04:05 GMT +313 Noviembre 2018
En directo
    Dilma Rousseff, presidenta de Brasil

    La caída de Rousseff podría provocar un efecto dominó en Latinoamérica

    © AFP 2018 / Evaristo Sa
    América Latina
    URL corto
    0 1825

    La ofensiva del movimiento partidario de una moción de censura ('impeachment') contra la presidenta Dilma Rousseff en el Congreso Nacional de Brasil por parte de los partidos de la oposición ha llevado a que los partidos de la alianza de Gobierno se movilicen contra la vuelta del "golpismo" a la política brasileña.

    En declaraciones a Sputnik, la presidenta del Partido Comunista de Brasil (PCdoB) y diputada encargada de entregar la carta de apoyo a la presidenta Rousseff en el Congreso Nacional, Luciana Santos, alertó que "la derecha de Brasil y de otros países de América Latina están empleando los efectos de la crisis económica mundial para lanzar una ofensiva sin precedentes que en el caso de Brasil han llevado a una grave crisis política".

    En su opinión, estos sectores "no han aceptado el resultado legítimo de las elecciones presidenciales y los 54 millones de votos que obtuvo la presidenta Rousseff" y añadió que "el argumento de emplear el 'impeachment' contra la presidenta es totalmente inconstitucional y un intento de golpe ya que, a diferencia de los que ocurrió con el expresidente Collor en 1992, no existe ningún tipo de acusación jurídica contra ella".

    Por otra parte, la líder comunista advirtió que "si el golpismo triunfase en Brasil y Rousseff abandonase el cargo, algo catastrófico, se produciría un efecto dominó en otros países de América Latina que luchan por mantener en pie sus proyectos sociales a través de los Gobiernos de izquierdas", en referencia a los Gobiernos de Venezuela, Bolivia y Ecuador, a la vez que recordó la importancia del petróleo para entender el acoso que estarían sufriendo ambos países.

    "Uno de los proyectos principales de la oposición, el PLS 13/2015, pretende acabar con el régimen de explotación del petróleo del presal y la obligación de que Petrobras participe del 30 por ciento de todas las concesiones en la región", explicó para, acto seguido, relacionar ese interés con el interés de las grandes compañías petrolíferas de Estados Unidos (Exxon Mobil y Chevron) de acceder libremente a unas reservas de al menos 176.000 millones de barriles de petróleo y gas recuperable.

    Según Santos, "existen evidencias suficientes que indican que el espionaje norteamericano de la NSA sobre la presidente Rousseff tuvo como unos de sus objetivos el obtener informaciones en el área del petróleo brasileño".

    Por ello, la diputada propuso "la necesidad de crear un Frente Amplio que incluya todos los partidos aliados y los movimientos sociales para evitar que estas estrategias contrarias a la voluntad popular tomen forma".

    Con tono firme, la líder del PCdoB, uno de los seis partidos que componen el Gobierno de Brasil, instó a todos los sectores de izquierdas del país a participar en la manifestación del próximo 3 de octubre: "El próximo 3 de octubre, fecha del aniversario de la elección de Dilma Rousseff y de la creación de Petrobras, saldremos a las calles para demostrar que los intentos no democráticos en Brasil no se producirán sin una reacción firme del pueblo brasileño acorde al tamaño de la agresión".

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik

    Además:

    Rousseff ataca a quienes “quieren el desastre para Brasil”
    Hablar de impeachment a Rousseff es “prender fuego” al país, según presidente del Senado
    “Dilma caerá, es inevitable”, dice el opositor MBL
    El vicepresidente de Brasil afirma que Rousseff no podrá mantenerse en el gobierno
    Etiquetas:
    ExxonMobil, impeachment, Partido Comunista de Brasil (PCdoB), Congreso Nacional de Brasil, Chevron, NSA, Petrobras, Luciana Santos, Dilma Rousseff, Ecuador, Venezuela, Bolivia, Brasil