11:55 GMT +323 Noviembre 2017
En directo
    Luiz Inácio Lula da Silva, expresidente de Brasil

    Expresidente Lula a sus seguidores: "Tengo sed de justicia"

    © REUTERS/ Paulo Whitaker
    América Latina
    URL corto
    0 7410

    RÍO DE JANEIRO (Sputnik) — El expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva (2003-2011) dijo que tenía sed de justicia al hablar a miles de simpatizantes que lo arroparon en Curitiba (sur del país) después de declarar ante el juez de la Operación Lava Jato, Sérgio Moro, por una acusación de corrupción pasiva.

    "No sé si se cansarán, pero yo no me voy a cansar; quien tiene la sed de justicia que yo tengo no se cansa", dijo Lula en referencia a la persecución judicial y mediática de la que dijo ser víctima.

    El exmandatario añadió que "si tienen miedo de que sea candidato (en las elecciones de 2018) que lo tengan".

    Lula respondió durante dos horas a las preguntas de Moro referentes a una acusación de corrupción pasiva y blanqueo de dinero por presuntamente haber recibido un terreno y un apartamento de la constructora Odebrecht como agradecimiento a los favores prestados dentro de la trama de sobornos de la empresa semiestatal Petrobras.

    En su discurso ante miembros del Partido de los Trabajadores (PT), integrantes de movimientos sociales de izquierda, sindicalistas y otros simpatizantes, Lula reiteró su inocencia, pero no entró en los detalles de la acusación.

    "No se preocupen con las declaraciones que tengo que prestar, vendré a Curitiba las veces que haga falta, porque la verdad prevalecerá sobre la mentira", dijo Lula a sus seguidores, pidiendo que los que lo acusan tengan la "dignidad" de pedirle disculpas cuando quede probado que no robó ni un centavo.

    El expresidente subrayó que el mayor problema es la repetición constante de mentiras, porque una vez que se empieza no se puede parar, y comparó la situación con la que desencadenó la guerra de Irak en 2003, a raíz de las acusaciones falsas sobre las armas químicas del entonces presidente Saddam Hussein.

    "Quien pagó el pato fue el pueblo de Irak", dijo Lula.

    El exmandatario dijo estar "orgulloso" de que después de más de dos años en el centro de las investigaciones, con su vida siendo registrada minuciosamente, nadie haya encontrado "una única verdad" para condenarlo.

    El líder izquierdista no se detuvo en rebatir los argumentos del exministro Antonio Palocci, quien recientemente lo acusó de recibir un "paquete de sobornos" y de haber firmado un "pacto de sangre" con los directivos de Odebrecht.

    En su discurso ante sus seguidores prefirió centrarse en repasar las conquistas sociales de sus años en el poder, que en su opinión son el "grave error" que cometió y por el que está pagando el precio de la persecución judicial.

    "Ése es el gran delito por el que me quieren condenar: hacer que la gente coma tres veces al día", proclamó Lula, a modo de ejemplo.

    Lula ya había comparecido ante el juez Moro en mayo por otro proceso, relacionado con sobornos de la constructora OAS, por el que finalmente fue condenado a nueve años y medio de cárcel, aunque la sentencia tiene que ser confirmada en segunda instancia para que sea definitiva. 

    Además:

    "Si el brasileño de a pie estaba mal hace un año, lo más factible es que hoy esté peor"
    Denuncian al expresidente Lula por responsabilidad en esquema de fraudes tributarios
    Etiquetas:
    Luiz Inácio Lula da Silva, Brasil
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik