En directo
    Julian Assange, fundador de Wikileaks (archivo)

    Lenín Moreno cree que Assange debe ser sancionado, pero respetando su vida

    © Sputnik / Alex McNaughton
    América Latina
    URL corto
    0 04

    QUITO (Sputnik) — El presidente de Ecuador, Lenín Moreno, consideró que Julian Assange sí debe ser sancionado por haber filtrado documentos confidenciales de Estados Unidos, pero afirmó que su vida debe protegerse.

    Moreno aseveró que por este motivo buscará una mediación con Londres para que el fundador de WikiLeaks pueda abandonar la embajada ecuatoriana, donde permanece asilado desde junio de 2012.

    "He conversado con la embajadora de Reino Unido en Ecuador [Catherine Ward] y está de acuerdo conmigo" en encontrar "una solución juntos para que el señor Assange proteja su vida y al mismo tiempo pueda ser sancionado por el error que cometió", declaró Moreno en un diálogo con periodistas en Santo Domingo de los Tsáchilas (norte).

    En ese sentido, explicó que "el medio más adecuado" para alcanzar un acuerdo es "solicitar a nivel de Cancillería una mediación, una solución a lo que pasa" porque "siempre existe una mejor forma de hacer las cosas".

    Asimismo, insistió nuevamente en que el ciberactivista es "una piedra en el zapato, sin duda alguna", para su Gobierno y un problema que "heredamos", pero aclaró que están conscientes de  "que la vida del señor Julian Assange podría correr peligro y para nosotros eso sería terrible".

    "Supóngase que los EEUU pida su extradición, que no sería nada difícil, y en los EEUU lo que hizo el señor Assange está considerado traición a la patria, eso podría hacer que el señor Assange tenga que pagar con su vida aquel error que cometió", advirtió el jefe de Estado al resaltar que en su país "no existe la pena de muerte" y que siempre dan "derecho al ser humano a que pueda rehabilitarse, es por eso que lo tenemos allí".

    El pasado 21 de enero, Moreno ya había expresado la incomodidad que le causa Assange, a quien calificó como "un problema" y "una molestia".

    El 11 de enero, la canciller ecuatoriana, María Fernanda Espinosa, confirmó que Ecuador le otorgó la nacionalidad al periodista australiano el 12 de diciembre de 2017 y que días después el Gobierno pidió a Inglaterra su aprobación para que el exhacker sea considerado funcionario diplomático, un requerimiento que fue inmediatamente rechazado.

    En ese momento, la funcionaria afirmó que la decisión de naturalizar a Assange se concretó únicamente para brindarle "más protección"; sin embargo, el presidente lo desmintió al asegurar que sí fue una estrategia para que Assange pudiera abandonar la sede diplomática.

    Más aquí: Lavrov espera que la situación en torno a Assange se solucione

    El periodista se refugió en la sede ecuatoriana en junio de 2012 tras perder todas las apelaciones contra la extradición que Reino Unido se aprestaba a cumplir, accediendo al pedido de la Fiscalía sueca que lo requería para juzgarlo por presuntos delitos sexuales.

    El ciberactivista rechazaba su extradición alegando que Suecia lo entregaría a EEUU, donde podría enfrentar la pena capital por haber publicado miles de documentos filtrados que eran secreto de Estado.

    En mayo de 2017 Suecia anunció el archivo de la última investigación que tenía pendiente contra Assange; sin embargo, Inglaterra se ha negado a facilitar el salvoconducto que le permitiría al australiano nacionalizado dejar la sede diplomática. 

    Además:

    Londres rechaza la petición ecuatoriana de estatus diplomático para Assange
    Julian Assange obtiene la nacionalidad ecuatoriana
    Oposición ecuatoriana demanda explicaciones sobre naturalización de Julian Assange
    Assange publica un tuit con una misteriosa imagen
    Etiquetas:
    asilo, Lenín Moreno, Julian Assange, Ecuador
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik