16:42 GMT +310 Diciembre 2018
En directo
    Justicia (imagen referencial)

    Brasil niega la libertad a joven símbolo de injusticia hacia negros y pobres

    CC0 / Pixabay
    América Latina
    URL corto
    0 0 0

    RÍO DE JANEIRO (Sputnik) — El Tribunal de Justicia de Río de Janeiro (sureste) negó una petición de "habeas corpus" realizada por la defensa de Rafael Braga, un joven negro de 28 años convertido por los activistas de los derechos humanos en símbolo de la desigualdad de la justicia brasileña.

    "Presentaremos una nueva petición de "habeas corpus", ahora ante el Tribunal Superior de Justicia de Brasilia", explicó su abogado, João Henrique Tristão, nada más conocer la decisión judicial, según recoge el diario Folha de São Paulo.

    Braga fue condenado el pasado mes de enero a 11 años y tres meses de cárcel por portar 0,6 gramos de marihuana y 9,3 gramos de cocaína en el Complejo de Favelas de Penha, en Río de Janeiro.

    Antes de eso, en las manifestaciones que vivió Brasil en junio de 2013 Braga, que entonces vivía en la calle, fue acusado de porte de artefacto explosivo al ser detenido con una botella de desinfectante en la mochila.

    Pese a la controversia levantada fue condenado a cinco años de cárcel, pero sus abogados consiguieron que cumpliera la pena en su domicilio con una tobillera electrónica.

    Braga volvió a ser detenido en enero de 2016, está vez acusado de tráfico de drogas, a pesar de que él lo niega y asegura que los policías manipularon la escena del supuesto delito para poder inculparle.

    Los militantes de los derechos humanos consideran que Braga es un ejemplo del desequilibrio en la aplicación de la Justicia cuando se trata de personas negras y residentes en favelas y suburbios.

    Junto con las continuas protestas, manifestaciones y vigilias que piden desde hace tiempo su puesta en libertad el caso de Rafael Braga ganó aún más notoriedad a finales de julio por el contraste con otra situación similar protagonizada por un hombre blanco y de buena posición social.

    El empresario Breno Fernando Solon Borges, de 37 años (hijo de la jueza Tania Garcia de Freitas Borges) fue detenido con 129 kilos de marihuana, una pistola y municiones.

    Sin embargo, no entró en la cárcel, sino que fue internado en una clínica, ya que los jueces (colegas del tribunal en el que trabaja su madre) entendieron que padece el síndrome de "borderline". 

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik

    Además:

    Justicia brasileña absuelve a presidente del Banco Bradesco en caso de corrupción
    Justicia bloquea un millón de dólares del expresidentes de Petrobras y de Banco de Brasil
    Etiquetas:
    injusticia, Brasil