02:55 GMT +324 Septiembre 2018
En directo
    Bandera de México

    Candidatos a la presidencia de México se disputan bandera de lucha contra la corrupción

    CC0 / Pixabay
    América Latina
    URL corto
    Víctor Flores García
    110

    CIUDAD DE MÉXICO (Sputnik) — Tres candidatos a la presidencia de México de las principales fuerzas políticas comenzaron campañas centrados en disputarse las banderas contra la corrupción y la impunidad, que serán determinantes en la elección de julio de 2018, consideraron analistas consultados por Sputnik.

    "En la elección de 2018, el tema central de la contienda serán las banderas contra la corrupción y la impunidad", dijo a esta agencia Rubén Aguilar Valenzuela, consultor político independiente y profesor de comunicación en la jesuita Universidad Iberoamericana (UIA).

    Por primera vez, el tema de la corrupción aparece al tope de las encuestas, junto con las otras grandes preocupaciones para los electores, como la inseguridad y el desempleo, señaló el autor de varios libros, entre ellos "la comunicación presidencial".

    Por ese indicador, el líder izquierdista favorito en los sondeos, Andrés Manuel López Obrador (AMLO), el moderado Ricardo Anaya y el oficialista José Antonio Meade "batallarán no solo por ser y sino por parecer honrados ante los ojos del electorado".

    En su tercera campaña presidencial, AMLO como lo conocen por sus siglas, arranca a la cabeza de los sondeos, donde se ha mantenido en los últimos 20 meses.

    "Hoy acumula alrededor de un 30% o hasta un tercio en los principales sondeos, con ventaja de hasta 10 puntos", indicó el analista.

    Pero una vez definidos los contendientes, la primera encuesta sobre las preferencias de los tres candidatos, acortó las distancias.

    En una encuesta de Consulta Mitofsky, López Obrador alcanza 23 puntos porcentuales, como favorito, pero con Anaya de la coalición centrista 'Por México al Frente' con 20 unidades, y Meade en empate técnico en segundo lugar, con 19,4 puntos.

    El gran reto de López Obrador, registrado por la coalición 'Juntos haremos historia' es "mantener sus puntos positivos y convencer a otros electores fuera de su voto duro, que no le alcanza para triunfar", en una elección sin segunda vuelta, estimó el politólogo.

    El Partido Revolucionario Institucional (PRI, gobernante), "se vio obligado a poner a un personaje que no es militante, como Meade, porque en sus filas no encontró a nadie sin riesgo de ser vinculado con la corrupción", afirma Aguilar Valenzuela que dirige la firma AFAN Consultores Internacionales.

    Lea también: El PRI contra el estigma de la corrupción en asamblea nacional hacia comicios en México

    Meade es un personaje con "buena reputación, pero tiene la desventaja de estar asociado con la mala marca del PRI", advirtió el consultor.

    La coalición 'Meade candidato por México' comenzó "rodeado de rituales anquilosados dentro de las filas del PRI, para convencerlos de que no es un advenedizo".

    El segundo gran reto del oficialista es que su marca es rechazada por más de 75% en los principales sondeos.

    El cuanto a Anaya, "nunca ha ocupado un cargo público y todavía debe convencer a sus correligionarios" de su Partido Acción Nacional (PAN, centroderecha), que vieron partir de sus filas a la ex primera dama Margarita Zavala de Calderón, en busca de una candidatura independiente.

    El segundo gran reto de Anaya es "buscar la sinergia con los votantes de otras fuerzas", de centro y centroizquierda que integran la coalición 'Por México al Frente', "para que voten por un candidato externo a sus filas", puntualizó Aguilar.

    En busca de nuevos votantes

    López Obrador tiene "el peligro de no ser capaz de mesurar sus expresiones, por ejemplo contra los empresarios, para atraer a las capas medias", dijo por su parte Oscar Arredondo, director del Centro de Estrategia e Innovación Política Simetría.

    Entre sus puntos a favor está la eficaz presentación esta semana de un futuro gabinete de ocho hombres y ocho mujeres.

    "Tuvo el acierto de presentar a gente muy respetada, como una ministra retirada de la Corte Suprema de Justicia (Olga Sánchez Cordero), y a Esteban Moctezuma", que fue miembro del gabinete presidencial de Ernesto Zedillo, y negociador con la guerrilla zapatista en los años 1990.

    Pero el mayor reto de López Obrador es "no equivocarse como en el pasado, o como lo hizo recientemente, al mencionar ante la prensa la posibilidad de una impopular amnistía a capos del crimen".

    En cuanto a Meade, que es un "tecnócrata con un discurso bien articulado, que ha servido a dos presidentes y puede atraer votantes en el norte del país, pero no conoce palmo a palmo la realidad del sur empobrecido y atrasado".

    Sin haber competido nunca por cargos de elección popular, su mayor desafío es "deslindarse de una casta de políticos corruptos, que ven en él una garantía de continuidad, protección e impunidad".

    Finalmente, Arredondo estimó que Anaya "es un hombre confrontador, que da la cara cuando lo atacan, y es un político pragmático".

    Su astucia de joven político de 38 años le permitió derrotar a todos los pesos pesados del PAN "a pesar de las campañas negras que el gobierno montó en los medios dominantes en los que influye".

    El reto final del centroderechista será "construir una estrategia de voto útil, para liderar su coalición y polarizar la elección contra AMLO", puntualizó Arredondo.

    En julio de 2018 serán elegidos presidente, todos el Congreso, alcaldes y la cuarta parte de gobernadores provinciales.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik

    Además:

    Peña Nieto considera que México se parecería a Venezuela si triunfara López Obrador
    Sindicalismo oficialista de México respalda a Meade como candidato a presidencia
    Moody's: bajo riesgo para México en TLCAN y López Obrador puede ganar en 2018
    Dirigente del PRD: López Obrador es responsable de división de la izquierda mexicana
    López Obrador encabeza sondeo hacia las presidenciales de México
    Etiquetas:
    elecciones presidenciales, corrupción, Elecciones presidenciales en México (2018), Ricardo Anaya, José Antonio Meade Kuribreña, Andrés Manuel López Obrador, México