06:43 GMT +311 Diciembre 2017
En directo
    Jesús Zambrano, diputado mexicano

    Del "Asalto al Cielo" inspirado por el Che a luchar en el Congreso de México

    CC BY 2.0 / Eneas De Troya / Jesús Zambrano, presidente del PRD. El discurso perredista, duro y contradictorio
    América Latina
    URL corto
    Víctor Flores García
    120

    CIUDAD DE MÉXICO (Sputnik) — Una insurrección armada bautizada "Asalto al Cielo" fue la mayor hazaña de la guerrillera mexicana Liga Comunista 23 de Septiembre, inspirada en el Che Guevara, relata a Sputnik el protagonista Jesús Zambrano, quien fue apresado y años después presidió la Cámara de Diputados de México.

    El 16 de enero de 1974 Zambrano debutó en la guerrilla: "Participamos en la acción conocida como 'El Asalto al Cielo', un ensayo de insurrección armada masiva con obreros agrícolas en el Valle de Culiacán (noroeste)", dijo.

    "Fue la mayor proeza de la Liga Comunista 23 de Septiembre", reseña el actor del alzamiento, sobre el cual no ha escrito una sola línea.

    La organización que se alzó en armas en las décadas de 1960 y 1970 "llamó a los obreros agrícolas al paro y a la huelga general, que desarmaran a las Guardias Blancas (paramilitares) en Culiacán", recordó.

    A 50 años de la muerte de Ernesto Che Guevara, Zambrano recuerda cómo marcó al remoto norte de México la epopeya del guerrillero argentino-cubano que terminaría el 9 de octubre de 1967.

    "Yo tenía escasos 14 años a la muerte del Che, al estado de Sonora apenas llegaban sus ecos, pero la chispa prendió", recordó.

    Las ilusiones juveniles se encendieron tras las masacres de estudiantes en la Plaza Tlatelolco, en 1968, y el "Halconazo" del 10 de junio de 1971, con un centenar de jóvenes asesinados en Monterrey (noreste).

    Esa violenta represión despertó la rebeldía: "La muerte del Che, paradójicamente, nos inspiró, nos ilusionaba la Revolución Cubana y el paso de sus líderes por México en la preparación de la expedición del Granma", dijo.

    Zambrano y un grupo de rebeldes se sumergieron en años de clandestinidad, hasta que la chispa encendió la primera conflagración.

    De los libros al combate 

    "Participé en la organización de un trabajo secreto durante varios meses, centenares de trabajadores de la construcción pararon labores y secuestraron autos de empresarios y funcionarios", relató el testigo de episodios poco conocidos.

    Para los insurrectos, Guevara fue "un mítico acicate moral y político, después de las represiones brutales, que nos llevó a la revolución armada".

    En las primeras acciones "desarmamos a policías en Culiacán, asaltamos un banco de armas de la Secretaría de Agricultura, armamos a los obreros", y la agitación se extendió a las manifestaciones de la Universidad Autónoma de Sinaloa, rememoró.

    Los comunistas mexicanos reivindicaron el 23 de septiembre de 1965 en memoria del asalto al Cuartel de Madera, en la sierra de Chihuahua (norte), emulando el asalto de Fidel Castro al Cuartel Moncada del 26 de julio de 1953.

    La insurrección de 1974 enarboló la frase formulada por Carlos Marx: "Tomar el cielo por asalto".

    Le puede interesar: Che, medio siglo de clara presencia

    A diferencia del Che, que fue aislado en la sierra boliviana, "la Liga Comunista tenía pies guerrilleros en comunidades en las sierra de Durango, Chihuahua y Sinaloa", sostuvo Zambrano.

    El guerrillero vivió clandestinamente entre 1972 y 1974 en Culiacán; "allí caí preso", dijo.

    De la cárcel al Congreso 

    El líder rebelde salió de la prisión en 1975, sin saber que el mundo había cambiado.

    "Salimos de la cárcel con la idea de continuar con la misma estrategia; pero nos dimos cuenta de que la organización guerrillera había sido desmembrada, nuestros dirigentes asesinados, miles desaparecidos", comentó.

    Comenzó la revisión del camino: "Juntamos a los sobrevivientes, otros seguían presos, perseguidos", hasta que surgió en 1976 la Unión Comunista, hacia el trabajo político no armado.

    "Llegamos a la conclusión de que la vía armada no era más el camino y fuimos rompiendo con viejas visiones", dijo.

    En busca de alianzas con los movimientos populares, los comunistas aprovecharon la legalidad con una reforma política en 1977.

    En 1979 la bandera roja con la hoz y el martillo en amarillo participó en elecciones con un registro legal pleno.

    Los comunistas se incorporaron en 1988 al Frente Democrático Nacional, alrededor de la candidatura presidencial de Cuauhtémoc Cárdenas, hasta la formación del Partido de la Revolución Democrática (PRD), de centroizquierda.

    Cuba no apoyó la guerrilla mexicana, dijo Zambrano.

    "Fidel (Castro) no tuvo acercamiento con los revolucionarios mexicanos", apuntó.

    Castro regresó por primera vez a México para la toma de posesión del presidente Carlos Salinas de Gortari (1988-1994), mientras "Cárdenas había perdido las elecciones denunciando un fraude electoral".

    Zambrano pudo hablar con Castro en 2003, en dos memorables noches y madrugadas: "Nos dijo que la invitación de Salinas fue 'personalísima', que para Cuba era importante".

    La respuesta fue cortés, pero severa: le dijeron a Fidel Castro que "pudo haber organizado una reunión de respaldo moral con la izquierda y no lo hizo, eso nos dolió".

    "En los seis años de Salinas, nos asesinaron a más de 600 compañeros, no exageraría si digo que después de surgir como partido político, al PRD nos han asesinado más de 1.000 compañeros", comentó.

    En la actualidad, la figura del Che sigue presente, pues "aparece en las banderas de nuestros jóvenes y en nuestros sólidos lazos con la izquierda latinoamericana en el Foro de São Paulo", sostuvo Zambrano.

    No hay recelo alguno con La Habana, y además "mantenemos nuestro rechazo al bloqueo económico de EEUU que asfixia a Cuba", puntualizó.

    Zambrano presidió el PRD entre 2011 y 2014, fue titular de la Cámara de Diputados (2015-2016) y ahora está abocado a construir una alianza centrista para las elecciones de 2018. 

    Además:

    Bolivia recuerda los últimos momentos de vida del Che Guevara
    Cinco películas para conocer a Ernesto 'Che' Guevara
    Siempre Che: lanzan una insólita 'app' sobre el comandante
    "Con el Che perdí al hombre que me enseñó a ser revolucionario"
    Etiquetas:
    guerrilla, Jesús Zambrano, Ernesto Che Guevara, México
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik