En directo
    Expresidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva (archivo)

    El expresidente de Brasil Lula afirma que cumplirá el mandato de prisión

    © REUTERS / Adriano Machado
    América Latina
    URL corto
    7102

    RÍO DE JANEIRO (Sputnik) — El expresidente Luiz Inacio Lula da Silva (2003-2011) aseguró la tarde del 7 de abril que cumplirá la orden judicial e ingresará en prisión para cumplir 12 años y un mes de cárcel por presuntos delitos de corrupción y blanqueo de dinero.

    "Voy a cumplir el mandato de prisión, porque quiero hacer una transferencia de responsabilidad; creen que todo lo que pasa en este país es por mi culpa", aseguró desde la sede del Sindicato de los Metalúrgicos de São Bernardo do Campo (estado de São Paulo), rodeado de la cúpula del Partido de los Trabajadores (PT) y de miles de simpatizantes.

    Lula, visiblemente emocionado, remarcó la injusticia que están cometiendo las autoridades al condenar a un inocente y pidió a sus seguidores que resistan en las calles y se mantengan con la "cabeza erguida".

    El juez de la Operación Lava Jato Sérgio Moro había ordenado que Lula se presentara ante la policía para empezar a cumplir su condena antes de la tarde del día 6, pero el expresidente incumplió el plazo, no se presentó y desde entonces había incertidumbre sobre si se entregaría o no a la policía.

    Más información: El Tribunal Supremo de Brasil niega un nuevo recurso de Lula para evitar la prisión

    El expresidente, que no se pronunciaba en público desde que el 4 de abril por la noche el Tribunal Supremo Federal diera vía libre a su entrada en prisión, despejó las dudas y dijo que acatará la decisión judicial.

    "Saldré de esta más grande, más fuerte e inocente, porque quiero probar que son ellos los que cometieron un crimen; condenar a un hombre que tiene 50 años de historia política; no tengo cómo pagar la gratitud, el cariño y el respeto que me habéis dedicado en tantos años", proclamó ante miles de simpatizantes.

    El expresidente acusó al juez Sérgio Moro (que le condenó en un principio), al Tribunal Regional Federal de la 4ª Región (que confirmó la sentencia) y a los fiscales de la Operación Lava Jato de tener un "sueño de consumo"; verle preso y fuera de la carrera presidencial.

    "El golpe no terminó con Dilma (en referencia al 'impeachment' que derribó el Gobierno de Dilma Rousseff), sólo concluirá cuando consigan que Lula no pueda ser candidato a presidente de la República", remarcó, y añadió: "No quieren a Lula de vuelta porque en su cabeza el pobre no puede tener derechos".

    A pesar de confesar sentirse "indignado" por estar siendo condenado sin pruebas, según dijo, Lula no perdió el sentido del humor y bromeó al vaticinar la "excitación" que deben estar sintiendo los grandes grupos de comunicación que en su opinión orquestaron su persecución mediática.

    Aseguró que en los despachos del grupo Globo y la revista Veja, por ejemplo, van a tener "un orgasmo múltiple" al recibir la fotografía de Lula entrando en la cárcel, y remarcó que es urgente regular los medios para evitar que sigan manipulando a la opinión pública.

    Asuntos relacionados: Tres claves para entender el fallo del Supremo Tribunal de Brasil sobre Lula

    El líder izquierdista repasó sus logros en sus años de Gobierno y dijo que está siendo codnenado por dar dignidad a los pobres, por conseguir poner un plato de comida a quien pasaba hambre, que los jóvenes negros y de las favelas entrasen en la universidad o que las familias más humildes pudiesen optar a una casa propia.

    "Si ese el crimen que cometí quiero decir que voy a seguir siendo delincuente en este país, porque voy a hacer mucho más", avisó.

    Lula también ironizó con las propuestas que le habían hecho algunos amigos para refugiarse en Uruguay, en Bolivia o para pedir asilo en alguna embajada, y subrayó que su lugar está en Brasil y que entrará en la cárcel con la cabeza bien alta.

    La última parte de su discurso estuvo dedicada a lanzar ánimos a sus seguidores y repetirles que ahora tienen la misión de mantener vivo su legado.

    "No pararé porque ya no soy un ser humano, soy una idea mezclada con vuestra ideas; os tendréis que transformar en 'lulas', andaréis por este país haciendo lo que tenéis que hacer, cada día… (ellos) tienen que saber que la muerte de un combatiente no para la revolución", proclamó.

    Antes de dirigirse a sus seguidores Lula agradeció el apoyo de varios compañeros del partido y movimientos sociales, especialmente a Manuela D'Ávila (Partido Comunista de Brasil) y a Guilherme Boulos (Partido Socialismo y Libertad), que a pesar de ser de partidos que compiten con el PT se mostraron muy fieles al expresidente en los últimos días.

    Lula también agradeció el cariño de la expresidenta Dilma Rousseff (2011-2016), la que seguramente fue "la más injusticiada" de las mujeres que un día osaron hacer política en Brasil, dijo, en referencia al polémico proceso de 'impeachment' que la apartó del poder.

    Lula no dejó claro si se entregará en una de las comisarías de la Policía Federal en São Paulo o si se desplazará hasta Curitiba (a 400 kilómetros de São Paulo), tal como había ordenado el juez Moro en un principio.

    La defensa del expresidente presentó recursos de última hora ante el Tribunal Superior de Justicia y el Tribunal Supremo Federal para evitar el ingreso en prisión, pero ambos fueron rechazados.

    Le puede interesar: Miles de manifestantes muestran su apoyo a Lula en decenas de ciudades de Brasil

    Además:

    Presidenta del PT: orden de detención de Lula reedita la dictadura brasileña
    Lula ¿candidato desde la prisión?
    Presidente de Bolivia acusa a EEUU de usar un "golpe judicial" contra Lula
    Etiquetas:
    expresidente, tribunales, prisión, detención, Luiz Inácio Lula da Silva, Brasil
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik