00:52 GMT +324 Septiembre 2017
En directo
    Bandera de Chile

    "Proceso constituyente de Chile no tiene precedentes"

    CC BY 2.0 / Benjamín Mejías Valencia / Bandera
    América Latina
    URL corto
    0 155 0 0

    SANTIAGO (Sputnik) — El proceso para que Chile adopte una nueva Constitución, promovido por la presidenta Michelle Bachelet en 2015, es inédito y ha supuesto la participación de miles de personas, dijo a Sputnik el abogado constitucionalista Francisco Soto, quien siguió la iniciativa como observador independiente.

    "La presidenta Bachelet anunció en 2015 un proceso constitucional con un mecanismo inédito, donde miles de personas se autoconvocaron y discutieron sobre temas constitucionales", dijo Soto.

    Bachelet entregó las actas de la etapa participativa del Proceso Constituyente Nacional e Indígena a la Dirección de Bibliotecas, Archivos y Museos (Dibam).

    Se trata de 189 tomos con los testimonios de las actas de 8.113 encuentros locales autoconvocados, 71 cabildos provinciales y 15 mesas de cabildos regionales.

    Este proceso comenzó hace dos años por el Gobierno de Bachelet, con el objetivo de cambiar la Constitución actual, que fue redactada en 1980 por la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990), para reemplazarla por una Carta Magna que recoja la participación de toda la ciudadanía.

    "La primera etapa del proceso se extendió desde abril de 2016 hasta enero de este año, y consistió en la realización de encuentros locales autoconvocados, que fueron reuniones de entre 10 y 30 personas que se juntaron en sus casas y barrios a deliberar sobre lo que querían que incluyese la nueva constitución de Chile", indicó Soto.

    Las opiniones de todos quienes participaron en las reuniones quedaron registradas en esas actas, que posteriormente fueron subidas a una plataforma digital del Gobierno.

    Se realizaron 8.113 encuentros locales en donde participaron cerca de 204.000 personas, cuyas opiniones serán el insumo para que Bachelet envíe un proyecto al Congreso al final de este año, detalló Soto.

    "Las novedades del proceso son dos: primero, la convocatoria inédita a todos los chilenos que quisieran participar y, segundo, la sistematización de los datos; en el mundo son muy pocas las experiencias que han logrado registrar las conversaciones constitucionales", sostuvo el jurista.

    Soto participó de esta primera etapa como integrante del Consejo Ciudadano de Observadores, una comisión de 16 miembros creada por Bachelet para fiscalizar la transparencia del proceso.

    "Concluimos como Consejo que este fue un proceso con mucho civismo y con mucha participación ciudadana", dijo Soto.

    El Consejo valoró particularmente "que las opiniones de las personas no fueran sometidas a las exclusivas categorías que manejamos los abogados constitucionalistas, ni tampoco a las definiciones dogmáticas, sino que fue una expresión de lo que la gente sinceramente identificó como constitucional, estableciendo sus demandas y sus prioridades de futuro", señaló el experto.

    El segundo paso fue la presentación de un proyecto de ley para crear un mecanismo que permita reemplazar la Constitución de 1980, que no estaba contemplado por ninguna norma de la legislación chilena, indicó Soto.

    La tercera etapa concluyó el jueves, cuando Bachelet entregó las actas del proceso a la Dibam, para que estén disponibles al público.

    De ahora en adelante restan la redacción de la nueva Carta Magna con base en la deliberación de la ciudadanía y un plebiscito nacional para aprobar o rechazar la versión final.

    "Será interesante ver si la redacción final se va a sustentar o no en lo que debatió la gente", advirtió Soto.

    En forma paralela, se realizará también un Proceso Constituyente Indígena, en el que los pueblos originarios se reunirán en todo Chile desde agosto con el fin de debatir aquellas normas que los afectarán directamente, como derechos ciudadanos, culturales, al territorio, religión y cosmovisión, ente otros.

    Los resultados de este segundo proceso también serán sistematizados y tomados en cuenta para la redacción de la nueva Carta Magna.

    Además:

    "Queremos cambiar la herencia de la dictadura de Pinochet que todavía existe en Chile"
    Presidenta de Chile convocó a los ciudadanos a discutir la reforma de la Constitución
    Chile inicia proceso constituyente con advertencias de la oposición
    Etiquetas:
    constitución, Michelle Bachelet, Chile
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik