En directo
    En la Asamblea Nacional de Venezuela

    Parlamento venezolano inicia nuevo ciclo de sesiones tras año de tensiones

    © REUTERS/ Marco Bello
    América Latina
    URL corto
    0 8421

    CARACAS (Sputnik) — La Asamblea Nacional (parlamento unicameral) de Venezuela, de mayoría opositora, inicia un nuevo ciclo de sesiones con la instalación de una nueva Junta Directiva, tras un año de polémicas con el Ejecutivo y el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ).

    "Para este nuevo período… lo que esperamos es que (los diputados opositores) entren en el marco de la legalidad y que la Asamblea pueda estar al servicio de los problemas que se requieren solucionar en la sociedad venezolana", dijo a Sputnik Nóvosti el legislador Ramón Lobo, miembro de la bancada del gobernante Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV).

    La postura de Lobo es similar a la diversos voceros del oficialismo, quienes han asegurado que para el ciclo 2017-2018, la Asamblea debe entrar en el marco de la Constitución, y respetar las decisiones del TSJ para que se levante la sentencia de desacato que declara "nulas e írritas" todas sus decisiones y acciones.

    El parlamento fue declarado en desacato el 1 de agosto de 2016, luego de incorporar a tres diputados que habían sido impugnados por el TSJ por presunto fraude electoral.

    Los legisladores cuestionados pidieron su desincorporación el 15 de noviembre para que se levantara la sentencia de desacato.

    Sin embargo, para que eso ocurra, el Gobierno asegura que es necesario que se emita una declaración oficial en la que se acepten todas las decisiones del TSJ.

    A juicio de los parlamentarios de oposición, el problema continúa y denuncian injerencia del presidente Nicolás Maduro en la decisión del resto de los poderes.

    "La situación del conflicto que hay entre los poderes públicos debe normalizarse y, como en cualquier país, la Asamblea debe poder implementar las leyes que ha aprobado", acotó el diputado opositor Alfonso Marquina, en entrevista con Sputnik Nóvosti.

    En 2016, el máximo órgano judicial venezolano emitió más de 40 sentencias para anular las leyes emanadas de la Asamblea, alegando que esta se encuentra en desacato.

    Ante el nuevo período que comenzará con la sesión de este jueves a las 11:00 hora local (15:00 GMT), los diputados de ambos bandos políticos coinciden que la situación de la Asamblea "debe normalizarse".

    Sin embargo, mantienen firmes algunas posturas que en 2016 generaron la crisis que llevó al país a un proceso de diálogo nacional, iniciado el 30 de octubre.

    Marquina duda que las negociaciones puedan ayudar a superar la crisis.

    "Yo no sé si el diálogo tal como está concebido en este momento sirva de algo, lo que sí estoy seguro es de que es necesario de que haya acuerdos que nos permitan destrancar el juego", afirmó.

    Mientras, Lobo piensa que las mesas de conversaciones entre el Gobierno y la oposición son una vía, que la oposición debe valorar.

    "El diálogo es una vía importante para resolver la situación, pero lamentablemente la oposición no le ha dado la importancia que merece", apuntó.

    Nueva directiva

    Este jueves, el actual presidente de la Asamblea, Henry Ramos Allup, cede el cargo al diputado opositor Julio Borges, quien estará a la cabeza del Poder Legislativo durante este nuevo ciclo de sesiones.

    Allup permanecerá en el curul que le corresponde, junto a su partido Acción Democrática (AD), según acordó la coalición opositora, Mesa de la Unidad Democrática (MUD), cuando se quedó con la mayoría en el parlamento el 6 de diciembre de 2015.

    De acuerdo con lo establecido por la MUD, Borges conformará la directiva junto a los diputados Freddy Guevara, de Voluntad Popular, y Dennis Fernández, de AD.

    Estas modificaciones, a consideración del diputado Lobo, no cambiarán la situación política de la Asamblea.

    "Va a ser lo mismo porque tienen un plan preconcebido que lo prepara el Departamento de Estado (cancillería) de Estados Unidos, siempre van a tratar de salir del presidente Nicolás Maduro, aunque haya un cambio de tono la estrategia será la misma", acotó.

    El jefe de Estado ha asegurado que el parlamento corre el riesgo de quedar "autodisuelto" este jueves.

    A juicio de Maduro, estando en desacato la Asamblea, el nombramiento y la proclamación de la nueva Junta Directiva serían nulos y por ende este organismo dejaría de funcionar.

    El 13 de este mes, los representantes del Gobierno y la oposición deberían reunirse nuevamente en el marco del diálogo político, según señalaron los acompañantes de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) y el Vaticano.

    Así está establecido en el acuerdo del 12 de noviembre, cuando pactaron, entre otras cosas, trabajar por la paz, sumar esfuerzos para combatir "la agresión a la economía" nacional y superar el estancamiento generado por la declaración de desacato a la Asamblea.

    No obstante, la oposición asegura que no asistirá al próximo encuentro si se mantiene la sentencia del TSJ contra el parlamento y siguen detenidos algunos políticos que, sostiene, deben ser liberados según lo establecido en la última plenaria de los diálogos.

    Además:

    Partido socialista de Venezuela pide a la oposición rechazar "ataque" a la moneda nacional
    Oficialismo venezolano reitera que cumplirá todos los acuerdos alcanzados con la oposición
    "Oposición de Venezuela está sin rumbo"
    Etiquetas:
    PSUV, MUD, Tribunal Supremo de Justicia de Venezuela (TSJ), Asamblea Nacional de Venezuela, Henry Ramos, Nicolás Maduro, Venezuela
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik