, Falcón cuenta con el economista Francisco Rodríguez, quien laboraba para una empresa financiera de Wall Street.

    El candidato asegura que fijará el salario mínimo en 75 dólares, con posibilidad de un aumento anual, y sostiene que para su cuarto año de gestión ese indicador habrá llegado a 300 dólares.

    Falcón promete crear una "tarjeta solidaria" por medio de la cual se transferirán 25 dólares por adulto y 10 dólares por niño a las familias de menores recursos.

    Esta iniciativa recibió críticas duras por sus similitudes con el actual Carnet de la Patria, un sistema de identidad alternativo que el Gobierno de Maduro ha ido imponiendo para acceder a programas sociales, ayudas económicas y hasta becas estudiantiles.

    Tema relacionado: Candidato opositor venezolano invita al presidente Maduro a debate público

    Falcón ofrece restaurar los vínculos con el Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional, organismos con los que Venezuela rompió cuando Chávez era presidente. 

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik

    Además:

    Candidato opositor Falcón: grupo de expertos de la ONU podrían viajar a Venezuela
    Contrincante del oficialismo venezolano dice que coalición opositora MUD dejó de existir
    Diputado opositor venezolano pide al candidato Falcón retirar su candidatura
    Etiquetas:
    candidatura, elecciones presidenciales, oposición, dólar, economía, Henri Falcón, Venezuela