En directo
    Michel Temer, presidente de Brasil (archivo)

    Las cuatro opciones para apartar a Temer de la presidencia de Brasil

    © REUTERS/ Ueslei Marcelino
    América Latina
    URL corto
    Joan Royo Gual
    0 31031

    RÍO DE JANEIRO (Sputnik) — El presidente brasileño Michel Temer negó que tenga pensado dimitir, pero su renuncia voluntaria es sólo una de las cuatro vías abiertas que podrían apartarle del poder.

    "No renunciaré, repito, no renunciaré; sé lo que hice y sé que mis actos fueron correctos", señaló Temer en su primera aparición pública después de que se supiera que presuntamente autorizó comprar el silencio del expresidente de la Cámara de Diputados, Eduardo Cunha, preso por corrupción.

    Protesta contra Michel Temer en rasil
    © REUTERS/ Ueslei Marcelino
    Para muchos analistas la dimisión voluntaria de Temer es la salida más evidente a la crisis que enfrenta el Gobierno brasileño y podría producirse en cualquier momento, a pesar de las palabras iniciales de Temer.

    Formaciones políticas de su base aliada como el Partido Popular Socialista (PPS) ya han pedido la renuncia de Temer y el Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB), su principal apoyo, amagó con hacer lo propio.

    Lea más: "Escándalo en Brasil deja en evidencia a quienes derrocaron a Rousseff"

    Si esta tendencia se consolida, el presidente tendrá muy difícil gobernar porque el Ejecutivo se encontraría con el bloqueo constante del Congreso Nacional.

    Si finalmente Temer no dimite, una segunda vía es que el Tribunal Supremo Federal, que el jueves autorizó investigarle, lo aparte al recibir la denuncia de un delito común, que en este caso sería obstrucción a la Justicia.

    Para esto se necesita previamente la autorización de la Cámara de los Diputados y sería un proceso idéntico al que llevó a la pérdida de mandato del diputado Cunha, quien una vez desprovisto de su foro privilegiado, fue detenido por la policía.

    "Impeachment"

    La tercera vía para que Temer deje el poder sería un proceso de "impeachment" similar al que sufrió la expresidenta Dilma Rousseff el año pasado.

    Entre el 17 y el 18 de mayo los partidos de la oposición registraron ocho peticiones distintas para iniciar ese juicio político.

    Se trataría del proceso más largo, ya que el impeachment de Rousseff duró algo más de seis meses, y la responsabilidad de llevar esa propuesta a votación corresponde al presidente de la Cámara de Diputados, Rodrigo Maia, quien hasta ahora era aliado de Temer.

    Para muchos juristas la vía que tiene más opciones de acabar con el mandato de Temer es el juicio al que están sometidos Temer y Rousseff en el Tribunal Superior Electoral (TSE).

    Más aquí: Temer cancela su agenda oficial ante la crisis de Gobierno

    El TSE está evaluando si Temer y Rousseff, quienes se presentaron juntos en las elecciones de 2014, financiaron parte de esa campaña con dinero proveniente de la trama corrupta de Petrobras.

    Si los jueces así lo consideran Temer sería apartado de la presidencia automáticamente y Rousseff sería condenada a perder sus derechos políticos y durante ocho años no podría optar a ningún cargo público.

    Sin embargo, y aunque el caso está listo para ser juzgado, puede haber peticiones para retrasarlo y recursos ante al TSE que alarguen la decisión.

    Las cuatro opciones sobre la eventual salida de Temer desembocan en una sola: el actual presidente de la Cámara de Diputados, Rodrigo Maia, asumiría la presidencia de forma provisional, ya que es el siguiente en la línea sucesoria de la República porque Temer no tiene vicepresidente.

    Además: "Ahora Temer corre riesgo real"

    Maia tendría 30 días para convocar una elección indirecta a presidente y vicepresidente, dado que el actual Gobierno ya se encuentra en la segunda mitad de la legislatura, y la Constitución no permite convocar nuevas elecciones y serían los propios parlamentarios los que deben elegir a un sustituto.

    Descontento popular

    Sin embargo, muchos brasileños contrarios a Temer no se conforman con que sea sustituido por un aliado o por alguien votado en el Congreso Nacional y exigen que se convoquen elecciones directas.

    En las manifestaciones del jueves en varias capitales del país el grito "Directas ya" tuvo incluso más eco que el tradicional "Fuera Temer".

    Pero para poder adelantar las elecciones de octubre de 2018 y que la ciudadanía elija a un nuevo presidente en las urnas es necesario modificar la Constitución.

    En el Congreso Nacional se estaba tramitando una Propuesta de Enmienda a la Constitución (PEC) en este sentido y hasta ahora no contaba con muchos apoyos.

    Sin embargo, ante la crisis institucional y a la presión de la calle, diversos partidos empiezan a mostrarse favorables a abrir la puerta a unas elecciones anticipadas. 

    Contamos lo que otros callan

    Busca en Facebook a SputnikMundo y descubre las noticias más importantes. Dale a "me gusta" y compártelo con tus amigos. Ayúdanos a contar lo que otros callan.

    Además:

    Supremo de Brasil aparta por corrupción al principal aliado de Temer
    Medios: Temer autorizó comprar silencio de jefe de la Cámara Baja de Brasil
    Etiquetas:
    destitución, impeachment, corrupción, Michel Temer, Brasil
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik