En directo
    Un aviso ruso para la Armada Argentina

    “Incierto futuro” de cuatro barcos rusos comprados por Argentina

    © Flickr/ gacetamarinera
    América Latina
    URL corto
    0 4511

    Los cuatro barcos rusos adquiridos por el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner, que llegaron al puerto de Buenos Aires el 5 de diciembre, tendrían un “futuro incierto” con el nuevo gobierno del presidente Mauricio Macri, según el diario La Nación.

    La compra de los buques, por un precio mayor de 10 millones de dólares, según el diario, había sido objetada por el nuevo ministro de Defensa, Julio Mártínez, cuando todavía era miembro de la Cámara de Diputados.

    "No son buques polares ni rompehielos, y menos aún avisos multipropósitos ni patrulladores oceánicos. No tienen velocidad para patrullar, navegan a 10 nudos (18,52 kilómetros por hora), contra los 16 o 20 nudos que navega cualquier buque de los que actualmente navegan el Atlántico Sur. Además, no cuentan con armamento y sus motores consumen mucho gasoil", dijo en ese momento el diputado Martínez.

    Ahora como ministro, Martínez deberá definir qué uso dará la Armada a los barcos.

    Sin embargo, los oficiales de la Armada están contentos con los barcos, según reporta La Nación.  "Las inspecciones de nuestros ingenieros y almirantes en Rusia fueron muy satisfactorias. Salieron a navegar y probaron todos los equipos. Se cumplieron los protocolos. Los cuatro barcos están operativos, navegaron hasta Buenos Aires con una velocidad promedio de 12 nudos, y cualquiera puede ir a la Antártida. Tienen por delante una vida útil de 25 años", dijo el vocero de la fuerza.

    Los barcos fueron bautizados con nombres referidos a las Malvinas: Puerto Argentino, Islas Malvinas, Estrecho de San Carlos y Bahía Agradable. El primero se destinará a la Base Naval de Puerto Belgrano, en la ciudad de Bahía Blanca, 600 kilómetros al sur de Buenos Aires, el segundo a la ciudad de Ushuaia, 3000 kilómetros al sur, y los dos últimos a la ciudad de Mar del Plata, a 400 kilómetros de la capital argentina.

    El entonces ministro Agustín Rossi recibió las naves el 5 de diciembre, acompañado por el jefe de la Armada, almirante Gastón Fernando Erice. Las definió como buques tipo aviso, con capacidad polar y consideró que "aumentarán la capacidad operativa" y brindarán mayor seguridad que los buques desafectados, de los años 40, porque "son más modernos y económicos".

    Los barcos serán utilizados para el remolque de buques o submarinos hundidos, para el sostén logístico de las campañas antárticas, actividades en el litoral marítimo atlántico y fluvial y apoyo a la comunidad con atención sanitaria.

    Etiquetas:
    Armada de Argentina, Argentina, Rusia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik