21:11 GMT +324 Septiembre 2018
En directo
    Jihad Ahmad Deyab

    Liberado de Guantánamo en estado de coma en Uruguay

    © REUTERS / Enrique Marcarian
    América Latina
    URL corto
    1 0 0

    MONTEVIDEO (Sputnik) — El exrecluso de Guantánamo, Jihad Ahmad Deyab, se encuentra en estado de coma desde el mediodía del miércoles a consecuencia de la huelga de hambre que lleva adelante en Uruguay, dijo a Sputnik Nóvosti la médica Julia Galzerano, de la Comisión de Derechos Humanos del Sindicato Médico.

    "Está en coma, está estable; sus exámenes son buenos y lo estamos hidratando", dijo Galzerano en referencia a las pruebas de sangre que se le habían realizado.

    El hombre de 45 años permanece en internación domiciliaria en su propia casa de Montevideo y está recibiendo hidratación intravenosa con suero glucofisiológico.

    "Nosotros esperamos que recupere la conciencia mañana, si bien en medicina las estadísticas son variables y dependen de muchas cosas, incluida la condición médica; lo vamos a evaluar dos veces por día y vamos a ir viendo paso a paso qué hacemos", dijo la médica.

    Galzerano y su colega Teresa Sandal acudieron este miércoles al domicilio del sirio luego de una comunicación previa en la que este había accedido a ser asesorado por la Comisión de Derechos Humanos del Sindicato Médico del Uruguay (SMU).

    "Desde la Comisión apoyamos huelgas de hambre de índole gremial, social o política, asesoramos y a veces también asistimos siguiendo los protocolos del SMU y de la Organización Médica Mundial", dijo Galzerano.

    La primera visita para establecer las condiciones de ese apoyo iba a realizarse el martes, pero Deyab pidió posponerla para el miércoles.

    Al llegar a la casa de Deyab, las médicas se encontraron con que ya estaba inconsciente y tuvieron que actuar.

    El hombre, que pasó más de 12 años detenido en la prisión militar estadounidense de Guantánamo, lleva más de 30 días de huelga de hambre y unos 12 sin ingerir líquidos en reclamo de ser reasentado en un país árabe y poder reunirse con su familia.

    "Lo ideal sería internarlo, pero él dejó expresas instrucciones indicando que no estaba de acuerdo, así que por ahora no lo vamos a internar", observó la médica.

    La actuación de la Comisión especializada del SMU se realiza siempre "a pedido de la persona (que toma la medida de lucha) o de los grupos de apoyo", explicó Galzerano.

    Mientras tanto, el Gobierno uruguayo aseguró estar realizando los máximos esfuerzos para encontrar un país de acogida para Deyab.

    El canciller Rodolfo Nin Novoa viajó a Estados Unidos para "extremar sus esfuerzos a los efectos de obtener la mayor cooperación posible de parte de las autoridades estadounidenses" para obtener un país que acepte al sirio, dijo a la prensa el viceministro de Exteriores, José Luis Cancela.

    Deyab llegó a Uruguay en diciembre de 2014 junto con otros cinco liberados de Guantánamo en el marco de un acuerdo entre los gobiernos estadounidense y uruguayo.

    En el año y nueve meses transcurridos no pudo reencontrarse con su familia, su esposa y tres hijos que viven entre Turquía y Siria huyendo del conflicto en su país, y su madre refugiada en Líbano.

    Tampoco obtuvo la asistencia de salud que requería, pues tiene problemas crónicos en su espalda y quedó con secuelas por las torturas sufridas en Guantánamo.

    Sin conocer el idioma ni posibilidad de trabajar, tampoco consiguió que se ampliara la asistencia que el Gobierno entrega a los liberados en el marco de un programa de dos años que concluirá en unos pocos meses.

    A inicios de junio dejó Uruguay rumbo a Brasil y el 26 de julio apareció en Caracas, pidiendo ayuda para trasladarse a Turquía y reunirse con sus parientes.

    Fue detenido de inmediato y, tras más de un mes incomunicado, deportado a Uruguay.

    A poco de llegar anunció a través de esta agencia que estaba en huelga de hambre hasta conseguir lo que reclamaba.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik

    Además:

    El fracaso de Guantánamo se extiende a la reinserción de sus liberados
    El ex preso de Guantánamo que está dispuesto a morir por volver a ver a su familia
    Uruguay y liberado de Guantánamo en una carrera contra el tiempo
    Etiquetas:
    Guantánamo, Jihad Ahmad Deyab, Uruguay