En directo
    América Latina

    Liberada la Reina del Pacífico, novia de los capos del narco mexicano y colombiano

    América Latina
    URL corto
    0 10

    La narcotraficante mexicana Sandra Ávila Beltrán, 54 años, conocida como la Reina del Pacífico por su singular belleza y cercanía a los más altos capos del narco en México, fue liberada la noche del sábado tras casi ocho años en prisiones de México y EEUU, informó el Consejo de la Judicatura Federal.

    Su salida de una cárcel de alta seguridad en Nayarit (650 km al oeste) se produjo al ser anulada la última sentencia por lavado de dinero, debido a que había sido juzgada por el mismo delito en EEUU.

    La acusación más importante que enfrentó fue por un cargamento de 10 toneladas de cocaína confiscadas en diciembre de 2001, en un buque interceptado en las costas de Pacífico mexicano, como operadora financiera del Cártel del Pacífico, comandado por dos de sus famosos coterráneos: los capos sinaloenses Joaquín Guzmán alias El Chapo, e Ismael Zambada, enredados con el tráfico de cocaína colombiana.

    Perseguida durante años por la agencia antidrogas de EEUU (DEA), enlistada como sobrina de Ángel Félix Gallardo, el mayor capo del narcotráfico mexicano en los años 80, fotografiada en fiestas de la mafia, Sandra fue arrestada el 28 de febrero de 2007 junto con su novio, el narcotraficante colombiano Diego Espinosa, apodado El Tigre, en un restaurante de la Ciudad de México.

    La atractiva mujer, cuyos dos maridos habían muerto asesinados en pugnas mafiosas, se volvió una bomba mediática por su actitud altiva ante la prensa y los centenares de joyas que le incautaron, semejante a personajes literarios como la novela 'La Reina del Sur' del escritor y corresponsal de guerra español Arturo Pérez-Reverte, llevada a las pantallas como telenovela.

    La fama por los negocios de su familia de Sinaloa, cuando el narcotráfico no era perseguido por Ejército a sangre y fuego como ahora, en la época en que los capos convivían con cierto glamour con el poder político mexicano, la sinaloense se convirtió en "la Reina del Pacífico" cuando fue apresada.

    Siendo joven, Sandra conoció a célebres capos como su tío, Rafael Caro Quintero, sus primos lejanos, los hermanos Beltrán Leyva, Ismael Zambada, alias El Mayo, y Joaquín Guzmán, El Chapo, de su natal Sinaloa.

    Su detención ocurrió en los primeros meses de la controvertida "guerra contra el narco", inesperada y declarada en 2007 por el expresidente Felipe Calderón (2007-2012), quien la utilizó como un éxito de su campaña, saldada con más de 80.000 muertos.

    Cinco años después, fue extraditada a finales de 2012 a EEUU por tráfico de cocaína; ella se declaró culpable de complicidad con su novio colombiano, enlace de cártel de Sinaloa con traficantes colombianos, y fue condenada a seis años de prisión.

    A la condena en EEUU le fueron descontados sus años previos en cárceles; fue deportada a México en agosto de 2013, vuelta a procesar por lavado de dinero y, ahora, liberada con el argumento de que no puede ser juzgada dos veces por el mismo delito.

    Etiquetas:
    Sandra Ávila Beltrán, EEUU, México
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik