En directo
    Angélica Rivera, primera dama de México

    Primera dama de México usa propiedad en Miami de posible contratista del Gobierno

    © REUTERS/ Toby Melville
    América Latina
    URL corto
    0 16211

    CIUDAD DE MÉXICO (Sputnik) — La primera dama de México, Angélica Rivera, ocupa un departamento de lujo en Miami Beach, EEUU, propiedad de una compañía que podría obtener contratos portuarios con el Gobierno mexicano, indica una investigación del diario británico The Guardian.

    El nuevo caso de un posible conflicto de intereses entre un empresario y la esposa del presidente Enrique Peña, es un departamento en un club exclusivo, con cancha de tenis y piscina en la zona de Key Biscayne, al sur Miami.

    La propiedad valuada en unos 2 millones de dólares, es propiedad de Grupo Pierdant, que aspira a una licitación para administrar puertos mexicanos, según el reporte del diario londinense, firmado por tres periodistas.

    La compañía propiedad de Ricardo Pierdant le permite a la primera dama utilizar un departamento en la Torre Ocean Uno, con el número 404, que funciona prácticamente como una sola propiedad con otro departamento que la exactriz de telenovelas compró en 2005 en ese mismo edificio, y la compañía ha pagado en 2014 los impuestos de ambos departamentos.

    Rivera reveló en 2014 que era dueña del apartamento número 304 en esa torre, cuando otra investigación periodística descubrió la existencia de una mansión de 4 millones de dólares en la Ciudad de México, bautizada como La Casa Blanca, construida y financiada por un contratista del Gobierno, tras lo cual decidió ponerla en venta y el presidente pidió disculpas al país, por la falta de transparencia del episodio.

    Ese departamento ahora tiene un valor de 3,5 millones de dólares, pero en aquel momento la primera dama no mencionó al Grupo Pierdant, ni a su dueño fundador, que "tiene extensos intereses en negocios en México y EEUU", según el reporte, mientras que la hermana del empresario tiene nexos con la industria petrolera mexicana.

    Pierdant compró el departamento 404 en 2009 en el mismo edificio, a través de la compañía Biscayne Ocean Holdings, dejando que en la práctica se conviertan en una sola propiedad, dice el diario británico que solicitó un comentario a la Presidencia, pero el pedido fue declinado.

    Conectados

    Ambos departamentos comparten el mismo teléfono, y una mujer consultada por los periodistas dijo que la mensajería para Rivera podía enviarse a cualquiera de las dos propiedades, porque "son lo mismo".

    En marzo de 2014, la compañía de Pierdant profundizó el vínculo con la primera dama mediante el pago de impuestos de ambas departamentos, el 404 y también el 304 –que está a nombre de la esposa del presidente– y el recibo de la contribución fiscal de este último ese año fue de 29.703 dólares.

    El diario ha publicado una fotografía del documento con la empresa ha pagado los impuestos de ambos departamentos en Key Biscayne, mientras que Pierdant y Rivera son los únicos directores y propietarios de empresas creadas para comprar y administrar cada departamento.

    Cuando The Guardian llamó a Pierdant para preguntar acerca de las propiedades, "colgó sin explicación", asegura el reporte firmado por los periodistas José Luis Montenegro, Julio C Roa y Rory Carroll.

    La oficina de la residencia presidencial de Los Pinos rechazó una solicitud de comentarios sobre el tema, diciendo a los periodistas que no había nadie disponible para discutir el tema; y más tarde rechazó una segunda solicitud argumentando que las propiedades de la primera dama son "una cuestión de seguridad".

    Las propiedades de Ocean Tower One forman parte del "más exclusivo condominio frente a la playa en la hermosa isla de Key Biscayne", según un agente de bienes raíces.

    Una hermana petrolera

    Además, una hermana del dueño del Grupo Pierdant se presenta como experta en redacción de contratos con el Gobierno y bases de licitación, pero en 2011 la petrolera estatal Pemex la despidió como gerente por "negligencia administrativa y violar procedimiento para asignar un gran contacto".

    La investigación periodística puntualiza que Aurora Pierdant fue sancionada con una suspensión por un año en el sector público.

    Sin embargo, después fue contratada por la recién creada Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH, estatal), que ahora regula la exploración de hidrocarburos y las nuevas licitaciones de contratos, tras una reforma energética que abrió la industria petrolera a la inversión extranjera y privada.

    La consultora y familiar del dueño de Grupo Piedrant recibió el pago de unos 61.500 dólares como abogada, para la asesoría en temas legales en las nuevas contrataciones multimillonarias del Gobierno, en marcha en el sector energético.

    El nuevo caso reaviva la polémica sobre un posible conflicto de intereses por la llamada Casa Blanca, con la constructora del empresario Armando Hinojosa, contratista del Gobierno federal durante los seis años de Peña como gobernador del Estado de México que rodea la capital (2005-2011), que luego logró unos 2.000 millones de dólares en contratos en los dos primeros años de la presidencia de Peña.

    Una de las empresas de Hinojosa, Gripo Higa formaba parte de un consorcio encabezado por China que ganó un contrato gubernamental para construir un tren de alta velocidad por 3.700 millones de dólares; pero días antes de estallar el escándalo de la Casa Blanca el Gobierno anuló la concesión sin explicaciones, lo que causó una protesta de Beijing.

    Además:

    Gobierno de México se deslinda del despido de la periodista Carmen Aristegui de cadena MVS
    Etiquetas:
    Angélica Rivera de Peña, EEUU, Miami, México
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik