15:52 GMT +323 Septiembre 2018
En directo
    Banderas de Mercosur

    La presión sobre Venezuela a través del Mercosur es un "mamarracho jurídico"

    © AFP 2018 / Juan Mabromata
    América Latina
    URL corto
    232

    MONTEVIDEO (Sputnik) — La decisión de emplazar a Venezuela para que incorpore las normativas del Mercosur es una resolución política oculta detrás de una medida administrativa, dijo a Sputnik Nóvosti el diputado oficialista uruguayo Daniel Caggiani.

    "Se está buscando una cuestión administrativa para resolver un conflicto político, eso no es bueno para el Mercosur", dijo Caggiani, quien celebró que Uruguay se haya abstenido de votar la decisión y de esta manera "no avaló un mamarracho jurídico".

    Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay acordaron un consenso para "facilitar el funcionamiento del Mercosur y para coordinar las negociaciones con otros países y grupos de países", otorgando a Venezuela plazo hasta el 1 de diciembre para que cumpla las obligaciones de su protocolo de adhesión al bloque, según la declaración emitida por los países.

    La decisión busca poner fin a la crisis que se desató en el organismo a fines de julio, cuando Paraguay, Brasil y Argentina rehusaron celebrar una cumbre para traspasar la presidencia semestral de Uruguay a Venezuela, a raíz de las diferencias políticas sobre la situación interna de ese país.

    Uruguay dio por finalizado su mandato en la presidencia del Mercosur el 29 de julio sin traspasar la jefatura, pero de manera inmediata Venezuela se adjudicó el puesto derivando en la negativa de Brasil, Paraguay y Argentina.

    La solución del martes fue impulsada por Argentina, Brasil y Paraguay y contó con la abstención de Uruguay, lo cual permitió adoptarla por consenso.

    "Uruguay se abstuvo, no la acompañó, no trancó pero no acompañó", aseguró el legislador que pertenece al sector del expresidente José Mujica (2010-2015), el Movimiento de Participación Popular, parte de la coalición gobernante Frente Amplio.

    Aunque el texto acordado no lo menciona, el canciller brasileño José Serra interpretó además en Twitter que "Venezuela no asumirá la presidencia del bloque, que a partir de ahora será ejercida por una comisión coordinadora formada por un representante de cada uno de los fundadores" del Mercosur.

    Lea más: ¿Qué efectos tiene en la región un Mercosur 'descabezado'?

    Según Caggiani, no hay ningún mecanismo institucional establecido en los diferentes tratados del Mercosur que establezca sanciones por no incorporar la normativa.

    "No hay ningún fundamento jurídico que avale ese procedimiento salvo que por razones ideológicas (…) se quiera echar algún país del Mercosur o cambiarlo de categoría; eso es una decisión meramente política y por eso Uruguay no acompañó", indicó el parlamentario.

    Venezuela respondió severamente a la decisión adoptada por los cuatro países.

    "En el Mercosur las decisiones se adoptan por consenso y respetando las normas de funcionamiento; no permitiremos violaciones a los tratados", dijo el miércoles la canciller venezolana Delcy Rodríguez.

    Al justificar la posición uruguaya, el vicecanciller José Luis Cancela argumentó que fue para evitar que el Mercosur entrara en una "parálisis absoluta".

    Después del 1 de diciembre, los cuatro países volverán a analizar la situación de Venezuela y si se comprueba que no llegó a cumplir la normativa, quedará suspendida de forma transitoria.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik

    Además:

    Venezuela se reafirma en presidencia de Mercosur
    Venezuela convoca en Montevideo a coordinadores nacionales del Mercosur
    Secretario de la OEA contrario a presidencia de Venezuela en Mercosur
    Etiquetas:
    Mercosur, Venezuela