En directo
    Un indígena de Amazonia

    La historia de una pareja rusa que explora a fondo la vida indígena en América Latina

    © Foto: Alexander Fedorov
    América Latina
    URL corto
    1220

    Esta pareja de fotógrafos viaja ligero, vive en comunidades indígenas de América Latina e intenta entender qué vida es más satisfactoria: la del mundo globalizado o la de las comunidades que están más en contacto con la naturaleza.

    Alexandr Fiódorov y Elena Srapián dejaron su vida en Rusia para convivir con tribus indígenas en las cuencas del Orinoco y del Amazonas. En este momento, están en camino para visitar los Pirahã, en Brasil, así como a otras tribus locales. Ya conocen de cerca a los yanomami de Venezuela, los asháninca de Perú y los waorani de Ecuador.

    En una entrevista en exclusiva para Sputnik, ambos fotógrafos comparten sus puntos de vista sobre varios asuntos importantes que continúan en la agenda política y social del continente.

    Actualmente, hay etnias en América Latina que no permiten el paso de extraños por su territorio y para esto ponen obstáculos en el camino. Algunos huyen del contacto con la civilización, mientras que otros grupos se aprovechan de este contacto y hasta tienen representación en órganos legislativos, como es el caso de muchos pueblos originarios en Brasil.

    Estos pueblos suelen habitar tierras ricas en oro, petróleo y otros minerales importantes para la industria moderna. Entonces, surge la inevitable pregunta: ¿qué debe hacer el gobierno?

    Una vida de doble moral

    Indígenas de Amazonia
    Indígenas de Amazonia

    Para Fiódorov y Srapián, existen dos opciones. "O dejas a los indígenas vivir dentro de sus fronteras, sin controlar, o los insertas en el sistema estatal, en el sistema legislativo, y ahí les prohíbes definitivamente matar a otras personas", sostuvo Alexandr.

    Aquí surge un dilema bastante complicado: la cultura occidental 'civilizada' —una definición bastante discutida— condena el homicidio, pero en una sociedad pequeña y cerrada, donde todo visitante es considerado un invasor, esta interdicción no tiene validez.

    "Usted no puede traer al mundo contemporáneo a personas que nunca han tenido contacto con la civilización, no logran adaptarse", prosiguió Fiódorov y afirmó que aquí existe una 'doble moral': por un lado, los indígenas viven en territorios y países gestionados por normas internacionalmente reconocidas y generalizadas; por otro, los pueblos originarios conservan sus leyes milenarias que no corresponden con los preceptos del mundo 'civilizado'.

    No obstante, si el Estado opta por un aislamiento completo, restringirá también la evolución natural y podría violar los derechos humanos de una parte de sus habitantes al cortar su camino al 'progreso', enfatizó el fotógrafo.

    "Si dejas a los indígenas comprender lo importante que es el intercambio de conocimientos, de experiencias, que pueden al fin y al cabo conservar su cultura y servirles, ya que todos van a saber quiénes son estas personas y compartir sus problemas", sostuvo Fiódorov.

    De acuerdo con su compañera, Elena, es un asunto polifacético, ya que pese a que es cierto que el contacto con la 'civilización' podría hacer desaparecer la cultura indígena, la vida de los indígenas, especialmente si se trata de una comunidad aislada, es muy difícil: carecen de comida, tienen una rutina complicada y la medicina es rudimentaria.

    "Si alguien quiere entrar en contacto con ellos y hacer su comunidad más moderna, no tenemos derecho alguno para impedirlo", afirmó la mujer.

    Amenazas de extinción

    Sin embargo, el contacto con la 'civilización', o la falta de él, no resume los problemas de las comunidades indígenas latinoamericanas. Suelen surgir conflictos sangrientos entre las distintas tribus, estos incluso han llevado a genocidios. Así pasó con la matanza de los Tagaeri y Taromenani realizada por miembros de la etnia Waorani en 2013.

    Además, continúan los enfrentamientos entre los pueblos nativos y las grandes corporaciones. La historia reciente de Brasil conoce también el caso del Parque Xingu donde varias etnias luchan contra el proyecto de Belo Monte. Actualmente, la lucha está en el campo jurídico con el proyecto de la hidroeléctrica en suspensión.

    Indígenas de Amazonia
    Indígenas de Amazonia

    "Tal vez valga la pena ir un poco en contra de los intereses de las extractoras de oro, de las petroleras y de otras entidades que se ocupan de la minería, si el mineral en cuestión no es crítico para el país", consideró Elena.

    La viajera no tiene dudas de que los waorani deben ser protegidos de las empresas mineras de oro, deben tener el derecho de vivir en sus territorios sin ser blancos de ataques de los petroleros, sin ser víctimas de construcciones y carreteras.

    "La selva es la fuente de alimentación, la selva es el elemento esencial en la vida de los waorani", destacó.

    No obstante, hay lugares donde la infraestructura está bastante desarrollada y eso hace un servicio enorme a los pueblos indígenas: en Ecuador, por ejemplo, un helicóptero militar puede ser llamado para llevar a un enfermo o herido a un hospital en la zona urbana del país.

    Indígenas de Amazonia
    Indígenas de Amazonia

    Respecto a la cuestión central de la entrevista y los viajes extremos que llevan a cabo estos jóvenes fotógrafos, respondieron de una manera ambigua: "Para los pueblos originarios, su comunidad es el mejor sitio para vivir; para nosotros, la 'civilización' es preferible".

    Alexandr añadió que "en estas comunidades, sí que la vida es bella, la gente es feliz, trabajan juntos, están unidos, no abandonan a sus familiares".

    "Este es el mejor lugar del mundo para ser un niño y para envejecer", concluyó.

    El viaje de esta pareja rusa continúa y ellos prometen publicar más fotos en su cuenta de Instagram y Telegram.

    Además:

    La privatización de la Amazonia brasileña
    Resuelven el misterio de las figuras geométricas de la Amazonia (fotos)
    Hallan más de 150 nuevas especies en la Amazonia
    El hombre pobló la Amazonia boliviana antes de lo que se creía
    Etiquetas:
    fotógrafos, exploración, periodismo fotográfico, pueblos indígenas, América Latina
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik