21:48 GMT +322 Febrero 2018
En directo
    Avión de Kam Air

    Familia de pilotos venezolanos asesinados en ataque en Kabul piden indemnización a Kam Air

    © Foto: Konstantin von Wedelstaedt
    América Latina
    URL corto
    140

    CARACAS (Sputnik) — Familiares de los pilotos comerciales Pablo Chiossone y Adelsis Ramos, asesinados en el ataque de milicias afganas del Talibán al Hotel Intercontinental de Kabul, exigen una indemnización de la aerolínea Kam Air para la que trabajaban.

    "Esto es terrible, mi esposo se fue a Afganistán para velar por mis hijos ante la difícil situación de Venezuela, no es posible que me lo vayan a regresar muerto, yo como su esposa pido a la aerolínea Kam Air que se haga cargo, que nos indemnice, en especial por mis dos hijos", dijo a Sputnik la esposa de Ramos, Mayani Figuera.

    Su hijo, Luis Ramos, señaló que su padre les había comunicado que él y Chiossone no se sentían seguros en el hotel Intercontinental de Kabul.

    Los pilotos venezolanos asesinados durante el ataque al Hotel Intercontinental de Kabul, Afganistán (izda. Adelsis Ramos, dcha. Pablo Chiossone)
    © Foto: Los familiares de los pilotos venezolanos
    Los pilotos venezolanos asesinados durante el ataque al Hotel Intercontinental de Kabul, Afganistán (izda. Adelsis Ramos, dcha. Pablo Chiossone)
    "Mi papá me dijo que él y Chiossone sentían que el hotel tenía menos seguridad que otros en los que se habían hospedado, y lo comentaron a sus superiores, pero la respuesta fue "solo hemos recibido quejas de los venezolanos, ninguna otra persona se ha quejado", por lo que tuvieron que quedarse allí", expresó el joven de 22 años.

    El Intercontinental había sido atacado en 2011, cuando otro grupo terrorista tomó el hotel y mató a 10 personas.

    Lea más: Muertos y heridos tras el atentado en Kabul

    Desde entonces, representantes de la Organización de las Naciones Unidas y de embajadas dejaron de hospedarse en él, según el diario español El País. 

    Vida mejor

    Ramos relató que su padre, de 59 años, se fue a trabajar hace dos meses a Kabul.

    "Él decidió irse porque en Venezuela un taxista gana más que un piloto, y él quería que nosotros [él y su hermano de 23 años] pudiéramos estudiar fuera del país", explicó el joven.

    Ramos sostuvo entre sollozos que "estamos destrozados; mi papá era el mejor padre del mundo, todo lo hacía y lo daba por nosotros y nos lo quitaron".

    Adelsis Ramos, de una familia de pilotos, comenzó a volar a los 19 años, contó a Sputnik su hermano Gustavo Ramos, también capitán de vuelo en la aerolínea Acerca, quien lamentó que su hermano hubiese salido del país, "obligado por el mal salario de los pilotos en Venezuela".

    Ramos y Chiossone habían trabajado en aerolíneas locales como Avensa, Aserca, Aeropostal y Viasa.

    Los dos pilotos se hospedaban en el piso 4 del Intercontinental, junto a 40 trabajadores de la aerolínea Kam Air, entre pilotos y tripulación de cabina, de los cuales murieron al menos 10.

    Hasta el momento las autoridades han reportado solo 19 fallecidos, pero medios locales aseguran que la cifra de muertos es mayor.

    Más aquí: EEUU condena el ataque contra el Hotel Intercontinental de Kabul

    Los familiares de Ramos y Chiossone señalaron que la aerolínea no los ha contactado.

    "La familia se enteró de la muerte de Adelsis por un noticiero en Estados Unidos, y pasamos más de un día sin dormir, sin saber qué pasaba, hasta que logramos contactar a uno de sus compañeros, Alejandro Ovalles, quien se ha comportado como un ángel, ayudándonos con todos los trámites para traerlos a Venezuela", relató la esposa de Ramos.

    La hermana de Chiossone, Juana Inés Chiossone, dijo a Sputnik que "era un hombre ejemplar, un piloto y ser humano como pocos; deja a un pequeño de 10 años, a quien Pablo cubría todos sus gastos".

    Últimas palabras

    "Estamos bien, estamos escondidos", fueron las últimas palabras de Chiossone a uno de sus compañeros con quien sostuvo una breve conversación durante las 12 horas que duró el asedio al hotel, contó la esposa de Ramos.

    Poco antes del ataque, Figuera había conversado durante dos horas con su esposo, quien acababa de llegar de la ciudad de Mazar-e Sharif, en el norte de ese país.

    Repatriación de los cuerps 

    Las familias de los pilotos esperan que el Gobierno afgano realice las autopsias y emita las actas de defunción con las especificaciones necesarias para trasladar los cuerpos a Venezuela.

    Además, aseguran que recibieron respaldo de la cancillería venezolana, con la que están en comunicación constante para llevar a cabo esos trámites.

    Atentado

    La muerte de Ramos, Chiossone y por lo menos otras 17 personas se produjo luego de que seis terroristas, más tarde abatidos por la policía, ingresaron al hotel por el acceso de servicio disfrazados de militares y hombres de negocios, según el Ministerio de Interior de Afganistán.

    Le puede interesar: Un cohete cae cerca de la embajada canadiense en el centro de Kabul

    La milicia extremista Talibán se adjudicó el ataque y lo justificando que en ese hotel había “una reunión de miembros del Gobierno y sus aliados foráneos", en referencia a una conferencia del Ministerio de Telecomunicaciones afgano que se celebraba en el restaurante del Intercontinental. 

    Además:

    Washington confirma la muerte de varios estadounidenses en ataque a un hotel en Kabul
    Kiev confirma la muerte de 7 ucranianos en el ataque al Hotel Intercontinental de Kabul
    Aumenta el número de los muertos tras el ataque al Hotel Intercontinental de Kabul
    Etiquetas:
    víctimas, atentado, Afganistán, Venezuela
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik