En directo
    Los ministros de Asuntos Exteriores de la República Dominicana y de China, Miguel Vargas y Wang Yi

    "Un paso audaz de la República Dominicana": ¿qué consecuencias tendrá su giro hacia China?

    © REUTERS / Damir Sagolj
    América Latina
    URL corto
    María Ivánnikova
    30821

    La República Dominicana rompió lazos con Taiwán y estableció relaciones diplomáticas con China. El profesor titular de la Cátedra de Relaciones Internacionales de la Universidad MGIMO, Andréi Sídorov, comentó a Sputnik a qué se debe el giro de la República Dominicana hacia China y cuáles serán sus consecuencias para la región.

    Actualmente los aliados de Taiwán son países pequeños que se concentran en Asia-Pacífico, África, Latinoamérica y el Caribe. Entre ellos están Nicaragua, Honduras, El Salvador, Guatemala, Haití y Paraguay.

    "Los estados de América Central están agobiados por una dependencia excesiva de Estados Unidos. Necesitan un contrapeso para una maniobra más libre y para equilibrar su relación con EEUU. En el mundo moderno, China es el país que podría convertirse en este contrapeso", comentó al respecto Sídorov.

    Según el analista, los países de América Central mantienen relaciones diplomáticas con Taiwán siguiendo una "persistente recomendación de EEUU para mantener a Taiwán a flote".

    "Por lo tanto, para la República Dominicana, es un paso audaz e incluso revolucionario".

    El interlocutor de la agencia opinó que son varios los factores que provocaron este giro de este país hacia China.

    "La principal actividad económica de la República Dominicana está relacionada con el turismo. La afluencia de turistas chinos se veía obstaculizada por las relaciones diplomáticas con Taiwán. Ahora el régimen sin visados está a la vuelta de la esquina. Y esto podría contribuir seriamente al desarrollo de la industria del turismo", señaló a Sputnik Sídorov.

    Tema relacionado: Se triplica el flujo de turistas rusos a la República Dominicana

    Asimismo, el experto observó que China mantiene unas relaciones mutuamente beneficiosas con Cuba. "Esta experiencia sirvió de ejemplo ilustrativo para la República Dominicana", añadió.

    Sídorov recordó además que el presidente de EEUU, Donald Trump, insultó en enero de este año a los vecinos de la República Dominicana, el Salvador y Haití al llamarlos "países de mierda".

    Todo esto, según el analista, impulsó a este país latinoamericano a "intentar emprender un viaje libre y establecer relaciones con China", reduciendo así la dependencia de Estados Unidos.

    El ministro de Asuntos Exteriores dominicano, Miguel Vargas, señaló que "se abre una nueva etapa estratégica". El canciller chino, Wang Yi, por su parte, destacó que el nuevo aliado diplomático de China "es la mayor economía de Centroamérica y el Caribe" y tiene "una importante influencia en los asuntos regionales".

    ​​Sin embargo, el experto afirmó que la República Dominicana "no dará pasos demasiado revolucionarios para no deslizarse hacia la confrontación con EEUU".

    "China hizo hincapié en el desarrollo de las relaciones económicas para calmar a Estados Unidos y dejar claro que el establecimiento de relaciones diplomáticas con la República Dominicana no representa una amenaza para EEUU. Tanto China como la República Dominicana se comportarán con cuidado. En este contexto, no podemos hablar de la presencia militar de China, ni de sus actividades de inteligencia".

    Pero esto no significa que China no intente entrar en la región, agregó.

    "Como se dice, gota a gota, el agua perfora la roca. China irá entrando poco a poco en la región e intentará establecer un modelo de relaciones con la República Dominicana, que sea atractivo para otros países de la región, es decir, relaciones económicas beneficiosas sin un dramático deterioro de las relaciones con Estados Unidos. Este es un juego delicado".

    Los estadounidenses, a su vez, "presionarán para que las relaciones entre estos dos países se mantengan en formato estrictamente económico", prosiguió.

    De acuerdo con el analista, "otros países de América Central y el Caribe seguirán de cerca el desarrollo de estas relaciones y la reacción de Estados Unidos y evaluarán las posibilidades de tal paso por su parte".

    Sídorov recordó que la República Dominicana no es el primer país de la región que rompe relaciones con Taiwán y las establece con China. En 2017, lo hizo también Panamá.

    "Esta tendencia significa que el dominio indivisible de Estados Unidos en la región ya no es tan inquebrantable como solía ser", concluyó el experto.

    Además:

    Japón y América Latina pueden convertirse en socios de China en la guerra comercial contra EEUU
    EEUU se dispone a mantener a Rusia, China e Irán fuera de América Latina
    Ofensiva de EEUU en América Latina "es por miedo a que China y Rusia le saquen el lugar"
    China y Panamá, a punto ser socios estratégicos
    Panamá busca en China una alternativa a EEUU
    Etiquetas:
    consecuencias, economía, relaciones diplomáticas, Miguel Vargas, Wang Yi, América Central, República Dominicana, Taiwán, América Latina, China
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik