En directo
    A group of young migrants from Honduras and El Salvador who crossed the U.S.-Mexico border illegally as they are stopped in Granjeno, Texas

    Trata de personas es una esclavitud oculta en la migración, dice experto

    © AP Photo/ Eric Gay
    América Latina
    URL corto
    Inmigración ilegal en Estados Unidos (76)
    0 623 0 0

    La trata de personas, de la cual son víctimas sobre todo mujeres jóvenes y adolescentes, es una forma de esclavitud que muchas veces permanece oculta en el fenómeno global de la migración, dijo este viernes a Sputnik Nóvosti, el experto Óscar Castro Soto.

    “Hay varios tipos de reclutamiento en las rutas de los migrantes que cruzan México hacia EEUU desde el punto de vista del perpetrador: hay muchas trampas, como las engañan, las enganchan, las mantienen esclavizadas bajo coacción”, explica el experto, quien dirigió cuatro años el Observatorio Latinoamericano sobre Trata y Tráfico de Personas (ObservaLAtrata), de 2010 a 2013.

    Existen diferentes momentos en los cuales las víctimas pueden entrar o salir del ciclo de la trata de personas, explica el académico y activista humanitario, quien se doctoró con una investigación de campo en Centroamérica y el sur del país latinoamericano, que este día se ha sumado con diversos actos al Día Mundial del Migrante.

    Por ejemplo, en el pueblo de Tenancingo, en el central estado de Tlaxcala, el FBI encontró redes de pornografía infantil, con niñas y jovencitas engañadas a través del enamoramiento por proxenetas, que las embarazan o se casan con ellas para enganchar en la prostitución e incluso llevarlas a EEUU.

    Otra forma de atrapar a las víctimas es mediante la necesidad de trabajo: “sobre todo entre la chicas que buscan trabajo doméstico, entre quienes los traficantes buscan características fenotípicas para vender a las mujeres”.

    TRETAS DE LA TRATA

    Un punto de “reclutamiento” está reconocido en la ciudad mexicana de Tapachula, fronteriza con Guatemala: las redes de traficantes de personas buscan allí a sus víctimas, para después ofrecerles trabajos de la última escala, como trabajadoras domésticas, mozas en los bares y todo tipo de labores rudas o de limpieza.

    Los mafiosos se pueden presentar como empleadores, traficantes de migrantes o simples "coyotes" (intermediarios), con ofertas de viaje y trabajo en EEUU en una casa, en un bar, en la industria o en trabajo agrícola, como los campos de hortalizas de California, que son reales.

    Las redes de reclutadores utilizan todo tipo de engaños para atrapar a mujeres y hombres jóvenes para ser explotados, explica el investigador.

    Cada año cientos de miles de personas parten desde Centroamérica y pasan por las manos de las redes de “coyotes”: los comprometen, les pagan el viaje, les retiene los documentos y las explotan laboral o sexualmente con chantajes y coacción, o finalmente las venden: “como sea se trata de un trabajo esclavo”, enfatiza.

    Una vez que las personas sin recursos son coaccionadas y sometidas, deben trabajar para pagar el viaje, la estancia, la alimentación, “así quedan atrapadas y enroladas”.

    Algunas veces, una misma familia maneja el negocio, pero la mayoría de las veces se trata de redes conformadas por varias subredes: una red las recluta, otra mafia las traslada, otra las explota o las entrega al crimen organizado para los secuestros.

    “Otras veces –explica Castro-, son otras secuestradas que sirven de carnada para atrapar a más centroamericanos, se hacen pasar por viajeros para ser anzuelos, sicarios o enganchadores bajo amenazas de muerte”.

    ¿ME VENDES UNOS MIGRANTES?

    Castro dirigió durante cinco años junto con sacerdotes católicos el albergue La Sagrada Familia de Tlaxcala, en la Ruta del Migrantes en el altiplano central del país.

    “Allí recogimos testimonios de gente ligada a las bandas de traficantes, que llegaba al albergue para  comprar migrantes, es decir a pedir que les vendiéramos personas en tránsito”, relata Castro: “Al padre Ramiro Zárate, fundador del albergue y a mí, llegaron a ofrecernos tarifas, sobre todo si había grupos”.

    Los precios ofrecidos reflejan el valor de la vida en esos caminos oscuros de México a lo largo de la ruta del tren de carga apodado La Bestia: por el secuestro de una persona piden de 5 a  10.000 pesos (unos 600 dólares), si es en grupo, por una docena ofrecen 50.000 a 100.000 pesos (hasta 6.000  dólares).

    “Es el escaso valor de la vida, y por eso les cuesta liberarse, porque la vida vale menos y el coyote gana menos que eso, se lleva solo una pequeña tajada por el enganche, ganan más con la esclavitud”, puntualiza.

    Un trabajo de campo arrojó que en algunas ocasiones, grupos de migrantes con hasta 45 o 50 mujeres localizados en la frontera con Guatemala — monitoreados para saber el destino de las jóvenes: “tres o cuatro días después, el grupo llegaba al altiplano, en Tlaxcala o Puebla, y entre ellos ya solo cinco o seis mujeres”, relata Castro

    El resto había desaparecido en el camino: varias veces a las mujeres usan como moneda de cambio con otras redes del crimen organizado.

    Por el carácter irregular de la mayor parte de la migración en tránsito por México hacia EEUU, resulta difícil conocer con certeza el número de personas migrantes que cruzan el país cada año.

    Mientras que algunas organizaciones de la sociedad civil consideran cifras de entre 300.000 y 400.000 personas  el Centro de Estudios Migratorios de la Unidad de Política Migratoria de la Secretaría de Gobernación (Interior) estimaba que en 2012 un flujo de 110.000 migrantes recorre el país con destino a EEUU.

    Otro dato oficial retrata la dimensión del flujo: en los primeros ocho meses de 2015, México deportó a más de 107.000 personas provenientes de Centroamérica mientras que más de 46.000 fueron deportadas desde EEUU, de acuerdo con cifras oficiales citadas por el ACNUR.

    Tema:
    Inmigración ilegal en Estados Unidos (76)

    Además:

    "La criminalidad en Latinoamérica no justifica la emigración ilegal a EEUU"
    Madres buscan a sus hijos desaparecidos en ruta de migrantes en México
    Aumento de migrantes detenidos en EEUU es temporal, según exrelator de ONU
    Etiquetas:
    trata de personas, migración, América Latina, EEUU
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik