17:51 GMT +326 Febrero 2017
En directo
    Mauricio Macri, presidente de Argentina, inspecciona los territorios inundados en alrededores de la ciudad de Concordia

    Macri de vacaciones, a dos semanas de asumir la Presidencia

    © REUTERS/ Argentine Presidency
    América Latina
    URL corto
    Patricia Lee Wynne
    0 43854

    Mauricio Macri, el nuevo presidente argentino, se encuentra de vacaciones desde el 24 de diciembre, apenas dos semanas después de asumir la Presidencia, en medio de las peores inundaciones en 50 años y con más de 60000 personas sin luz en el conurbano bonaerense, debido a los cortes de energía.

    Macri eligió pasar Navidad y Año Nuevo en Villa la Angostura, una exclusiva localidad en la provincia de Neuquén, a 1600 kilómetros de Buenos Aires, en el barrio cerrado Cumelén, sobre el paradisíaco lago Nahuel Huapi.

    En Cumelén suelen descansar los reyes de Holanda, Guillermo y su esposa, la argentina Máxima Zorreguieta. El barrio, que cuenta con canchas de tenis, paddle, campo de golf, muelle propio y bosques de ensueño, ya era conocido de Juliana Awada, la Primera Dama, cuando estaba en pareja con el conde belga Bruno Laurent Barbier, padre de su primera hija, Valentina.

    También tienen casas, o alquilan en Cumelén, algunas de las más aristocráticas familias argentinas, como Carlos Miguens, ex CEO de la cervecería Quilmes, la familia Mitre, dueña del diario La Nación, la familia Blaquier, del ingenio Ledesma, y Nicolás Caputo, el empresario constructor que es el íntimo amigo de Macri.

    VISITA DE NAVIDAD

    Опубликовано Mauricio Macri 23 декабря 2015 г.

    El conocido periodista Jorge Fontevecchia, director de Perfil en Buenos Aires, escribió un duro artículo de opinión sobre el tema: "Irse de vacaciones diez días a dos semanas de haber asumido es la mejor síntesis de su relación (de Macri) con el esfuerzo. Sus vacaciones en este momento son tan sorprendentes que hay analistas que las atribuyen a un mensaje premeditado de calma y tranquilidad desde el poder, como si dijera: ‘Está todo muy bien, no tengan miedo, sigan consumiendo, no va a haber ningún ajuste'".

    Fontevecchia se muestra sorprendido por la tolerancia social y mediática con las vacaciones de Macri, en medio de las mayores inundaciones en cincuenta años en varias provincias, y cuando las altas temperaturas del verano provocaron cortes de energía en la ciudad de Buenos Aires y en el conurbano, que afectaron, el 29 de diciembre, a más de 60.000 personas.

    Fontevechhia recuerda en su artículo críticas anteriores realizadas a Macri cuando era Jefe de Gobierno de la ciudad de Buenos Aires: "Macri tiene fama de ausentarse recurrentemente, al punto que la revista Noticias de otro fin de año, el de 2006, hizo una tapa de Macri titulada ‘El candidato haragán', porque se había ido de vacaciones en medio de una convulsión social".

    Esta vez, Macri interrumpió sus vacaciones por un rato, el domingo 27 de diciembre, para visitar a los inundados en Concordia, provincia de Entre Ríos, una de las más afectadas, pero volvió rápidamente a su refugio de Cumelén.

    Otros presidentes latinoamericanos no interrumpen casi su trabajo: el boliviano Evo Morales no tiene previsto irse de vacaciones. En 2011, se tomó cinco días en diciembre para visitar la ciudad peruana de Cuzco y Machu Picchu con sus hijos Eva Liz y Álvaro según informa la agencia EFE. Tampoco el presidente peruano Ollanta Humala ni el ecuatoriano Rafael Correa tomarán vacaciones. En Colombia, el descanso del presidente Juan Manuel Santos es secreto.

    El uruguayo Tabaré Vázquez recibirá el Año Nuevo junto a su familia en un lugar del que tampoco se ha informado, y el paraguayo Horacio Cartés pasará con su familia en su residencia privada en Asunción.

    Las presidentas Dilma Rousseff de Brasil y Michelle Bachelet de Chile han pasado un año muy complicado. Bachelet dijo que 2015 era "el peor año" de sus dos mandatos y festejará el fin de este mal año en Cerro Castillo, al sur del país.

    Rousseff, que enfrenta la amenaza de juicio político en medio de una grave crisis política y económica, pasó la Navidad en la ciudad de Porto Alegre con su familia, pues su hija, Paula Rousseff de Araújo está por tener un hijo, pero el lunes ya estaba en su despacho de Brasilia.


    LA OPINIÓN DEL AUTOR NO COINCIDE NECESARIAMENTE CON LA DE SPUTNIK

    Les invitamos a comentar la publicación en nuestra página de Facebook o nuestro canal de Twitter.

    Además:

    Preocupación en Sudamérica por las políticas aperturistas de Macri
    Latinoamérica no cambiará tanto con Macri
    Etiquetas:
    Mauricio Macri, Argentina
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik