03:04 GMT +323 Noviembre 2017
En directo
    Un balón de fútbol

    Vinculan a futbolistas mexicanos con defraudador de papeles del paraíso

    CC0 / jarmoluk
    América Latina
    URL corto
    0 10701

    CIUDAD DE MÉXICO (Sputnik) — El jugador Diego Reyes, del equipo Porto FC, es uno de los futbolistas mexicanos relacionados al conocido empresario operador de una "empresa fantasma", Matías Bunge, según documentos de una investigación de Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI).

    Esos documentos fueron encontrados por un grupo de cuatro expertos de MCCI en los papeles del paraíso, una investigación global coordinada por el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ), con información originalmente obtenida por el diario alemán Süddeutsche Zeitung.

    Un año después de que Reyes llegó al equipo de la liga portuguesa Porto FC, se abrieron dos empresas en las islas de Malta, archipiélago del Mediterráneo, en las cuales su administrador es Bunge, operador del Grupo Comercializador Cónclave, una empresa identificada oficialmente por autoridades mexicanas como "defraudadora fantasma", prosigue el extenso documento.

    Bunge es el mismo personaje que defraudó al Gobierno de México en el caso conocido como "La Gran Estafa", quien también "apareció en el financiamiento de la campaña del presidente Enrique Peña Nieto" en el caso bautizado "Monexgate" que continua en indagación, mediante cual su partido repartió monederos electrónicos, emitidos por el Grupo Financiero Monex.

    "Grupo Comercializador Cónclave ha aparecido en los años 2011 y 2012 como proveedor del Partido Revolucionario Institucional" y fue usado para transferir de México a Portugal al propio Reyes y a su colega Jesús "El Tecatito" Corona al fútbol de Holanda.

    Además, la empresa ha estado "relacionada con un contador del Cártel de Juárez" de narcotraficantes mexicanos, indican las pesquisas.

    "Por estas dos operaciones, Bunge y la empresa fantasma negociaron una comisión de ocho millones de euros", indica el MCCI.

    El organismo independiente que también investiga las ramificaciones de la trama de sobornos pagados por la constructora brasileña Odebrecht en México, contactó a Bunge para ofrecer su versión en la investigación, "pero no hubo respuesta".

    De la política al fútbol

    El Grupo Comercializador Cónclave apareció involucrado en septiembre de 2013 en la llamada "Estafa Maestra", con un contrato por más de 10 millones de dólares para equipar a los integrantes de las brigadas de la Cruzada Nacional contra el Hambre de la Secretaría de Desarrollo Social del Gobierno de México.

    La empresa "cobró el dinero, pero nunca surtió la mercancía prometida", reseña la investigación realizada por Valeria Durán, Raúl Olmos, Daniel Lizárraga y Micael Pereira de MCCI.

    El representante de la compañía fantasma en esa operación fraudulenta era Rodolfo David Dávila Córdova, apodado "El Cónsul", "quien había sido encarcelado ocho años antes, acusado de ser el operador financiero del Cártel de Juárez".

    La Policía Federal lo capturó en octubre de 2005 con cuatro cajas repletas con 740.000 dólares en billetes de 20 dólares, de acuerdo con una averiguación federal.

    Esa compañía depositó dinero a la empresa Importadora y Comercializadora Efra, que pagó con ese dinero tarjetas de débito del banco Monex usadas por el PRI en la campaña presidencial del 2012, según el Instituto Federal Electoral (IFE) que resolvió el caso Monexgate.

    La oposición aseguraba que con este caso se rebasaron los topes de campaña por parte del PRI, pero la autoridad electoral mexicana determinó que el uso de las tarjetas fue legal.

    Sin embargo, comprobó que en ese esquema de financiamiento participó un grupo de compañías privadas, entre las que se encontraba el Grupo Comercializador Cónclave.

    En el año 2016, Bunge usó la compañía Cónclave para trasladar a los mexicanos Diego Reyes, defensa central, y Jesús Corona, "El Tecatito", delantero, al Club Twente de Holanda.

    El apoderado y representante de Cónclave fue Rodolfo David Dávila Córdova, alias "El Cónsul", encarcelado por haber sido el operador del Cártel de Juárez.

    Apadrinado por hijo de Tony Blair

    Otro caso es el futbolista mexicano Héctor Herrera, también jugador de la liga portuguesa, quien estableció dos empresas opacas en Malta con el hijo del ex primer ministro británico, Tony Blair.

    Originalmente Matías Bunge fue representante de Herrera, sin embargo hubo diferencias personales que los separaron.

    En los Juegos Olímpicos de Londres 2012, Herrera jugó en el equipo que ganó la medalla de oro, por vez primera en la historia de México, Allí conoció al hijo de Blair, Nicholas John Blair, mejor conocido como Nicky Blair, quien lo llevó a jugar en la Primera División del fútbol portugués.

    Blair ganó el 10% de los 6,7 millones de euros que costó el traspaso del mexicano al Fútbol Club Porto, según crónicas deportivas de la época citadas en la investigación.

    Felipe Ayala es otro mexicano que ha recurrido a los esquemas de beneficios fiscales de Malta, exfutbolista profesional mexicano convertido en agente de jugadores.

    Ayala constituyó dos compañías en la isla del Mediterráneo, meses después de que lograra el traspaso a Europa de uno de sus representados: Alan Pulido.

    En 2015, el club mexicano Tigres traspasó a Pulido al equipo APO Levadiakos de Grecia, por una cantidad aproximadamente de 2,8 millones de euros. 

    Además:

    Ministro argentino de Energía también se encuentra en los Papeles del Paraíso
    El gigante petroquímico ruso rechaza las 'revelaciones' de los Papeles del Paraíso
    Presidente colombiano se defiende tras aparecer en la trama Papeles del Paraíso
    Ministro de Economía de Brasil resta importancia a su inclusión en Papeles del Paraíso
    Ministro argentino de Finanzas aparece en los Papeles del Paraíso
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik