En directo
    Gente durante la fiesta de Independencia de México

    México celebra la fiesta de Independencia en todas las plazas del país

    © REUTERS / Carlos Jasso
    América Latina
    URL corto
    0 10

    CIUDAD DE MÉXICO (Sputnik) — México celebró la noche del jueves y la madrugada del viernes la multitudinaria "Fiesta del Grito de Independencia", en plazas repletas, y la principal ceremonia fue encabezada por el presidente Enrique Peña Nieto en el Palacio Nacional, ante más de 200.000 personas.

    La tradición iniciada en 1823, cuando los restos de los caudillos fueron trasladaron a la Catedral Metropolitana, volvió colmar la principal explanada de los actos cívicos, que culminó cerca de la medianoche con una verbena popular con música y juegos pirotécnicos con los colores de la bandera nacional, para acentuar el nacionalismo mexicano.

    El mandatario salió a cumplir la ceremonia ritual en el balcón central de Palacio Nacional, repitiendo el repique de campanas que evoca al cura Miguel Hidalgo, que llamó a la rebelión que desencadenó la guerra de Independencia de México en 1810, consumada once años después, en 1821, cuando los caudillos del primer levantamiento ya habían caído.

    Peña Nieto siguió al pie de la letra la ceremonia, sin improvisaciones, tocó vigorosamente la campana de Dolores que ahora cuelga de la fachada del Palacio Nacional, y decenas de miles aplaudieron el gesto, en el acto trasmitido por cadena nacional de televisión.

    "Mexicanos, vivan los héroes que nos dieron patria y libertad", exclamó para luego lanzar vivas a Hidalgo, Morelos, Josefa Ortiz de Domínguez, Allende, Aldama!, Galeana, Matamoros, y Guerrero, para cerrar "¡Viva la Independencia Nacional!", terminó, sin más.

    Finalmente cerró con las tres tradicionales vivas a México, reiteradas y gritadas por la multitud.

    La ceremonia se cumplió con la ejecución sin contratiempos del himno nacional y el acto fue cerrado cuando el presidente hizo sonar de nuevo las campanas junto con su esposa y sus hijos. Las campanas de la Catedral Metropolitana respondieron el llamado.

    Pirotécnia y austeridad

    El acostumbrado encendido de juegos pirotécnicos puso fin a la ceremonia y el presidente se retiró en el acto más austero de los últimos años, al cual fueron invitadas solo 300 personas, sin ofrecer la tradicional cena de gala de otros años.

    La sencillez y el ahorro público fue el mensaje, para señalar los tiempos de drásticos recortes presupuestales que corren en el país, con un mandatario en los peores niveles de popularidad en 30 años.

    Peña Nieto no improvisó ni una línea ni un gesto en el acto, a diferencia de otros mandatarios mexicanos, que han expresado un giño para poner un sello a su gestión.

    Carlos Salinas (1988-1994) modificó el grito con al incorporar al zapatismo que renacía en las montañas de Chiapas: ¡Viva el caudillo revolucionario, Emiliano Zapata!

    • Enrique Peña Nieto con la bandera de México durante la fiesta de Independencia
      Enrique Peña Nieto con la bandera de México durante la fiesta de Independencia
      © REUTERS / Carlos Jasso
    • Enrique Peña Nieto y su esposa, Angélica Rivera, con sus hijos en el Palacio Nacional durante la fiesta de Independencia
      Enrique Peña Nieto y su esposa, Angélica Rivera, con sus hijos en el Palacio Nacional durante la fiesta de Independencia
      © REUTERS / Carlos Jasso
    1 / 2
    © REUTERS / Carlos Jasso
    Enrique Peña Nieto con la bandera de México durante la fiesta de Independencia

    Por su parte Ernesto Zedillo (1994-2000) puso énfasis en su apego liberal y gritó: "¡Viva nuestra libertad! ¡Viva nuestra democracia!"

    El primer presidente que no salió de las filas del Partido Revolucionario Institucional (PRI) en 71 años fue Vicente Fox, quien incorporó por primera vez vivas a una heroína, Leona Vicario y añadió: "¡Viva nuestra democracia!, ¡Vivan nuestras instituciones!, y ¡Viva la unidad de las y los mexicanos!", para hacer un giño al llamado enfoque de género.

    Felipe Calderón (2006-2012) trasladó la ceremonia al pueblo originario de Dolores, cuando se cumplían 200 años de la gesta, además de un siglo de la revolución mexicana, y exclamar: "¡Viva el Bicentenario de la Independencia! y ¡Viva el Centenario de la Revolución!".

    En cambio, Peña Nieto evitó enviar un mensaje contemporáneo, y simplemente canceló a tradicional comilona y se fue a festejar con su familia. Ese fue su mensaje. 

    Además:

    Sombrero, prenda de vestir y de trabajo para los mexicanos
    El pulque, bebida milenaria que se niega a morir
    Exposición de máscaras, un recorrido por la historia de México
    Etiquetas:
    independencia, Día de Independencia de México, Enrique Peña Nieto, México
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik