En directo
    Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC)

    Cuba en rol estelar de la III cumbre de Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños

    © REUTERS / Kim Kyung-Hoon
    América Latina
    URL corto
    0 10

    Cuba se perfila para un papel estelar en la III Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC), inaugurada este miércoles, tras el espaldarazo unánime de sus socios por el deshielo de sus relaciones diplomáticas con EEUU rotas en 1961.

    Una de las declaraciones más esperadas que firmarán los mandatarios en su cita del 28 y 29 de enero, es la que condena al bloqueo comercial y económico unilateral a la isla socialista impuesto desde principios de los años 60 por EEUU, país que no forma parte del espacio político más importante de los países latinoamericanos y caribeños.

    "Sólo el tiempo nos ha permitido comprender que es en el respeto a nuestra propia diversidad y pluralidad (…) encontramos finalmente la unidad que tanto añorábamos", dijo el presidente anfitrión, Luis Guillermo Solís, al inaugurar la Cumbre.

    El más nuevo espacio de política gubernamental nacido en 2010, heredero del Grupo de Río de los años 80 —creado para promover la paz en Centroamérica en los años de la Guerra Fría-, ha logrado un consenso para que los mandatarios otorguen su apoyo abierto al presidente cubano Raúl Castro, quien en un gesto simbólico fue el primero en llegar a la cita en Costa Rica.

    En la declaración negociada por los cancilleres en la víspera "se condena el bloqueo unilateral contra el Gobierno cubano", adelantó en conferencia de prensa el Vicecanciller de Costa Rica, Alejandro Solano.

    Al mismo tiempo, los países de la CELAC "hacen un llamado, una especie de espaldarazo al presidente (Barck Obama), para que continúe con las medidas administrativas que está impulsando, para que haya una pronta normalización en las relaciones entre EEUU y Cuba", añadió el diplomático costarricense.

    La aprobación de la declaración habría estimulado el adelanto del viaje del mandatario cubano Raúl Castro, 83 años, quien tomó por sorpresa a toda la prensa y a los propios anfitriones, al ser el primero en llegar un día antes de que comenzaran los trabajos de la cita regional, convocada con el tema central del combate a la pobreza.

    Cuba y EEUU al tope de la agenda

    Cuba y EEUU revelaron una negociación secreta el 17 de diciembre del año pasado para normalizar sus relaciones para acabar con una era de medio siglo de conflictos bilaterales; y el 21 de enero, Obama pidió al Congreso de EEUU levantar el embargo comercial sobre Cuba, contra voluntad del opositor Partido Republicano, que controla el poder Legislativo estadounidense.

    Площадь Революции в Гаване, под которой, по утверждениям СМИ, находится бункер, где проходит лечение Уго Чавес.
    © Sputnik / Alexandr Solovsky

    El presidente de Panamá, Juan Carlos Varela, también ha sido otro de los primeros en llegar a la cita, empeñado en que los presidentes Castro y Obama acepten su cabildeo con vistas a realizar un encuentro histórico en la próxima Cumbre de las Américas de en abril, a la cual ambos mandatarios están invitados, mientras el país centroamericano será el anfitrión.

    En ese clima de optimismo hacia una nueva era en las relaciones del espacio regional con EEUU, con una región que muestra una identidad más definida y relanzada, las ausencias más notables de los 33 países invitados apuntan a los países que viven agudas crisis políticas internas: como Argentina, México y Perú.

    La presidenta Cristina Fernández de Kirchner, y sus colegas Enrique Peña y Ollanta Humala, batallan con crisis políticas internas que los colocan como los presidentes más impopulares en sus países, según los sondeos.

    El espacio dedicado a la negociación política regional para encarar focos de crisis en la región, al estilo del Grupo de Río, se consolidó en reuniones en Cancún y Caracas en 2010 y 2011, y la primera cumbre anual fue celebrada en Chile en enero de 2013, y la siguiente se celebró hace un año en La Habana, en 2014.

    En ese clima de optimismo y consenso diplomático, el tema central de la III Cumbre de la CELAC podría ensombrecer los ánimos: la pobreza dejo de caer en América Latina y sigue estancada en 28% desde el 2012 y 2013, reveló esta semana la Comisión Económica para América Latina (CEPAL).

    Eso significa que el desafío de la Cumbre son los 167 millones de personas de los casi 590 millones de habitantes que viven en la pobreza, junto a un mar de riqueza de pocos, en la región más desigual del mundo.

    Además:

    Normalización de las relaciones entre Cuba y EEUU
    El petróleo, posible tema de discusión entre Maduro y Peña en la cumbre de la CELAC
    Etiquetas:
    CELAC, EEUU, América Latina, Cuba
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik