03:22 GMT +320 Noviembre 2017
En directo
    Lenín Moreno, el presidente de Ecuador

    Presidente ecuatoriano Moreno demuestra que "no es un títere" de Correa

    © REUTERS/ Mariana Bazo
    América Latina
    URL corto
    0 34601

    MONTEVIDEO (Sputnik) — El presidente de Ecuador, Lenín Moreno, ha mostrado signos de que se desmarcará de la política de su antecesor Rafael Correa, salvo en el plano económico, donde hay una continuidad, dijo a Sputnik el expresidente de la Asamblea Nacional Constituyente, Alberto Acosta.

    "El presidente Moreno está dando señales muy claras de que no va a ser un títere ni un guardaespaldas de Rafael Correa", dijo Acosta a esta agencia.

    Lenín Moreno, quien asumió el 24 de mayo, luego de 10 años de Gobierno de Correa, el 3 de septiembre cumplirá sus primeros 100 días al frente del Gobierno. Aunque llegó a la presidencia como candidato del oficialismo, rápidamente buscó tomar distancia de la anterior administración con decisiones que sumieron en una profunda crisis interna al gobernante Alianza País.

    "Han sido unos días donde se han sucedido hechos de una manera vertiginosa, sorprendente, y en algunos casos positivos", observó Acosta.

    Lea más: Lenín Moreno llama a defender los avances sociales

    El enfrentamiento con Correa y la decisión de quitar sus funciones constitucionales al vicepresidente Jorge Glas han marcado estos poco más de tres meses de Moreno al frente del Palacio de Carondelet.

    El acercamiento de Moreno con sectores de la oposición, pero también con organizaciones sociales e indígenas con las que Correa mantuvo importantes discrepancias, signó el relacionamiento del actual mandatario con el expresidente.

    Semanas atrás, el Gobierno entregó en calidad de préstamo y por el plazo de un siglo la sede histórica de la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie), medida que Correa calificó de "innecesario desaire" para con su administración.

    A fines de 2014, Correa había tomado la determinación de retirar el comodato del inmueble, que la organización utilizaba desde hacía más de 20 años.

    Vicepresidente sin funciones

    A principios de agosto Moreno eliminó las funciones de Glas como vicepresidente de la República asignadas al inicio de su mandato a través de un decreto ejecutivo, coronando una evidente ruptura al interior de Alianza País.

    Las diferencias entre el presidente y su vice se profundizaron luego de las críticas que este último hiciera al jefe de Estado en relación también a su acercamiento con la oposición, así como en referencia al manejo de la economía, en línea con los cuestionamientos señalados por el exmandatario Correa.

    Para Acosta, quien presidió la Asamblea Nacional Constituyente entre 2007 y 2008 durante la primera administración de Correa, el distanciamiento de Moreno con Glas era "indispensable, debido a la cantidad de acusaciones de corrupción sobre el vicepresidente".

    Lea también: Parlamento de Ecuador autoriza enjuiciamiento penal a vicepresidente

    El 29 de agosto, la justicia ecuatoriana dispuso el cierre de fronteras para el vicepresidente Glas, atendiendo la solicitud de la Fiscalía que lo investiga por presunta asociación ilícita en el caso de la constructora brasileña Odebrecht.

    "Hay que resaltar la decisión del presidente Moreno para enfrentar los hechos de corrupción que han aparecido de manera masiva al terminar la gestión de Correa", dijo Acosta, quien supo ser uno de los hombres de confianza del exmandatario y hoy es uno de sus mayores críticos.

    La economía servida

    Poco antes de la asunción de Moreno, el hombre que dejaba el Gobierno tras una década señalaba que dejaba "la mesa servida" a la nueva administración, en referencia a la situación económica del país.

    Sin embargo, una de las primeras medidas que tuvo que tomar Moreno a menos de una semana de asumir fue la de emitir bonos de deuda por unos 2.000 millones de dólares, evidenciando la precaria situación de la economía ecuatoriana.

    En una de sus primeras cadenas televisivas, Moreno reveló que la deuda pública total que tiene el país representa 55% del Producto Interno Bruto, que ronda los 100.000 millones de dólares, y que recién a fines de 2016 presentó una leve recuperación tras cinco trimestres consecutivos en caída.

    "No hay tal mesa servida, esa es la pura y neta verdad", dijo el presidente a mediados de julio, reconociendo la precaria situación de la economía local.

    Según datos del Banco Mundial, Ecuador crecerá 0,6% en 2017.

    Más aquí: Se reduce el desempleo en Ecuador

    Según Acosta, economista de profesión, la política económica del nuevo Gobierno se mantendrá en la misma línea que la impulsada por Correa en su decenio como presidente.

    "Todo indica que en lo económico (…) este Gobierno mantiene en gran medida la inercia del Gobierno anterior", observó.

    No obstante, el especialista advirtió sobre la reciente decisión de Moreno de entregar a la banca privada la totalidad de las operaciones de dinero electrónico.

    "Si la banca con Correa obtuvo los mayores beneficios, las mayores utilidades de toda la historia republicana, ahora tendrá la posibilidad de seguir acumulando con mucho más poder que antes", dijo Acosta, quien agregó que le "preocupa sobremanera" la decisión tomada por el jefe de Estado.

    También Correa cuestionó la iniciativa de Moreno, calificando a la actual administración como "el gobierno de los banqueros".

    Varias encuestas de opinión realizadas a propósito de los primeros 100 días de Gobierno de Lenín Moreno muestran que el presidente tiene un índice de aprobación de alrededor de 80%, uno de los niveles de aceptación más altos de las últimas tres décadas.

    Además:

    Vicepresidente de Ecuador dice que medida que le impide salir del país es innecesaria
    ¿Qué prometió el presidente de Ecuador?
    Legislativo de Ecuador continúa debate del proyecto presupuestal
    Legislativo de Ecuador aprueba presupuesto 2017 y programación presupuestaria al 2020
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik