01:32 GMT +324 Noviembre 2017
En directo
    Un combatiente de las FARC (archivo)

    Armando Ríos: la histórica facción de las FARC que desafía los acuerdos de paz en Colombia

    © REUTERS/ Jose Miguel Gomez
    América Latina
    URL corto
    0 35610

    BOGOTÁ (Sputnik) — El Frente Primero Armando Ríos, que ha anunciado su rechazo a los acuerdos de paz en Colombia, es una de las facciones históricas de la guerrilla de las FARC, dijo a Sputnik el especialista en temas guerrilleros, Ariel Ávila.

    La fracción cuenta con unos 400 combatientes que operan en las zonas este y sureste del país, y genera recursos a través de acciones ilegales como la extorsión y el secuestro.

    El frente "es recordado por que uno de sus comandantes históricos fue alias 'César', el guerrillero que tenía en secuestro a (la ex congresista) Ingrid Betancourt y otros secuestrados y que cayó en la Operación Jaque (2008)", recordó el especialista.

    La Operación Jaque permitió la liberación de Bentancourt y de catorce secuestrados más, entre ellos varios militares y tres ciudadanos estadounidenses.

    En términos de logística, el Frente Primero es también un "frente madre", explicó Ávila, "es decir, una estructura grande que recluta de forma rápida y fácil y que envía tropa a otros frentes o columnas que tienen dificultad para reclutar".

    Tema: Histórico acuerdo entre el Gobierno de Colombia y las FARC

    Según el especialista, la facción Armando Ríos opera en el departamento del Vaupés (sureste), sur de Guaviare, y Guainía (oriente), y tiene alrededor de 400 combatientes divididos en siete compañías de orden público, entre los que se cuentan una gran cantidad de indígenas.

    "La zona donde opera es reconocida por tener mucha población colona que sobrevive de las economías ilegales, principalmente cultivos de hoja de coca y recientemente minería criminal: allí no hay vías terciarías, muchas de esas zonas son Parque Nacional o zonas de resguardos indígena, por lo que los colonos viven en posesión de la tierra y no tienen propiedad", precisó Ávila.

    Otras disidencias

    Agrupaciones como el Frente 16 y el Frente 57 también podrían declararse en rebeldía junto al Frente Primero.

    "Estas estructuras son de las que generan mayores riesgos por posible disidencia, debido a que sus mandos son muy nuevos y no son de los históricos, además están rodeados de economías ilegales", precisó Ávila.

    El Frente 16 opera en el departamento del Vichada (este) y el Frente 57 en la frontera entre Colombia y Panamá.

    Un factor que influye en los integrantes de las facciones disidentes es el "miedo al cambio" y a la posibilidad de sufrir ataques por parte de grupos paramilitares, lo que las vuelve reacias a las negociaciones de paz.

    "En esos frentes la gente está tan atemorizada con la paz como el resto de ciudadanos de Colombia, la gente del común teme que las FARC no cumplan los acuerdos, mientras que los guerrilleros temen que el Estado les incumpla y que los paramilitares los asesinen", explicó Ávila.

    El 6 de julio, el Frente Primero Armando Ríos, una histórica facción de la guerrilla de las FARC (Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia) se manifestó contraria a los acuerdos de paz y anunció que no desmovilizará a sus combatientes.

    Al respecto, el presidente Juan Manuel Santos advirtió el mismo miércoles que los guerrilleros que no respeten los acuerdos de paz terminarán "en una cárcel o en una tumba".

    El Gobierno colombiano y las FARC (Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia) mantienen diálogos de paz en La Habana desde noviembre de 2012 con el objetivo de lograr un armisticio que ponga fin a una guerra interna de más de medio siglo de existencia.

    Además:

    Gobierno de Colombia da a conocer las 23 zonas de las FARC tras firma de armisticio
    Fiscal colombiano advierte que Clan del Golfo busca los territorios de las FARC
    Santos: cese de extorsiones de las FARC es un gran avance para la paz
    Etiquetas:
    Armando Ríos, FARC, Ariel Ávila, Colombia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik