15:53 GMT +319 Septiembre 2018
En directo
    José Antonio Meade, el nuevo secretario de Finanzas de México

    Nuevo secretario de Finanzas de México buscará superávit en presupuesto

    © AFP 2018 / Johan Ordonez
    América Latina
    URL corto
    0 00

    CIUDAD DE MÉXICO (Sputnik) — El nuevo secretario de Finanzas de México, José Antonio Meade, dijo que el país latinoamericano debe mandar señales a los mercados de que puede consolidar sus finanzas públicas, evitar déficit y regresar a generar superávits primarios, a pesar de los bajos ingresos petroleros.

    Meade, que ha vuelto la víspera a ocupar la cartera de Hacienda y Crédito Público que ocupó en el gobierno anterior de Felipe Calderón (2006-2012), dijo que México tiene muchos años de tener déficit pequeños y ahora "es tiempo de generar un superávit en finanzas públicas", en entrevista con el diario el Financiero publicada este jueves.

    Tras la sorpresa de cambios en el gabinete para controlar los daños de la vista de Donald Trump, una idea del antecesor Luis Videgaray, arquitecto de las reformas estructurales, que renunció al cargo, Meade anunció su estrategia de controlar el gasto público "apretando el cinturón" para evitar nuevos impuestos y aumento de la deuda.

    Esa es determinación frente al cambio en las perspectivas que tienen las calificadoras internacionales de la deuda del país, que pasó de "estable" a "negativa", con el riesgo de perder el grado de inversión, si las cosas no mejoran en dos años.

    El nuevo jefe del gabinete económico explicó que "durante un tiempo fue necesario tener déficit pero esa palanca ya no funciona por lo que se tiene que generar certeza en su manejo".

    Nuevas cuentas presupuestales

    Ante la reducción de los ingresos presupuestarios por los bajos precios mundiales del crudo, "es importante que seamos capaces de mandar señales de certeza en la conducción de Pemex (Petróleos Mexicanos, estatal), en cómo va a ajustarse Pemex a este entorno de menores precios" petroleros, dijo el nuevo responsable de Finanzas, que ocupó el cargo de secretario de Relaciones Exteriores y de Desarrollo Social en el gobierno actual (2012-2018).

    Con un crecimiento económico mediocre durante años de alrededor de 2 por ciento, el aumento del endeudamiento público que ronda el 50 por ciento del PIB "ahora empieza ya a ser necesario que el país mande señales de que puede ir consolidando sus finanzas públicas, que tiene que ir mandando señales de que puede regresar a generar superávit primario", dijo el funcionario al columnista del diario especializado Enrique Quintana.

    Lea más: Moody's baja la calificación al sistema bancario de México

    Meade entregó la cartera a Videgaray en e2012, y ahora se invierten los papeles: "Hoy se da una circunstancia interesante, con cargo a la generosidad del presidente (Enrique Peña Nieto), de haberle yo entregado a Luis (Videgaray) y ahora Luis de haberme entregado a mí; eso asegura buena coordinación y buena continuidad", dijo en sus primeras declaraciones luego de su designación.

    En el mundo han pasado dos cosas, explicó. Primero: "una crisis y un entorno complicado en los mercados internacionales que no han terminado de resolverse; en el 2009 la gente pensaba que para el 2010 estaríamos dándole la vuelta; en el 2010 que para el 2011, en el 2011 que para el 2012."

    En segundo lugar, el mundo sigue viendo un ambiente económico de bajo crecimiento sostenido: "Es un entorno en donde Europa no crece, en donde muchos países emergentes enfrentan una dificultad muy importante, y EEUU si bien crece, no crece con el dinamismo que se había observado hace unos años".

    Por esas dos grandes tendencias existe una "complicación de este largo periodo de atonía, en el cual algunos instrumentos que se tenían en el pasado reciente se han venido agotando".

    En México y en el mundo hay tres fuentes fundamentales que pueden ayudar a darle dinamismo a la economía: el gasto público, la política monetaria y las reformas estructurales.

    "Se nos han venido acabando en México y en el mundo espacios para usar política monetaria y espacios ahora para usar política fiscal", considera el funcionario que retoma los hilos del gabinete económico del gobierno.

    Meade considera que la diferencia con la crisis financiera mundial que tuvo que enfrentar antes, es que el ambiente global no es tan complicado como lo fue en el 2009 pero si persistente, "el entorno lleva siendo complicado mucho tiempo y los espacios de maniobra se han venido agotando".

    México "tiene que mandar señales de que hay convicción y compromiso con una política económica que preserve la estabilidad, el prestigio del buen manejo que ha tenido siempre la economía mexicana", enfatizó.

    La diferencia es que este desafío se enfrenta "en un marco de menos espacios, en un marco en donde hay unos gastos ineludibles que han venido creciendo, en donde tenemos que generar ya un superávit", insistió.

    Más aquí: México mantiene a raya la inflación alrededor del 3%

    Eso va a implicar un esfuerzo bien importante del gasto público, dijo reforzando la promesa del gobierno de reducir el presupuesto de egresos de 2017 para frenar el endeudamiento y no generar nuevos impuestos.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik

    Además:

    El Gobierno de México recorta su presupuesto $1.730 por el Brexit
    Un tercio de la población está excluida del crédito bancario en México
    Cepal explica la caída de inversiones en América Latina
    Etiquetas:
    presupuesto, José Antonio Meade Kuribreña, México