19:46 GMT +315 Noviembre 2018
En directo
    Álvaro Uribe, expresidente de Colombia

    Expresidente colombiano Uribe acumula denuncias pero encabeza intención de voto

    © REUTERS / Carlos Julio Martinez
    América Latina
    URL corto
    404

    BOGOTÁ (Sputnik) — Promoción del paramilitarismo, masacres y asesinatos de activistas, espionajes ilegales y fraudes judiciales son algunos de los 28 procesos que tiene la Corte Suprema de Justicia de Colombia contra el expresidente colombiano Álvaro Uribe, cuyo partido Centro Democrático (CD) encabeza la intención de voto para las elecciones.

    Entre los crímenes de que se acusa al derechista Uribe se cuentan los asesinatos extrajudiciales cometidos bajo su gobierno por miembros del Ejército contra jóvenes civiles a quienes hacían pasar como guerrilleros muertos en combate para obtener ascensos y prebendas.

    Otro caso es el asesinato del defensor de derechos humanos Jesús María Valle en 1998 y la masacre de 15 campesinos de la comunidad de El Aro en 1997, perpetradas por grupos paramilitares de extrema derecha que llegaron hasta el lugar del crimen en un helicóptero de la gobernación de Antioquia (noroeste) que por entonces encabezaba Uribe.

    El senador también es investigado por la masacre de cinco campesinos en La Granja, perpetrada en 1996 también por paramilitares.

    La Corte Suprema se apresta a declarar las dos masacres y el asesinato de Valle como crímenes de lesa humanidad para evitar que prescriban.

    Favorito

    "Las encuestas dicen que es posible que (Uribe) tenga entre 18 y 24 senadores, así que en caso de que tenga 18 por supuesto habrá perdido dos legisladores, pero si avanza, eso significará que las investigaciones sí están teniendo un impacto en el plano judicial, pero tienen una repercusión mucho más lenta en el plano político", dijo a Sputnik el senador izquierdista Iván Cepeda, víctima de él mismo del senador.

    Pero habrá que esperar al domingo para ver "hasta dónde han tenido repercusión o no las investigaciones en contra de Uribe", agregó.

    Unos 35 millones de colombianos están habilitados para votar, pero la abstención suele alcanzar el 50 por ciento en los comicios legislativos y es muy elevada la proporción de votantes que inclinan por el sufragio nulo o en blanco.

    Un sondeo publicado el pasado sábado por el diario El Tiempo y la emisora W Radio, atribuye al CD una intención de voto de 20 por ciento, lo que le permitirá obtener algo más de los 20 escaños que ostenta, superando ampliamente a partidos tradicionales como el Liberal (9,9 por ciento) y al también derechista Cambio Radical (8,1 por ciento), del exvicepresidente y aspirante presidencial Germán Vargas Lleras.

    Pero en segundo lugar se ubica el voto en blanco, que recibe 16,1 por ciento de preferencias.

    "Uribe se destaca porque justamente fue presidente y porque es una persona que ha tenido una trayectoria mucho mayor a la del resto de sus competidores para las legislativas", dijo a esta agencia el analista político Luis Fernando Londoño, quien dirige el Centro de Análisis y Asuntos Públicos.

    Además, "las investigaciones contra Uribe parecen generar, por el contrario, un sentimiento de solidaridad de su electorado hacia él, que considera que ese tipo de acusaciones obedecen a persecuciones políticas", añadió.

    Convivir

    Una de las acusaciones más antiguas contra Uribe fue su promoción en Antioquia de las Asociaciones Comunitarias de Vigilancia Rural (Convivir), figura legal para dar cobertura a los grupos paramilitares.

    Uribe también fue relacionado con el capo del narcotráfico Pablo Escobar (muerto en 1993), por supuestamente facilitarle el uso de aeródromos para el transporte de cocaína cuando ejercía como director de la Administración Aeronáutica Civil, aunque por estos señalamientos no hay investigaciones en curso.

    Contra el expresidente aparecen por lo menos cinco procesos relacionados con grupos paramilitares, al tiempo que avanza otra investigación por interceptaciones ilegales con ayuda de un hacker para realizar saboteos informáticos a las negociaciones de paz que condujo el actual Gobierno con la ahora disuelta guerrilla FARC.

    Al final de su mandato presidencial, Uribe también fue acusado de ordenar al ahora disuelto Departamento Administrativo de Seguridad actividades de espionaje y persecución a activistas, periodistas e incluso magistrados.

    Escucha: Álvaro Uribe y el tiro por la culata

    Finalmente, a la cifra de procesos en la Corte Suprema se suma una presunta manipulación de testigos con el fin de acusar falsamente al senador Cepeda.

    "Lo que sí puedo asegurar por conocimiento de causa es que la situación del expresidente está cambiando en el plano judicial", dijo el propio Cepeda a Sputnik.

    El senador y activista de derechos humanos observó que "a Uribe se le está complicando la situación jurídica" porque "se han ido acumulando elementos importantes en su contra", por lo cual no sería extraño que la Corte Suprema decidiera llamarlo a indagatoria.

    Si eso llega a ocurrir, "estaríamos ante una situación inédita en la historia judicial de las querellas que se le han entablado en Colombia", concluyó Cepeda.

    Uribe, nacido en 1952, fue director de Aeronáutica Civil entre 1980 y 1982, alcalde de Medellín (norte) por un breve período en 1982 y gobernador de Antioquia entre 1995 y 1997 antes de llegar a la presidencia.

    Asumió su escaño en el Senado en 2014 y ahora aspira a ser reelegido el domingo.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik

    Además:

    Colombia: inician investigación a expresidente Uribe
    Senador colombiano Uribe afirma ser víctima de ataque político por acusación de abuso sexual
    Partido político de la FARC buscará acercamiento con expresidente colombiano Uribe
    Etiquetas:
    elecciones, Álvaro Uribe Vélez, Colombia