En directo
    Fotos del humorista mexicano Mario Moreno 'Cantinflas'

    A 105 años de su nacimiento, Cantinflas sigue vivo

    © AFP 2018 / Yuri Cortez
    América Latina
    URL corto
    1113

    El 12 de agosto de 1911 nacía un humorista mexicano que marcaría para siempre la cultura latinoamericana, Mario Fortino Alfonso Moreno Reyes, más conocido como Cantinflas.

    El actor murió hace 23 años, pero su obra sigue viva en el corazón del pueblo latinoamericano. Cantinflas fue uno de los cómicos más destacados del mundo. El propio Charles Chaplin, con quien lo comparaban, alguna vez lo describió como "el mejor cómico del mundo". Su figura es tan grande que la propia Real Academia acepta el uso de la palabra "cantinflada", a la que da el sentido de hablar o actuar de forma disparatada e incongruente y sin decir nada con sustancia.

    Es que Reyes tenía un estilo único de hacer humor. "Hablaba sin decir nada. Empezaba a dialogar sobre un tema y decía cualquier cosa, pero con una convicción arrasadora. Podía estar tres minutos hablando de algo y cuando terminaba te ponías a pensar y no había dicho nada. Era lo que nosotros en el Río de la Plata llamamos 'sanatero', es decir, una persona que habla sin contenido. Eso Cantinflas lo dominaba a la perfección", dijo a Sputnik Horacio Rubino, uno de los humoristas carnavaleros uruguayos más premiados, que actualmente tiene una columna de humor en el periódico La República y es panelista en el programa televisivo PUMBATE, en Canal 10.

    Esta cualidad queda evidenciada en una de sus más reconocidas películas, 'Su Excelencia'. "En un momento interpreta a un político que da un discurso y no se entiende absolutamente nada. Un maestro. Recuerdo otro de sus pasajes donde un personaje le pregunta qué es el átomo. Él lo mira extrañado de que no supiera qué era eso. Comienza su explicación con una diatriba totalmente absurda y muy graciosa. Al final sabía menos que el otro, pero le hizo todo un desarrollo sin jamás callarse. Esa era su virtud. Dicen que improvisaba, que no utilizaba diálogos de guion", dijo Rubino, quien trabajó en radio, televisión y gráfica.

    Mario Moreno nació en Ciudad de México en el seno de una familia humilde. Tenía siete hermanos. En su juventud tuvo trabajos de los más variados. Fue limpiabotas, taxista, boxeador, y hasta trabajó en un circo. Su vida cambió cuando se incorporó a un grupo de cómicos ambulantes. Es allí fue cuando empezaría a gestar sus dotes artísticos.

    El personaje que lo llevaría a la fama, Cantinflas, reivindicaba la figura de los humildes. Tenía bigote, pantalones sueltos, un pañuelo en el cuello y un sombrero. Su primer gran éxito lo obtuvo con la película dirigida por Juan Bustillo Oro, 'Ahí Está El detalle'. A lo largo de su vida aparecería en más de más de 50 películas, entre las que pueden destacarse 'El Barrendero', 'El Gendarme Desconocido', 'Si Yo Fuera Diputado', entre tantas otras que hoy son consideradas clásicos eternos del cine.

    "Como humorista profesional, aún hoy en día, con la diferencia de ritmos en el humor, sigo disfrutando muchísimo sus películas. Definitivamente dejó un sello para generaciones de humoristas latinoamericanos. Eso de causar gracia sin decir nada, que decimos irónicamente que hacen los políticos, él ya lo hacía. Es un mecanismo de humor potenciado por Cantinflas. Pero también en sus películas había drama. Buscaba llegar al corazón", opinó el comediante uruguayo.

    El artista mexicano pasó por este mundo pero dejó una marca, un sello Cantinflas. "Tal es la influencia de este personaje sobre la cultura latinoamericana que cuando alguien sin querer se entrevera y no dice nada se usa la expresión cantinflesco. Quedó como un adjetivo de hablar sin decir nada. Es un referente ineludible del humor latinoamericano. Yo me encuentro dentro de sus admiradores", dijo Rubino sobre uno de sus maestros.

    Etiquetas:
    Cantinflas, México
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik