En directo
    Juan Manuel Santos, presidente de Colombia

    Colombia reconoce su responsabilidad en la eliminación de militantes de izquierda

    © REUTERS/ John Vizcaino
    América Latina
    URL corto
    120

    BOGOTÁ (Sputnik) — El presidente colombiano, Juan Manuel Santos, reconoció el jueves la responsabilidad del Estado en la muerte de unos 5.000 militantes y simpatizantes del partido de Izquierda Unión Patriótica (UP) entre las décadas de 1980 y 1990, y se comprometió a que ese tipo de actos no volverán a ocurrir a ningún partido político.

    "El Estado no tomó medidas suficientes para prevenir los asesinatos, atentados y las demás violaciones, a pesar de las evidencias de que esa persecución estaba en marcha" por lo que "esa tragedia nunca debió suceder", dijo Santos ante un nutrido grupo de sobrevivientes y familiares de las víctimas de la UP, en la sede del Gobierno, en Bogotá, transmitido por el estatal Canal Institucional.

    Santos aseguró que este es un acto que garantiza la no repetición de los hechos con el movimiento que surja de la desmovilización de las FARC (Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia), cuando se firme el próximo 26 de septiembre el Acuerdo Final de paz con su Gobierno en Cartagena (norte).

    La UP surgió a mediados de los años 80 tras el fracaso de un proceso de paz con el Gobierno del presidente Belisario Betancur (1982-1986), pero cerca de 5.000 de sus dirigentes políticos y simpatizantes fueron asesinados de manera sistemática en un lapso de diez años por agentes del Estado en connivencia con la extrema derecha, lo que llevó a la desaparición de la colectividad.

    El mandatario colombiano reconoció la culpa del Estado en dicho genocidio como parte de los acuerdos de paz que se lograron en La Habana con las FARC, donde los integrantes del secretariado (dirigencia) de esa guerrilla manifestaron a la delegación de paz del Gobierno colombiano su preocupación porque puedan ser asesinados al incursionar en política, tal y como sucedió con los integrantes de la UP.

    "Me comprometo solemnemente a tomar todas las medidas necesarias y a dar todas las garantías que se requieran para que nunca una organización política en Colombia sufra lo que le pasó a la Unión Patriótica (…), que nadie que participe en política sea víctima de las armas", aclaró Santos.

    A su turno, Aída Avella, presidenta de la UP y quien debió vivir más de una década fuera del país por amenazas contra su vida, agradeció el gesto del Gobierno en nombre de su colectividad.

    "Este acto constituye una esperanza de respuesta a las reclamaciones que durante más de 20 años hemos hecho ante instancias nacionales e internacionales", dijo Avella, quien pidió a Santos "hacer este reconocimiento ante la CIDH (Comisión Interamericana de Derechos Humanos) de la OEA para garantizar la reparación integral".

    Finalmente, señaló que su colectividad apoya el "Sí" en el plebiscito por la paz, que se llevará a cabo el próximo 2 de octubre en el país y por medio del cual los ciudadanos podrán decidir si respaldan o no los acuerdos alcanzados entre el Gobierno y las FARC en La Habana.

    Tema: Histórico acuerdo entre el Gobierno de Colombia y las FARC

    El pasado 24 de agosto el Gobierno colombiano y la guerrilla de las FARC anunciaron que después de casi cuatro años de negociaciones en La Habana terminaron de manera exitosa los diálogos de paz para poner fin a medio siglo de guerra en el país, tras lo cual ese grupo insurgente podrá iniciar su conversión en un partido político.

    Además:

    Colombia planea pedir a la ONU nueva misión para desmovilización de las FARC
    Las FARC reconocen los daños causados por secuestros
    Etiquetas:
    Unión Patriótica, Colombia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik