En directo
    Papa Francisco visita CeReSo n. 3, penal de Juárez

    Papa visita penal de Juárez en su última escala en México, en frontera con EEUU

    © REUTERS/ Gabriel Buoys/Pool
    América Latina
    URL corto
    0 12320

    El papa Francisco I visitó este miércoles el penal de Ciudad Juárez, fronteriza con El Paso, Texas, EEUU, donde dijo ante unos 450 reos y 250 reclusas que su visita a la prisión es parte de la celebración del Jubileo de la Misericordia.

    Ciudad de México, (Sputnik) — "Estoy concluyendo mi visita a México –iniciada el viernes pasado– y no quería irme sin venir a saludarlos, sin celebrar el Jubileo de la Misericordia con ustedes", dijo Francisco, a quien pudieron saludar 30 hombres y 20 mujeres en razón de su buena conducta.

    El jerarca del Vaticano agradeció los mensajes que leyeron representantes de los reos y reclusas, quienes también cantaron algunas canciones, "en las que manifiestan tantas esperanzas y aspiraciones, como también tantos dolores, temores e interrogantes", dijo el Papa.

    Francisco recordó que en su reciente viaje a África, en Bangui, abrió "la primera puerta de la misericordia para el mundo entero".

    "Hoy, junto a ustedes y con ustedes, quiero reafirmar una vez más la confianza a la que Jesús nos impulsa: la misericordia que abraza a todos y en todos los rincones de la tierra; no hay espacio donde su misericordia no pueda llegar, no hay espacio ni persona a la que no pueda tocar", dijo el religioso jesuita que en 2013 se convirtió en el primer papa latinoamericano.

    La visita al penal ha ocurrido horas antes de la última misa masiva, ante unos 250.000 personas, en la que han sido reservados 20.000 lugares para familiares de las víctimas de la violencia del narcotráfico, la trata de personas y la persecución a migrantes, a 100 metros de la valla fronteriza, adonde han llegado decenas de miles que han cruzado la frontera desde EEUU, marcada por el Río Bravo.

    Romper con el círculo de la violencia

    El Papa recibió un bastón labrado y una vajilla fabricada en los talleres del penal, donde les señaló a reclusos y custodios el "camino urgente que debemos tomar para romper los círculos de la violencia y de la delincuencia".

    Lamentó además que las autoridades y la sociedad llevan "décadas perdidas, pensando y creyendo que todo se resuelve aislando, apartando, encarcelando, sacándonos los problemas de encima", dijo en un discurso.

    La principal preocupación de la sociedad debe reorientarse a "la vida de las personas, (…) que también han sufrido a causa de este círculo de la violencia", un síntoma de "una sociedad que ha ido abandonando a sus hijos", prosiguió.

    Francisco planteó que, antes de la reclusión y la rehabilitación, urge un sistema de "salud social", es decir, "una cultura que busque prevenir aquellos caminos que terminan lastimando y deteriorando el tejido social", desde los barrios y las escuelas.

    El problema de la seguridad "no se agota solamente encarcelando", sino "afrontando las causas estructurales y culturales de la inseguridad, que afectan a todo el entramado social", sostuvo ante autoridades e internos.

    Un imperativo moral para lograr una mejor convivencia, se basa "en la capacidad que tenga una sociedad de incluir a sus pobres, sus enfermos o sus presos está la posibilidad de que ellos puedan sanar sus heridas".

    Exhortó a los reclusos a "levantar la cabeza y a trabajar para ganar ese espacio de libertad anhelado".

    No se puede volver el tiempo atrás, les dijo: "sabemos que lo realizado, realizado está", pero existe la "posibilidad de escribir una nueva historia hacia adelante".

    Finalmente, exhortó a ayudar a "frenar el círculo de la violencia y la exclusión: quien ha sufrido el dolor al máximo, y que podríamos decir experimentó el infierno, puede volverse un profeta en la sociedad, trabajen para que esta sociedad que usa y tira no siga cobrándose víctimas".

    En México existen 400 cárceles, con una población aproximada de 250.000 reos, incluidas unas 8.000 mujeres, y en una de ellas, localizada en el norteño polo industrial de Monterrey, ocurrió una masacre un día antes de la llegada de Francisco, con saldo de 49 muertos, desatada por una riña entre pandillas rivales de narcotraficantes.

    El Papa se despide de México al atardecer de este miércoles en Juárez, que en 2010 y 2011 llegó a ser la ciudad más violenta del mundo, ha sufrido la pérdida de 10.000 vidas desde que el expresidente mexicano Felipe Calderón (2006-2012) lanzó la guerra frontal contra el narcotráfico, y hay oficialmente unas 3.000 mujeres desaparecidas o víctimas de feminicidios entre migrantes, trabajadoras explotadas en las fábricas de maquilas, y esclavizadas en la trata de personas y las redes de prostitución.

    Además:

    Papa Francisco visitó a niños enfermos de cáncer en México
    Francisco se reúne en privado con sus colegas jesuitas en México
    Papa critica la riqueza, la vanidad y el orgullo ante 350.000 católicos en México
    Etiquetas:
    prisioneros, prisión, Papa Francisco, México
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik