14:07 GMT +325 Septiembre 2018
En directo
    Soldados de las FFAA de Brasil en el aeropuerto internacional de Tom Jobim en Río de Janeiro

    "Intervención militar en Río de Janeiro será pretexto para cometer crímenes"

    © REUTERS / Ueslei Marcelino
    América Latina
    URL corto
    0 0 0

    RÍO DE JANEIRO (Sputnik) — La intervención militar en el estado brasileño de Río de Janeiro (sureste) será un pretexto para que las Fuerzas Armadas cometan crímenes contra la población más desfavorecida, alertó en declaraciones a Sputnik el abogado criminalista João Tancredo.

    "Con el pretexto de combatir el crimen se van a cometer muchos crímenes; quien mata asesinos es un asesino; estoy muy asustado, van a ocupar las favelas de forma absurda, matarán a gente inocente y la clase media aplaudirá", dijo a esta agencia, subrayando que la operación tiene un carácter populista que busca rédito electoral.

    El pasado 16 de febrero, el Gobierno de Michel Temer dejó el área de seguridad pública del estado de Río de Janeiro en manos de las Fuerzas Armadas.

    Desde ese día, todos los cuerpos policiales, el servicio de inteligencia, los bomberos y las cárceles están bajo el mando de un militar, algo inédito en la democracia.

    El Gobierno justificó la medida extrema por la escalada de violencia que vive el estado de Río desde hace meses sin que las autoridades locales puedan hacerle frente, pero activistas y expertos aseguran que la intervención no resolverá la violencia y podría causar numerosas violaciones de los derechos humanos.

    "Será más de los mismo, el uso de la fuerza bruta para combatir la inseguridad, algo que repetimos desde hace siglos en este país, y la población más desfavorecida siempre es que la sufre más con ese comportamiento", apuntó el abogado, quien teme que los militares tengan carta blanca para practicar todo tipo de "barbaridades" en sus incursiones en las favelas.

    Un punto especialmente delicado es el uso del mandato de búsqueda colectivo: la ley exige una autorización judicial para entrar en un domicilio para buscar a un sospechosos, pero atendiendo a peticiones de los militares el Gobierno está maniobrando en la Justicia para eliminar ese "obstáculo" y conseguir los permisos, que podrían afectar a barrios o favelas enteras de la ciudad.

    En unas declaraciones recientes, el ministro de Defensa, Raul Jungmann, alegó que la geografía de Río (plagada de cerros con favelas laberínticas y espesa vegetación) facilita la huida de los narcotraficantes, por lo que necesitan un margen de acción más amplio para que sus operaciones sean efectivas.

    Lea más: ¿Es preciso que intervenga el Ejército en Río de Janeiro?

    Tancredo subrayó que en la práctica esto significa que los militares puedan entrar impunemente en cualquier casa, y resaltó que esto solo se hace con las favelas, territorios donde los vecinos no tienen derechos: "En algunas calles de Leblon (el barrio más exclusivo de Río de Janeiro) viven peligrosos gobernantes, pero ahí hay que especificar bien el domicilio, si no la policía no entra", comparó.

    Para el abogado, algunos comentarios hacen temer abusos de las Fuerzas Armadas, como cuando el pasado 19 de febrero, en una reunión de los Consejos de la República y de Defensa Nacional, el comandante del Ejército, Eduardo Villas Bôas, afirmó que los militares que actúen en Río necesitan "garantías" para que no se tengan que enfrenar a una "nueva Comisión de la Verdad".

    La Comisión de la Verdad fue un organismo creado durante el Gobierno de la expresidenta Dilma Rousseff (2011-2016) que investigó los archivos de la dictadura militar y sacó a la luz cientos de casos de asesinatos, torturas, desapariciones y todo tipo de atentados contra los derechos humanos.

    Lea más: La expresidenta brasileña Rousseff critica la intervención militar en Río de Janeiro

    Tancredo también recuerda que los eventuales crímenes que practiquen los soldados en las favelas "serán juzgados ipso facto por sus pares", puesto que estarán sujetos a la Justicia Militar, que suele archivar la mayoría de infracciones.

    "La Justicia brasileña es bien racista porque existe el pensamiento de que se acabará con la violencia en Río de Janeiro, eliminando a determinadas personas, y todos sabemos que eso es un gran engaño: las favelas no fabrican armas, ni droga, y cuando matas a un "soldado" del narcotráfico hay todo un "Ejército de reserva", hay que repensar esto", alertó.

    En el estado de Río no faltan policías, apuntó el abogado (hay más de 50.000 agentes), y el Ejército participa en operativos en las favelas desde los años 90 de forma puntual sin apenas resultados.

    Para Tancredo, todo pasa por la despenalización de las drogas, pero lamenta que la sociedad brasileña no esté preparada para este debate, mientras insiste en apoyar una guerra que no sólo no da resultados sino que causa mucho sufrimiento.

    El abogado acumula más de 30 años defendiendo casos de abusos contra la población más pobre: trabajó en la defensa del caso Amarildo, un albañil que en 2013 despareció en la favela Rocinha de Río de Janeiro cuando se lo llevaron varios agentes de la Policía Militar.

    Su cuerpo nunca apareció y el caso tuvo un enorme eco mediático en Brasil, despertando la conciencia ciudadana, igual que otros en los que también participó, como los casos de Claudia (una vecina cuyo cadáver fue arrastrado por el suelo por un coche de la policía) o el de la niña María Eduarda, quien fue baleada dentro de un colegio al norte de Río, a raíz de los disparos de unos policías. 

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik

    Además:

    La intervención federal de Río de Janeiro: algo más que una medida de seguridad
    Expresidente Lula: Temer usa las FFAA en Río de Janeiro para conquistar electores
    Estado de Brasil refuerza seguridad por temor a llegada de narcotraficantes de Río
    Gobierno de Brasil teme migración de narcotraficantes que huyan de FFAA de Río de Janeiro
    Etiquetas:
    intervención, militares, Río de Janeiro, Brasil