En directo
    América del Norte
    URL corto
    0 50
    Síguenos en

    WASHINGTON (Sputnik) — La pandemia de COVID-19 dejó en evidencia las inequidades en perjuicio de las comunidades negras en EEUU durante 2020, informó la organización Human Rights Watch (HRW) en su reporte anual.

    "El impacto enormemente desproporcionado de la pandemia de COVID-19 en las comunidades negras, morenas y nativas americanas, además de las disparidades de larga data en los ámbitos de la salud, la educación y la situación económica, puso en evidencia los duraderos efectos de las leyes y políticas del pasado abiertamente racistas y los continuos obstáculos a la igualdad", señala HRW en el informe.

    Para la organización, la pandemia de COVID-19 ha tenido un "impacto desproporcionado" en las minorías raciales y étnicas, en especial las comunidades negras, latinas y nativas americanas, "que enfrentaron un mayor riesgo de infección, gravedad de la enfermedad y muerte por el virus, así como significativos impactos económicos".

    "Estas disparidades están vinculadas a desigualdades de larga data en los resultados sanitarios y en el acceso a la atención médica, la educación, el empleo y la situación económica", agrega el texto.

    Asimismo, la organización ve con preocupación:

    • la pérdida de salarios o empleos;
    • la reducción de la cobertura de salud;
    • el acceso reducido a otros bienes y servicios esenciales por parte de la población afroestadounidense.
    "Las personas de color, en particular las mujeres y los inmigrantes, continuaron estando sobrerrepresentadas en trabajos de servicios de bajos salarios, agravando su vulnerabilidad", señala el informe.

    El texto agrega que "muchas personas", en especial de los sectores de la agricultura y la producción de alimentos, tuvieron que hacer frente a "condiciones laborales inseguras que desencadenaron brotes" de COVID-19.

    Sistema legal penal

    El asesinato del afroestadounidense George Floyd a manos de un policía, ocurrido en mayo, y otras muertes de personas negras causadas por efectivos policiales, así las posteriores protestas masivas en repudio a esos hechos, son el foco del capítulo sobre EEUU del informe anual de HRW.

    "En lugar de abordar los problemas de pobreza o salud que contribuyen a la delincuencia, muchas jurisdicciones de EEUU insistieron en una vigilancia policial agresiva en comunidades pobres y minoritarias, alimentando un círculo vicioso de encarcelamiento y violencia policial", señala el reporte.

    Si bien ningún organismo gubernamental rastrea las muertes causadas por la policía, la base de datos del diario Washington Post ha documentado alrededor de mil asesinatos por tiroteos en cada uno de los últimos cinco años, revelando importantes disparidades raciales.

    "EEUU continúa teniendo la tasa de encarcelamiento más alta del mundo. En 2020 había aproximadamente 2,3 millones de personas encarceladas. Hay alrededor de 10 millones de ingresos en las cárceles cada año. Según los datos de 2017-18, alrededor de 4,4% de la población adulta de EEUU estaba en libertad condicional o bajo fianza", agrega el informe.

    En este sentido, la propia organización informó en agosto pasado que las violaciones de la libertad condicional y la libertad bajo fianza en EEUU están aumentando la población en las cárceles y los centros penitenciarios.

    Etiquetas:
    discriminación, EEUU, racismo
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook