19:50 GMT +321 Febrero 2018
En directo
    Dilma Rousseff, expresidenta de Brasil (archivo)

    Presidenta del PT: hay que perdonar a quienes apoyaron "golpe" en Brasil

    © REUTERS/ Ueslei Marcelino
    América Latina
    URL corto
    0 10

    RÍO DE JANEIRO (Sputnik) — El Gobierno de Brasil que preside Michel Temer es una "tragedia", pero el Partido de los Trabajadores (PT, izquierda) debe perdonar a los que apoyaron el "golpe", aseguró a Sputnik su presidenta, Gleisi Hoffmann, en referencia al juicio político contra la exmandataria Dilma Rousseff.

    El expresidente Luiz Inácio Lula da Silva (2003-2011), uno de los fundadores y líderes históricos del PT, "dijo que hay que perdonar a las personas que apoyaron el "golpe"; no tenemos por qué pelearnos con el pueblo, tenemos que perdonarles y mostrarles el lado correcto", aseguró la senadora por el estado de Paraná (sur) en una entrevista con esta agencia.

    El PT y su entorno se mostraron siempre muy beligerantes con la formación de Temer, el Partido del Movimiento Democrático de Brasil (PMDB), con cuyo apoyo gobernaron durante años y al que posteriormente acusaron de maniobrar para impulsar el juicio político a Rousseff (2011-2016).

    Sin embargo, el tono hacia los llamados "golpistas" empezó a cambiar desde hace unos meses, cuando en una caravana por el noreste de Brasil, Lula apareció en los mítines junto a pesos importantes de ese partido, como el senador Renan Calheiros, algo que generó malestar entre las bases del PT.

    Lea más: Convocan en Brasil a "carnaval" para celebrar posible condena del expresidente Lula

    Hoffmann pide ser realista y recuerda que el sistema político en Brasil es de coalición, por lo que en las elecciones de octubre el PT difícilmente llegará al poder sin realizar alianzas.

    "No podemos prohibir apoyos; Lula será apoyado por personas que participaron del "golpe" porque saben que si van contra Lula pierden votos", apuntó.

    Además, remarcó que lo importante es tener claro el programa que se presentará al país y en base a ello construir las alianzas, puntualizando que el carácter del PMDB varía en función de los estados; en Paraná, por ejemplo, siempre hubo cercanía con el PT.

    Dilma Rousseff, expresidenta de Brasil
    © AFP 2018/ Patricia de Melo Moreira
    En cualquier caso, Hoffmann se esfuerza en marcar distancias con la gestión del Gobierno de Temer, que considera "una tragedia completa y total".

    "[Temer] está entregando los intereses nacionales, está privatizando sectores estratégicos de la economía brasileña, entregando Petrobras a las petroleras extranjeras, retirando derechos básicos de los trabajadores… Sirve bien a la élite que dio el golpe y le colocó ahí", criticó.

    Más aquí: "Magistrados que juzgarán a Lula por corrupción sufren amenazas"

    En ese sentido, la presidenta del PT reiteró la propuesta ya anunciada por Lula de que si llega al poder convocará un plebiscito para dar marcha atrás en las reformas más estructurales de Temer, como la reforma laboral o la congelación del gasto público por los próximos 20 años.

    "Si Lula gana convocaremos una asamblea nacional constituyente para hacer una revisión completa de la Constitución", avisó Hoffmann, quien asumió que será necesario un gran apoyo popular, puesto que una gran renovación del sistema político encontrará resistencias en el Congreso Nacional.

    Por el momento Lula es el favorito para llegar al Gobierno en todas las encuestas y por primera vez el principal representante de la derecha no pertenece al clásico Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB), sino que se trata de alguien que no procede históricamente del ámbito político, como es el diputado ultraderechista Jair Bolsonaro (Partido Social Cristiano).

    En segundo lugar en intención de voto y con popularidad creciente, Bolsonaro es, según Hoffmann, el resultado del "vacío" que hay en la centro-derecha brasileña.

    A pesar de que muchos analistas advierten del peligro de que sea una versión brasileña del presidente de EEUU, Donald Trump, Hoffmann no cree que su candidatura llegue muy lejos.

    "No se sostiene, cuando la gente vea clara su posición en varios aspectos tenderá a caer; cuando habla de las mujeres, por ejemplo, es una tragedia", dijo.

    Le puede interesar: Fiscalía brasileña pide bloquear $7,3 millones de expresidente Lula y su hijo

    Para que Bolsonaro y Lula se enfrenten en la contienda electoral el expresidente tendrá que superar el proceso judicial que previsiblemente se iniciará el próximo 24 de enero.

    Ese día el Tribunal Regional Federal de la 4 Región decidirá si mantiene o modifica la sentencia de nueve años y medio de cárcel que le impuso el juez de la operación Lava Jato, Sérgio Moro, por presuntos delitos de corrupción pasiva.

    En caso de que esa sentencia sea confirmada en esta segunda instancia Lula podría verse impedido de participar en las elecciones presidenciales e incluso podría entrar en la cárcel, aunque sus abogados y el PT ya han avisado de que recurrirán en todas los niveles porque no contemplan unas elecciones sin el expresidente.

    Además:

    Expresidente brasileño Lula podrá hacer campaña aun si es condenado
    El futuro de Lula y las elecciones, los desafíos de Brasil para 2018
    Más de 73.000 personas firmaron en favor de participación de Lula en elecciones brasileñas
    Etiquetas:
    política, Partido de los Trabajadores, Dilma Rousseff, Luiz Inácio Lula da Silva, Brasil
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik